,

Reflexiones sobre la plaga que afecta los olivos del Sur de Italia

2 de julio 2015

Noticias alarmantes sobre la plaga de olivos de Italia. En la Puglia, en el sur de Italia, los olivos de miles de hectáreas se mueren y el fenómeno se expande desde hace un par de años hacia el norte.

Oliveres  by Víctor Fernández Salinas (CC-BY-20)

Olivos by Víctor Fernández Salinas (CC-BY-20)

Las hojas se vuelven amarillas, marrones y finalmente caen, después lo hacen las ramas. La causa podría ser la bacteria Xylella fastidiosa, que es transmite por insectos que se alimentan de fluidos o mastican las hojas y que puede afectar a otras especies de árboles (Quercus, Citrus, almendros, melocotoneros, vid, etc.), la Puglia produce el 40% del aceite italiano. Xylella es endémica en Costa Rica, Brasil y California. Habría llegado con plantas ornamentales de Costa Rica. Hasta ahora, no se ha hecho gran cosa, aunque el marzo se hablaba de cortar un millón de olivos para hacer una barrera a la expansión. Hay mucha resistencia por parte de los agricultores a que se arranquen olivos y aparecen teorías de que la plaga fue introducida por los investigadores de varios institutos de Bari e incluso hay demandas en curso, parece que con escaso fundamento. Algunos expertos creen que la bacteria es sólo una infección secundaria, después de una de fúngica que sería fácil de curar. Todo ello, parecen ser más bien fruto de intentos de retrasar las dolorosas medidas profilácticas que caldrien. L’Institut Agronómico Mediterráneo de Bari es el principal centro sobre el que recaen las acusaciones, y también lo que dispone ahora de una financiación de 2 millones de euros para el estudio del problema.

Hasta ahora parece que sólo surgen teorías como intentos de retrasar las dolorosas medidas profilácticas que serían necesarios

La noticia es mala pues por dos razones: que la plaga sigue avanzando y es un peligro considerable para la agricultura europea (los viñedos podrían ser también víctimas) y que cuando se buscan culpables, porque no se ha dejado hacer lo que era necesario, la caza de brujas puede fácilmente ser dirigida contra un elemento relativamente débil del sistema, los investigadores. Es necesario que tomemos nota. Y quiero hacer constar que la situación recuerda bastante la que describe Alessandro Manzoni en la novela que “crea” el italiano moderno, y promesas sposi: Con motivo de una plaga de peste cerca de Milán, se pide cerrar las puertas de la ciudad, pero los comerciantes se oponen para no ver mermar el negocio. La plaga llega y mata a tres cuartas partes de la población. Entonces, alguien dice que ha visto un tipo que pintaban las paredes con una sustancia extraña. Cuelgan unos cuantos desgraciados y los verdaderos responsables (los que quedan vivos) se entregan de la ira del pueblo. Nada nuevo, por tanto.

, , , ,

Profesor emérito de Ecología de la UAB. Investigador del CREAF en temas de ecología de la vegetación. También ha trabajado en educación ambiental. Miembro del Institut d'Estudis Catalans.
Artículos relacionados
La reverencia por la Naturaleza: unas reflexiones sobre Spinoza, algunos místicos y Margalef
16 de octubre 2020Jaume Terradas
El reto
24 de septiembre 2020J.Luis Ordóñez
CENTRE: Un verano diferente
10 de septiembre 2020Enrique Doblas Miranda
Evolución y ecología en una perspectiva constructivista
8 de septiembre 2020Jaume Terradas
CENTRE: La nueva
27 de agosto 2020Enrique Doblas Miranda

Follow CREAF on: