Las 10 claves sobre ciencia del clima en 2020, por 57 investigadores internacionales

28 de enero 2021

El informe sobre el clima 2020 lo ha presentado la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC), Patricia Espinosa. Es anual desde 2017 y se dirije a la comunidad científico-política internacional. El único representante del Estado español es el ecólogo Josep Peñuelas, investigador del CSIC en el CREAF.

Las 10 claves sobre ciencia del clima de 2020, seleccionadas por 57 investigadores destacados de todo el mundo

El impacto del cambio climático es el aspecto más destacado del informe, que amenaza con ser tan abrupto y de gran alcance en los próximos años como la actual pandemia. Imagen: Dominio público.

El documento es resultado de la colaboración entre Future Earth, la Earth League y el World Climate Research Programme (WCRP). El impacto del cambio climático es el aspecto más destacado, que amenaza con ser tan abrupto y de gran alcance en los próximos años como la actual pandemia. El documento aborda desde la mejora de los modelos que revelan la necesidad de reducir drásticamente las emisiones para cumplir el Acuerdo de París, hasta el creciente uso de los litigios sobre derechos humanos para catalizar la acción climática. Asimismo, el informe también señala factores de riesgo crecientes, como las emisiones del permafrost que actualmente no se tienen en cuenta, la preocupación por el debilitamiento de la absorción de carbono en los ecosistemas terrestres y los impactos del cambio climático en el agua dulce y la salud mental.

“Esta serie es una parte fundamental de nuestra misión de hacer llegar los últimos conocimientos científicos a los responsables de la toma de decisiones, para ayudar a acelerar las transiciones hacia la sostenibilidad”, afirma Wendy Broadgate –directora de Future Earth, en Suecia. “El empeoramiento de los incendios forestales, la intensificación de las tormentas e incluso la actual pandemia son señales de que nuestra relación con la naturaleza se está deteriorando, con consecuencias mortales”.

Si bien se confirma la continua amplificación de los principales impactos ambientales, el trabajo también señala las oportunidades que surgen de los nuevos conocimientos sobre la economía y la gobernanza del cambio climático. El año 2021 será crítico para actuar si el mundo quiere alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y preservar el nicho climático crítico de la humanidad.

Josep Peñuelas, investigador del CSIC en el CREAF, es el único representante de España de entre los 57 científicos de 21 países que han recopilado los 10 claves sobre el clima del año 2020. El informe se realiza anualmente desde de 2017 y está dirigido a la comunidad científico política internacional.

Se estima que los costes de inversión en 2020-2024 para cumplir el Acuerdo de París sólo suponen aproximadamente la mitad de los paquetes de estímulo post-pandemia por Covid19 que se han anunciado hasta ahora. Sin embargo, el informe señala que los gobiernos no están aprovechando la oportunidad que suponen los acontecimientos actuales para un cambio positivo. Por ejemplo, los gobiernos del G20 están destinando un 60% más a actividades basadas en los combustibles fósiles que a inversiones sostenibles.

Detlef Stammer –presidente del Comité Científico Conjunto del Programa Mundial de Investigaciones Climáticas y profesor de la Universidad de Hamburgo– apunta que “para hacer frente al futuro cambio climático necesitamos un conocimiento detallado sobre el funcionamiento del sistema climático, y hay que desarrollar información regional y local procesable y sus impactos”.

Las 10 claves sobre ciencia del clima en 2020:

1. Una mejor comprensión de la sensibilidad de la Tierra al CO2 refuerza el apoyo a una ambiciosa reducción de las emisiones para cumplir con el Acuerdo de París. Conocemos mejor la sensibilidad del clima al dióxido de carbono (cuánto aumenta la temperatura con un determinado aumento de las emisiones) e que la reducción de emisiones moderadas tiene menos probabilidades de cumplir los objetivos climáticos de París de lo que se ha anticipado.

2. Es probable que las emisiones procedentes del deshielo del permafrost sean peores de lo previsto. Las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del permafrost serán mayores que las anteriores debido a procesos de deshielo abrupto, que aún no se incluyen en los modelos climáticos globales.

3. Los bosques tropicales pueden haber alcanzado el máximo de captación de carbono. Los ecosistemas terrestres absorben actualmente el 30% de las emisiones humanas de CO2 debido al efecto de fertilización del CO2 en las plantas. La deforestación de los bosques tropicales del mundo está haciendo que éstos se estabilicen como sumideros de carbono.

4. El cambio climático agravará gravemente la crisis del agua. Nuevos estudios empíricos muestran que el cambio climático ya está provocando fenómenos de precipitación extrema (inundaciones y sequías) y estos escenarios extremos provocan a su vez crisis de agua. El impacto de estas crisis hídricas son muy desiguales, causado por la desigualdad de género, de ingresos y sociopolítica.

5. El cambio climático puede afectar profundamente nuestra salud mental. Los riesgos en cascada contribuyen a la ansiedad y la angustia. La promoción y conservación de los espacios azules y verdes dentro de las políticas de planificación urbana, así como la protección de los ecosistemas y la biodiversidad en los entornos naturales, tienen beneficios para la salud y proporcionan resiliencia.

6. Los gobiernos no están aprovechando la oportunidad de una recuperación verde del COVID-19. Los gobiernos de todo el mundo están movilizando más de 12 billones de dólares para la recuperación de la pandemia por Covid19. A modo de comparación, las inversiones anuales necesarias para una trayectoria de emisiones compatible con París se estiman en 1,4 billones de dólares.

7. La Covid19 y el cambio climático demuestran la necesidad de un nuevo contrato social. La pandemia ha puesto de manifiesto las deficiencias de los gobiernos y de las instituciones internacionales para hacer frente a los riesgos transfronterizos.

8. El estímulo económico centrado principalmente en el crecimiento pondría en peligro el Acuerdo de París. Una estrategia de recuperación Covid19 basada en el crecimiento primero y la sostenibilidad segundo es probable que fracase el Acuerdo de París.

9. La electrificación en las ciudades es fundamental para las transiciones justas de sostenibilidad. La electrificación urbana puede entenderse como una forma sostenible de reducir la pobreza. Se podría proporcionar a más de 1.000 millones de personas tipos modernos de energía, pero también como una forma de sustituir los servicios existentes con energía limpia, que mitiga el cambio climático y la contaminación.

10. Acudir a los tribunales para defender los derechos humanos puede ser una acción climática esencial. Mediante los litigios sobre el clima, la comprensión jurídica de quién o qué es un titular de derechos se está ampliando para incluir a las generaciones futuras y a la naturaleza, así como a quién puede representarlos en los tribunales.

La relevancia de estos 10 puntos la explica Peter Schlosser –vicepresidente y vicerrector del Laboratorio de Futuros Globales Julie Ann Wrigley de la Universidad Estatal de Arizona y copresidente de la Liga de la Tierra. “Es fundamental informar el proceso de toma de decisiones para la acción inmediata, dada la urgencia de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de eliminar el carbono de la atmósfera para evitar el sobrecalentamiento de nuestro planeta”.

“Todo nuestro mundo está afectado por la crisis climática y cada continente, país, ciudad y pueblo depende de lo bien que gestionemos los sumideros naturales de carbono de la Tierra: eso es lo que demuestran las abrumadoras pruebas científicas”, afirma Johan Rockström, copresidente de la Liga de la Tierra y copresidente del Comité Asesor de Future Earth. “Todos compartimos el mismo pequeño planeta y hay límites planetarios, no podemos confiar en que la naturaleza nos mantenga si nosotros no apoyamos a la naturaleza. No hay más que ver los estresados bosques tropicales que tan convenientemente han estado absorbiendo enormes cantidades de CO2, pero que ahora podrían llegar a un pico y declinar. De todas estas percepciones científicas, debería surgir una percepción política: si queremos tener una oportunidad de estabilizar nuestro clima, por el bien de nuestra propia seguridad, la última oportunidad de reducir los gases de efecto invernadero es ahora”.

, , , , , , , , ,

Periodista con interés en la comunicación y el marketing digital, hilos conductores de mi experiencia en estrategias de comunicación corporativa, creación de contenidos, gestión de redes sociales y campañas, gabinete de prensa, formación de portavoz, comunicación de crisis y reputación y marca. Me he involucrado en iniciativas de divulgación sobre el medio natural, las energías renovables, la tecnología, el territorio y su gestión con criterios ambientales para empresas, universidades, administración pública y consultoría.
Artículos relacionados
,
¿Qué es la agricultura regenerativa?
16 de octubre 2021Ángela Justamante
, ,
¿Cómo afecta el cambio climático a la viña?
13 de octubre 2021CREAF
,
El CREAF despega con el satélite Landsat-9
7 de octubre 2021CREAF
Cultivar cereales y leguminosas de forma conjunta aumenta la producción agrícola y la captación neta de CO2
7 de octubre 2021CREAF
Es un hecho, perdemos biodiversidad: ¿actuamos?
6 de octubre 2021CREAF

Follow CREAF on: