, ,

Comienza Clearing House, un proyecto que quiere llenar de árboles y bosques diez ciudades europeas y chinas, entre ellas, Barcelona

4 de octubre 2019

Un grupo de 10 ciudades y regiones urbanas europeas y chinas se están preparando seriamente para hacerse más y más verdes.

Fotos del encuentro de presentación en Bonn.

Fotos del encuentro de presentación en Bonn.

Clearing House tiene por objetivo conocer en profundidad los árboles y los bosques que encontramos en las zonas urbanas, mejorar su su gestión y potenciar su presencia en las ciudades. De hecho, el Instituto Forestal Europeo (EFI), un referente en la temática, es el coordinador de Clearing House. El proyecto se llevará a cabo entre 26 socios que representan universidades de prestigio, institutos nacionales de investigación, organizaciones sin ánimo de lucro internacionales y nacionales, pymes o jardines botánicos, entre otros.

A nivel europeo participarán en el proyecto Barcelona, ​​Bruselas, Gelsenkirchen, Cracovia y Leipzig-Halle. Sus experiencias se compartirán y se compararán con las de Beijing, Hangzhou, Hong Kong-Guangzhou-Shenzhen, Huaibei y Xiamen en China.

“Desde el CREAF estamos muy convencidos de que es importante contar con la participación de la sociedad en el CLEARING HOUSE. Y que no sólo cubra las organizaciones institucionales y multiplicadores, sino también la sociedad en un sentido más amplio. Queremos poner especial énfasis en entender las percepciones y demandas de la gente en relación con los árboles y los bosques e intentar fomentar la implicación de las mujeres, grupos menos privilegiados y escuelas. Por ejemplo, queremos desarrollar un paquete educacional para llegar a los estudiantes y sus maestras. En este sentido, el marco del proyecto estará particularmente ligado a los retos de justicia socio-ambiental y de género” explica la ecóloga del CREAF y participante del proyecto, Corina Basnou.

Photo by Biel Morro on Unsplash

Photo by Biel Morro on Unsplash

 

Mejorando los ecosistemas forestales de las ciudades durante cuatro años

Durante los próximos cuatro años, los socios aportarán datos y crearán herramientas para favorecer la rehabilitación, la reconexión y la restauración de los ecosistemas forestales urbanos. Se tratará de estudiar los motores sociales, económicos y políticos que afectan a los bosques urbanos, además de explorar modelos de negocio sostenibles para facilitar su gestión y su desarrollo.

Los coordinadores del proyecto están convencidos de que de que los bosques y los árboles urbanos son una solución a muchos de los retos sociales que se dan en las grandes ciudades. En este sentido, cada ciudad participante tiene sus propios retos que pretende atacar durante el proyecto, ya sea reducir la contaminación del aire; mitigar las ondas de calor; restaurar antiguos yacimientos mineros; potenciar la captación y la calidad del agua; aumentar el atractivo de la ciudad, las oportunidades de recreo al aire libre y la conexión de la naturaleza; o regenerar áreas urbanas, entre otros. Además, los socios del proyecto desarrollarán una aplicación digital de referencia donde se puedan consultar directrices para ayudar al diseño y gestión de los bosques urbanos.

Foto de grup de la trobada a Bonn, on apareixen Corina Basnou i Joan Pino del CREAF.

Foto de grupo del encuentro en Bonn, donde aparecen Corina Basnou y Joan Pino del CREAF.

“El proyecto quiere dar visibilidad a los múltiples beneficios que los árboles y los bosques urbanos proporcionan a la sociedad que vive en las ciudades. A su vez quiere demostrar que existen medidas de gestión rentables que pueden ayudar a afrontar retos sociales claves”, comenta Rik De Vreese, experto en silvicultura urbana a EFI y coordinador del proyecto. “Personalmente espero ver muchos más árboles en nuestras ciudades y ciudades”.

El profesor Wang Cheng de la Academia Forestal China explica que “lo que se pretende hacer con este proyecto es muy importante. Hay masas construcciones artificiales dentro de las ciudades y el papel de los árboles y los bosques urbanos es vital”.

Ambos esperan que el proyecto permita el intercambio de conocimientos entre los socios europeos y chinos. Si bien las ciudades europeas tienen más experiencia en la silvicultura urbana, las ciudades chinas están aplicando enfoques innovadores en este campo. Como tal, la cooperación internacional será un aspecto clave para cada etapa del proyecto.

Si desea obtener más información sobre CLEARING HOUSE, visite www.clearinghouseproject.eu (disponible en enero).

, , , , , , , , , , ,

Anna Ramon Revilla
Responsable de comunicación en el CREAF. Soy licenciada en Biología por la UAB y Máster en Comunicación Científica y Ambiental por la UPF. Apasionada de la comunicación corporativa con más de 7 años de experiencia en el sector de la I + D + i en temas ambientales. Desde el año 2011 conduzco la estrategia de comunicación del CREAF.
Artículos relacionados
La ciencia ciudadana es una fuente de datos para monitorizar los objetivos de desarrollo sostenible
11 de octubre 2019Ángela Justamante
,
Los bosques nuevos crecen más pero son más sensibles al cambio climático
9 de octubre 2019Anna Ramon Revilla
,
Life-Polyfarming propone un cambio de modelo agroalimentario totalmente sostenible
8 de octubre 2019Ángela Justamante
El CREAF consigue la acreditación ‘Severo Ochoa’
7 de octubre 2019CREAF
¿Estamos a tiempo de detener el cambio climático?
4 de octubre 2019CREAF

Follow CREAF on: