,

Imbalance-P situa el desequilibrio de nutrientes en la agenda mundial

20 de junio 2021

El mundo avanza hacia una modelización climática más precisa, una formulación de políticas más equitativa y una producción de alimentos más sostenible, gracias a Imbalance-P, con Josep Peñuelas, Michael Obersteiner, Ivan Janssens and Philippe Ciais.

ImbalanceP. Imagen: European Research Council

Josep Peñuelas, Michael Obersteiner, Ivan Janssens y Philippe Ciais, los investigadores europeos a cargo del proyecto Imbalance-P. Imagen: European Research Council

Este proyecto interdisciplinario European Research Council (ERC) Synergy Synergy ha permitido el trabajo conjunto entre cuatro científicos especializados en diversidad de ecosistemas, biogeoquímica, modelización de la Tierra y economía de los recursos: Josep Peñuelas, del CREAF y del CSIC, Ivan Janssens de la Universidad de Ambetes; Philippe Ciais, del Laboratoire des Sciences du Climat et de l’Environnement , y Michael Obersteiner, del International Institute for Applied Systems Analysis.

Gracias a Imbalance-P, el desequilibrio de nutrientes está ahora firmemente incluido en la agenda mundial y sus resultados ya influyen en la comunidad científica y política mundial. Los frutos de una intensa y sinérgica colaboración entre los cuatro destacados investigadores europeos son los impresionantes resultados: se han publicado más de 500 artículos, muchos de ellos en Science y Nature.

El proyecto aborada el impacto sobre el cambio climático, la biodiversidad, la seguridad alimentaria e incluso sobre la geopolítica del desequilibrio entre la disponibilidad de fósforo, carbono y nitrógeno en el mundo.

En su trabajo, los cuatro científicos se concentran en el impacto sobre el cambio climático, la biodiversidad, la seguridad alimentaria e incluso sobre la geopolítica que provoca el desequilibrio entre la disponibilidad de fosforo, carbono y nitrógeno. Entre estos elementos esenciales para la vida, la disponibilidad de carbono y de nitrógeno aumenta rápidamente en la mayor parte del mundo, pero la del fósforo no lo hace y es, por tanto, un recurso finito.

Frenar la pérdida de biodiversidad

Uno de los resultados más evidentes del proyecto Imbalance-P es que se han demostrado vías viables para frenar la pérdida de biodiversidad. Para ello, se han incluido datos sobre el ciclo de los nutrientes en relación con el funcionamiento de los ecosistemas en 9 modelos de biodiversidad. “La inclusión de la dimensión de los nutrientes en los modelos climáticos es especialmente importante para los países con mucha vegetación, como Rusia o Brasil”, según explica Obersteiner, “y hemos demostrado que es factible hacerlo”. Asimismo, se han mejorado y desarrollado modelos del sistema terrestre con más detalle que nunca, parametrizando los componentes de los ciclos de los tres nutrientes, a partir de datos de diferentes ecosistemas en Europa, América, Groenlandia, África y Asia.

Los nuevos Modelos del Sistema Tierra desarrollados permiten ahora evaluar en profundidad las posibilidades de producción biofísica optimizada para alimentar a una sociedad humana global cada vez más numerosa y exigente. Además, estos modelos permiten computar miles de nuevos escenarios globales del sistema Tierra que contemplan diferentes estrategias de gestión global, lo que potencialmente informará el desarrollo de un nuevo conjunto de objetivos del sistema Tierra basados en la ciencia.

Josep Peñuelas

“Este trabajo ERC Synergy nos ha permitido aprender mucho unos de otros. Así es como se consigue una ciencia de vanguardiaa”.

JOSEP PEÑUELAS, investigador del CREAF y del CSIC.

A lo largo de los dos últimos años, los cuatro científicos han combinado sus conocimientos y han despertado a la comunidad científica sobre lo que los desequilibrios de nutrientes pueden significar para nuestro planeta y para nuestra especie. “Este trabajo ERC Synergy nos ha permitido aprender mucho unos de otros. Así es como se consigue una ciencia de vanguardia”, afirma Josep Peñuelas.

Peñuelas, Ciais, Janssens y Obersteiner han cerrado de forma global el ciclo del fósforo y han generado un nuevo conocimiento integrado de los impactos de los desequilibrios de carbono, nitrógeno y fósforo en la diversidad y la función de los ecosistemas naturales, el clima, la agricultura y la sociedad. Las respuestas de la vida, la sociedad y el sistema de la Tierra están estrechamente interconectadas, pero hasta ahora se han considerado en su mayor parte en una investigación monodisciplinar fragmentada.

, , , , , , , , , , , ,

Soy becaria de comunicación internacional en el CREAF desde mayo hasta julio de 2021. Como licenciada en Geografía Humana, realizaré un máster en Estudios Globales a partir de otoño. Antes he colaborado con un think tank con sede en Berlín (Alemania) vinculado a Estudios de China y he hecho voluntariado en Kerala (India) durante 8 meses.
Artículos relacionados
,
La Ricarda, ¿el último tornillo del delta del Llobregat?
20 de septiembre 2021Verónica Couto Antelo
, ,
Año complicado para los bosques de Cataluña
16 de septiembre 2021Pau Guzmán
,
Alba Anadon Rosell, una mirada amable con un discurso contundente
14 de septiembre 2021Adriana Clivillé
Supervisar el NO₂ atmosférico permite predecir si el confinamiento es eficaz contra una pandemia
16 de agosto 2021Adriana Clivillé
Las especies de abejas con cerebros más grandes aprenden mejor
16 de agosto 2021Anna Ramon Revilla

Follow CREAF on: