,

Los satélites están sobrevalorando la capacidad de la vegetación de absorber CO2 de la atmosfera

1 de abril 2019

Los investigadores del CREAF, Benjamin Stocker y  Josep Peñuelas, publican en Natur Geoscience un artículo que relvela que los estudios sobre el impacto de las sequías que se basan en datos satelitales no tienen en cuenta los efectos que conlleva la humedad del suelo

sequera_dades

Los satélites y sus sensores son extremadamente útiles para estudiar el cambio climático. Con ellos podemos saber si la vegetación de cualquier punto del planeta está creciendo rápido o lento, y predecir así su capacidad de retirar CO2 de la atmosfera y frenar el calentamiento global.

A pesar de esto, esta tecnología espacial tiene limitaciones. Recientemente, un equipo de investigadores liderados por Benjamin Stocker, investigador del CREAF y Josep Peñuelas, investigador del CSIC también en el CREAF, han comprobado que los datos satelitales que miden la actividad de las plantas subestiman el impacto de las sequias sobre la vegetación porque no tienen en cuenta los efectos directos de la baja humedad del suelo. En su artículo, publicado en Nature Geoscience, alertan que esto se debe a que el agua que hay en el suelo es clave para valorar el efecto de las sequías y que este dato ahora no se tiene en cuenta.

Según la humedad del suelo, las sequías tendrán un mayor o un menor impacto en las plantas y su capacidad de capturar CO2 se verá más o menos alterada.

Según la humedad del suelo, las sequías tendrán un mayor o un menor impacto en las plantas y su capacidad de capturar CO2 se verá más o menos alterada. “Hemos usado una red mundial de medidas de producción primaria de la vegetación que nos ha permitido identificar que si no tenemos en cuenta el papel clave de la humedad del suelo estamos sobrestimando aproximadamente un 15% de la producción primaria de las plantas”, comenta Josep Peñuelas.

Los científicos advierten que en este caso no basta con tomar datos sólo desde el cielo, hay que incluir la humedad del suelo, datos subterráneos que son claves para para entender y saber medir bien los efectos de las sequías extremas en nuestra vegetación, un fenómeno que va a ir en aumento por el cambio climático.

Stocker, B. D., Zscheischler, J., Keenan, T. F., Prentice, I. C., Seneviratne, S. I., & Peñuelas, J. Drought impacts on terrestrial primary production underestimated by satellite monitoring. Nature Geoscience. DOI: 10.1038/s41561-019-0318-6

, , , , , , , , , , ,

Anna Ramon Revilla
Responsable de comunicación en el CREAF. Soy licenciada en Biología por la UAB y Máster en Comunicación Científica y Ambiental por la UPF. Apasionada de la comunicación corporativa con más de 7 años de experiencia en el sector de la I + D + i en temas ambientales. Desde el año 2011 conduzco la estrategia de comunicación del CREAF.
Artículos relacionados
GRUMETS recibe el sello Copernicus Academy
22 de mayo 2019CREAF
Jaume Terradas, fundador del CREAF, recibe la Creu de Sant Jordi 2019
17 de mayo 2019Anna Ramon Revilla
Nace e-shape, un proyecto europeo para que Europa saque el máximo provecho de GEOSS
15 de mayo 2019Anna Ramon Revilla
El CREAF entra a formar parte de un equipo de trabajo europeo para impulsar la ética y la integridad en la investigación
10 de mayo 2019Anna Ramon Revilla
El CREAF participa en una nueva COST ACTION para mejorar el conocimiento de las especies exóticas a través de la ciencia ciudadana
10 de mayo 2019Anna Ramon Revilla

Follow CREAF on: