La sociedad tiene un papel clave en la gestión de las cuencas fluviales

9 de febrero 2016

El proyecto ‘BeWater’, coordinado por el CREAF, hace público su primer policy brief, un informe resumen donde se explica a los actores implicados el contexto, objetivos y trayectoria del proyecto. En éste se destaca la transversalidad de instituciones y participantes, y el papel clave que debe tener la sociedad en la adaptación de las cuencas fluviales al cambio global.

Rierol de muntanya. Autor: Enric Badosa

Riachuelo de montaña. Autor: Enric Badosa

La gestión de los recursos hídricos se plantea como un problema capital agravado por los impactos del cambio climático, especialmente en la región mediterránea. Por eso es muy necesario, destaca el informe titulado Planning for climate change: Society as a key player in river basin adaptation, desarrollar planes de adaptación concretos para cada una de las cuencas fluviales. Para ello, es necesario que todas las partes interesadas trabajen coordinadamente, a escala local y regional, para crear la conciencia necesaria para hacer frente a este reto. De hecho, la participación de la ciudadanía en el desarrollo de las estrategias de gestión es fundamental.

Hasta ahora, se ha tenido poco en cuenta los efectos del cambio climático sobre las cuencas de los ríos. Estas son unidades biogeográficas de gran complejidad donde confluyen una gran cantidad de intereses. El proyecto ‘BeWater’ responde esta necesidad y pretende dar soluciones a los problemas hídricos ocasionados por el cambio global. Para llevar a cabo este proyecto, hay que —ya desde el primer momento y siempre con una metodología científica clara— implicar a todo aquél que pueda tener un interés: la sociedad; grupos de interés como agricultores, empresarios…; expertos y responsables políticos.

En Catalunya, ‘BeWater’ tiene en marcha un plan de adaptación para la cuenca de la Tordera. La iniciativa ya ha sido destacada como ejemplo de buen proyecto de ciencia ciudadana. Además del caso catalán, el ‘BeWater Project’ también evalúa y propone planes de adaptación para tres ríos más del Mediterráneo, uno en Eslovenia, uno en Túnez y uno en Chipre.

, , ,

Albert Naya i Díaz
Fascinado por la singularidad de nuestra Tierra, he sido recientemente viajero por necesidad, y antes aprendiz de professor de Ciencias de instituto por vocación. Y aún antes, cuatro años de Biología Ambiental (2010-14) y cuatro más de Periodismo (2006-10), siempre en la UAB, que me han servido para ser técnico de comunicación al CREAF desde el 2 de diciembre de 2015.
Artículos relacionados
Tener un cerebro grande o criar muchas veces permite a las aves ser buenas urbanitas
26 de marzo 2020Anna Ramon Revilla
, , ,
Vídeo: El magnetismo entre la escuela Peramàs y el CREAF
24 de marzo 2020Verónica Couto Antelo
Año de tregua para los bosques de Catalunya
20 de marzo 2020Verónica Couto Antelo
¿Qué normas siguen las plantas que viven i crecen en los extremos?
19 de marzo 2020Anna Ramon Revilla
,
Sabadell impulsa el verde con la ayuda del CREAF
17 de marzo 2020Verónica Couto Antelo

Follow CREAF on: