Copernicus, un programa que toma el pulso a la Tierra en tiempo real

25 de junio 2019

El CREAF participa de varias maneras en el programa Copernicus. Descubre el expertise y las conexiones del CREAF con esta iniciativa europea coordinada por la Agencia Europea del Medio Ambiente.

Copernicus es una iniciativa europea que tiene por objetivo aglutinar datos de observación de la Tierra que permitan observar y hacer el seguimiento del planeta en tiempo real. El programa proporciona datos y servicios de información de forma gratuita sobre muchas áreas de aplicación y lo hace gracias a una gran variedad de tecnologías que van, desde los satélites en el espacio hasta los sistemas de medida en tierra, mar y aire.

La iniciativa, coordinada por la Agencia Europea del Medio Ambiente, se apoya en cuatro pilares:

  1. El componente espacial (observaciones por satélites y otras bases terrestres de la tierra, la atmósfera y los océanos)
  2. Las medidas in-situ (datos terrestres y aerotransportadas que recolectan redes de informaciones sobre los océanos, la superficie de los continentes y la atmósfera)
  3. La armonización y la normalización de los datos
  4. Los servicios para los usuarios.

El programa Copernicus se nutre de una familia de satélites llamados Sentinel, propiedad de la Unión Europea y desarrollados para satisfacer las necesidades de los servicios Copernicus y de sus usuarios. Copernicus también se apoya en infraestructuras espaciales ya existentes conocidas como “misiones participantes“. Estas misiones proporcionan datos satelitars de muy alta resolución, como es en el caso de la gestión de situaciones de emergencia o de seguridad.

La información que se recoge en Copernicus se comparte de forma gratuita y abierta a todos los potenciales usuarios.

Copernicus también ofrece servicios que transforman los datos de satélite e in situ en información de valor añadido gracias al procesamiento y el análisis, a su integración con otras fuentes, y la validación de los resultados. Las series de datos que se remontan años y décadas atrás se pueden consultar y comparar, lo que garantiza el seguimiento y la detección de cambios en las tendencias. Se examinan los patrones y se utilizan para obtener mejores previsiones, por ejemplo, del océano y de la atmósfera. Estas actividades de valor añadido han organizado en torno a seis ejes temáticos de servicios Copernicus:

  1. Vigilancia atmosférica
  2. Vigilancia marina
  3. Vigilancia terrestre
  4. Cambio climático
  5. Gestión de emergéncias
  6. Seguridad

Copernicus es crucial para apoyar la toma de decisiones. Estos datos ayudan a preparar las leyes y acuerdos nacionales, europeas e internacionales sobre el medio ambiente (incluido el cambio climático) y supervisar la puesta en práctica y el éxito de las medidas legislativas.

El CREAF dentro de la Copernicus academy

Desde 2019 el CREAF, a través del grupo de investigación GRUMETS (UAB-CREAF) forma parte de la Copernicus Academy. Esto representa un sello de calidad y la conexión con otros centros e instituciones de educación, tanto de la UE como de fuera, con las autoridades y proveedores de servicios del programa, con el fin de incrementar la investigación colaborativa y potenciar la formación , como el caso del Máster Oficial en teledetección y SIG y los Cursos de MiraMon.

El CREAF y Copernicus trabajan juntos para describir el clima pasado, presente y futuro

El CREAF ya hace unos años que colabora con el Copernicus Climate Change Service para obtener datos de las variables climáticas terrestres esenciales. Estas variables son los datos de referencia escogidas para hacer el seguimiento de los impactos del cambio climático sobre los ecosistemas terrestres. En concreto, Aleixandre Verger, del CREAF, está trabajando en los algoritmos que permiten obtener dos de estas variables, el Leaf Area Index – LAI y el Fraction of Photosynthetically Active Radiation Absorbed by vegetation – FAPAR.

Matemáticas para vigilar a tiempo real la superficie terrestre

El Copernicus Global Land Service es el componente de Copernicus que garantiza una vigilancia sistemática global de la superficie terrestre de la Tierra. El CREAF participa como socio en un consorcio europeo que tiene como objetivo apoyar este servicio. Para hacerlo, producen y entregan datos puntualmente sobre las variables biogeofísicas globales. Además, las complementan con series temporales a largo plazo a partir de datos satelitares de resolución espacial moderada y baja. Estos productos se utilizan para controlar la vegetación, el ciclo del agua y el intercambio de energía. Al igual que con el Copernicus Climate Change Service, Aleixandre Verger, investigador del CREAF, lidera el desarrollo y la evolución de los algoritmos que permiten estimar el Índice de Área Foliar (LAI), es decir, el área de hojas por unidad de superficie, la fracción Radiación fotosintéticamente Activa Absorbida por la vegetación (FAPAR por sus siglas en inglés), la fracción de cobertura vegetal (FCoV por sus siglas en inglés) y las recuperaciones fenológicas.

copernicus2

Los datos abiertos del Copernicus Open Acces Hub permiten al CREAF contribuir o liderar varios estudios

Grumets es usuario regular del Copernicus Open Access Hub. Las imágenes de los satélites Sentinel son de libre acceso y gratuitas para todos los usuarios, y a través de este hub se puede acceder a las imágenes y descargarlas de forma cómoda. El CREAF extrae imágenes de la constelación Sentinel para aplicarlas a varios proyectos de investigación como HRLandCover, el ECOPotential, el ACAP y los recientemente concedidos BestMap y NewForLand. Al mismo tiempo, el equipo que trabaja en estos proyectos ha comenzado a experimentar con una evolución del servidor y navegador de imágenes SatCat por imágenes Sentinel 2 Level 2A que está disponible en datacube.uab.cat en fase beta.

 

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Anna Ramon Revilla
Responsable de comunicación en el CREAF. Soy licenciada en Biología por la UAB y Máster en Comunicación Científica y Ambiental por la UPF. Apasionada de la comunicación corporativa con más de 7 años de experiencia en el sector de la I + D + i en temas ambientales. Desde el año 2011 conduzco la estrategia de comunicación del CREAF.
Artículos relacionados
“Una planta recibe un promedio de 26 polinizadores diferentes” explica Jordi Bosch en el Quèquicom de TV3
12 de noviembre 2019Verónica Couto Antelo
, , ,
¡La plataforma de conocimiento Prismàtic cumple tres años!
11 de noviembre 2019Verónica Couto Antelo
,
La ciudadanía se mueve para adaptar las cuencas de la Tordera y el río Serpis a los impactos del cambio global
6 de noviembre 2019CREAF
Tener un cerebro grande puede acelerar la formación de nuevas especies
5 de noviembre 2019Anna Ramon Revilla
Nuevo impulso para aumentar la presencia del CREAF en la esfera europea del sector forestal
4 de noviembre 2019Verónica Couto Antelo

Follow CREAF on: