,

Planificar cómo conectar el territorio a escala europea es mucho más eficiente que hacerlo cada país por su cuenta

16 de marzo 2020

Según un estudio liderado por el CTFC donde ha colaborado el CREAF, planificar una infraestructura verde que conecte los espacios naturales a gran escala hace más viable mantener al mismo tiempo la biodiversidad y los servicios ambientales que nos da la naturaleza. El estudio pide más instrumentos políticos para poder apoyar esta idea.

Infraestructura verda. Foto: CTFC

Infraestructura verde. Foto: CTFC

La Unión Europea y los órganos internacionales como IPBES son conscientes de que mantener al mismo tiempo la biodiversidad y los servicios ambientales que nos da la naturaleza es una tarea contradictoria, a menudo, difícil. Por ello, apuestan por crear paisajes que puedan cumplir más de una sola función. Son los llamados paisajes multifuncionales. En estos paisajes pueden convivir, por ejemplo, áreas naturales protegidas conectadas con zonas semi naturales, creando lo que se llaman infraestructuras verdes.

Ahora, un estudio científico liderado por el Centro de Ciencia y Tecnología Forestal y por el CREAF demuestra que es mucho más eficiente planificar estos paisajes que funcionan como infraestructura verde a una escala europea que hacerlo a una escala de país, donde cada uno planifique por su cuenta. Si se planifica una red que conecte áreas protegidas a nivel continental, se pueden cumplir los objetivos de conservación de biodiversidad y mantener los servicios ambientales con menos territorio. El equipo investigador ha evaluado mediante un software informático dos escenarios alternativos para crear esta infraestructura verde: un escenario basado en la Unión Europea, donde se planifica la red a una escala continental, y otro escenario basado en cada país miembro. Ambos casos persiguen los mismos objetivos, por un lado, evitar la pérdida de biodiversidad cubriendo una amplia distribución de especies y hábitats, y por otro, garantizar el suministro de cinco servicios ecosistémicos: retener carbono, evitar la erosión del suelo, retener agua, potenciar la polinización y oportunidades de recreo.

Si se planifica una red que conecte áreas protegidas a nivel continental, se pueden cumplir los objetivos de conservación de biodiversidad y mantener los servicios ambientales con menos territorio.

En las simulaciones que han llevado a cabo han comprobado que en el caso de hacerlo a escala de país pueden quedar comprometidos algunos servicios ambientales, por ejemplo, el mantenimiento de la capacidad de sumidero de carbono que llevan a cabo los bosques. El estudio demuestra que si la futura red de infraestructuras verdes de la Unión Europea se hace de forma colaborativa, entre países, tendremos muchas ventajas. Por este motivo piden instrumentos políticos más sólidos que apoyen la creación y la gestión de esta red.

Virgilio Hermoso, autor del artículo e investigador del CTFC, explica que se trata de “hacer encajar las piezas de un territorio con si fueran un rompecabezas de tal que manera que se alcancen todos los objetivos ya la vez se minimicen los posibles impactos “. El estudio también cuenta con la participación de investigadores del CREAF y del CSIC y se publica en la revista científica Landscape and Urban Planning.

Components potencials d'na infraestructura verda. Font: Unió Europea.

Componentes potenciales de una infraestructura verde. Fuente: Unió Europea.

Prioridad en la estrategia catalana

Hasta ahora, el único ejercicio de planificación de estas características se había llevado a cabo a pequeña escala en un estudio publicado en 2019 en la revista Science of the Total Environment. En este artículo, investigadores del CTFC, el CREAF y la Universidad de Lleida (UdL), utilizaron el mismo software para definir y priorizar diferentes zonas de gestión que se adaptaran a las necesidades de una red de infraestructuras verdes en Cataluña.

Ambos estudios se enmarcan en un contexto político y social favorable, ya que la estrategia del patrimonio natural y la biodiversidad de Cataluña, aprobada por el Gobierno de la Generalitat en 2018, contempla en sus principios rectores “incorporar la infraestructura verde en la planificación territorial, superar la fragmentación de hábitats y conservar y restaurar la conectividad ecológica “.

Referencias:

Hermoso, V., Morán-Ordóñez, A., Lanzas, M., Brotons, L. (2020) Designing a network of green infrastructure for the EU. Landscape and Urban Planning 196 103732

Lanzas, M., Hermoso, V., de-Miguel, S., Bota, G., & Brotons, L. L. (2019). Designing a network of Green Infrastructure to enhance the conservation value of protected areas and maintain ecosystem services. Science of the Total Environment, 651, 541–550.

, , , , , ,

El CREAF es un centro de investigación que genera conocimientos y soluciones innovadoras en ecología terrestre para ayudar a la sociedad a mitigar los efectos del Cambio Global, crear planes de adaptación y aumentar la capacidad de resiliencia de los ecosistemas naturales.
Artículos relacionados
Más bosques para el Green Deal: la restauración pasiva de los bosques como una potencial alternativa de gestión
7 de enero 2021CREAF
Enrique Doblas interviene como perito especializado en un debate sobre justicia y políticas de protección socio ambiental en Brasil
30 de diciembre 2020Adriana Clivillé
Participamos en Europabon, el proyecto de observación de la biodiversidad al servicio de políticas públicas europeas
28 de diciembre 2020Adriana Clivillé
,
El Prismàtic lanza un ciclo de seminarios virtuals dirigidos a la gestión del medio natural
22 de diciembre 2020Verónica Couto Antelo
Los nanoplásticos alteran el microbioma intestinal y pueden afectar la salud de los organismos acuáticos y la humana
21 de diciembre 2020Anna Ramon Revilla

Follow CREAF on: