,

MENFRI ha supuesto un nuevo enfoque hacia una investigación para la innovación y el desarrollo sostenible

31 de enero 2017

El proyecto europeo MENFRI, liderado desde el CREAF, llegó a su fin durante el 2016. Su novedoso enfoque, centrado en la transmisión de conocimiento y la cooperación, ha abierto la puerta a nuevas oportunidades, entre ellas The NODE.

Participants en una de les trobades, a Tunísia. Font: MENFRI

Expertos participantes en uno de los encuentros, en la Universidad Hassan II (Marruecos). Autor: Isaac Lupiañez

En abril de 2013, la Red Mediterránea de Investigación e Innovación Forestal (MENFRI, por sus siglas en inglés) empezaba su andadura bajo el auspicio del 7º Programa Marco de la Comisión Europea (FP7). Enrique Doblas Miranda, investigador del CREAF, ha liderado durante todo este tiempo un equipo de socios de instituciones, universidades y empresas de la cuenca mediterránea. Durante los tres años en los que se ha desarrollado el proyecto, MENFRI ha conseguido potenciar el desarrollo sostenible y establecer una red de contactos sólida entre el sector forestal del norte y el sur del Mediterráneo.

“Como transición entre el FP7 y el actual Horizonte 2020, se creó el programa europeo con el objetivo explícito de investigar para innovar, y MENFRI nació bajo esa idea”, explica Enrique Doblas. La necesidad de transmitir y llevar a la práctica el conocimiento que el CREAF y otros centros de investigación tenían sobre ecología y gestión forestal fue lo que motivó a iniciar el proyecto. “Es parte de nuestra responsabilidad acercar el conocimiento a la gente, que entienda que los trabajos forestales son importantes”, añade Jordi Vayreda, investigador del CREAF y participante del proyecto.

Taller realitzat a Tunísia. Font: MENFRI

Taller y encuentro empresarial realizado en Túnez. Autor: Isaac Lupiañez

Un proyecto para dar soluciones a toda clase de necesidades

La singularidad de MENFRI se basa en el enfoque novedoso con el que se ideó y se ha ido desarrollando. En este proyecto los resultados no son tan palpables como en otros proyectos científicos más ortodoxos. No era su objetivo. MENFRI ha servido para ofrecer un gran abanico de servicios a gente vinculada con el sector forestal del Mediterráneo. Se han hecho cursos de formación gratuitos sobre Sistemas de Información Geográfica, cursos de gestión empresarial y de creación de nuevas empresas, talleres, seminarios y encuentros para potenciar los acuerdos y proyectos empresariales entre los dos lados del Mediterráneo.

“Nos hemos dado cuenta de que los propietarios forestales necesitan una guía de cómo dar salida a sus productos, especialmente en los países del Magreb. Allí hay gente que saca provecho del bosque pero no tiene formación empresarial y venden productos caros y costosos desde el punto de vista ecológico con muy poco beneficio para ellos y para el bosque”, explica Enrique Doblas. A lo que Vayreda añade que “cuando se les enseña cómo aprovechar bien los recursos y el dinero que pueden sacar es cuando realmente ven la necesidad de conservar y preocuparse el futuro de esos bosques”.

Tres homes tunisians en un instal·lació de creixement de plançons d'arbres. Autor: Isaak Lupiañez

Tres trabajadores en una instalación de crecimiento de árboles tunecina. Autor: Isaac Lupiañez

La cooperación y la colaboración han sido puntos fundamentales del proyecto

MENFRI se ha desarrollado gracias a la colaboración entre socios europeos y magrebíes. “No ha sido el típico proyecto de cooperación de yo te doy porque tú no tienes. Ha sido realmente un intercambio”, cuenta Doblas. Para el CREAF, MENFRI ha supuesto la posibilidad de establecer muchos contactos políticos con la Unión Europea y con países del Magreb como Marruecos, Túnez o Argelia. “Necesitamos ofrecer nuestro conocimiento, regalarlo, porque hay mucha gente que lo necesita. Deberíamos buscar más proyectos en esta línea”, afirma Doblas.

La colaboración con todos estos socios, a su vez, ha permitido al CREAF “acceder a nuevos sitios y hábitats donde experimentar, nos han enseñado tipos de empresas que ellos llevan años desarrollando con éxito, sobre todo empresas de recolección de productos no madereros, los productos de futuro en países mediterráneos”, explica Jordi Vayreda.

Un grup d'experts durant la seva visita a Catalunya. Autor: Isaak Lupiañez

Un grupo de expertos durante su visita a Cataluña. Autor: Isaac Lupiañez

Además, MENFRI también ha servido para establecer colaboraciones y sinergias con otros proyectos de enfoque parecido, aunque hacia temas como las energías renovables, la gestión del agua o la agricultura. “Hemos hecho acciones conjuntas con otros proyectos que también trabajaban en el Mediterráneo, porque vimos que, pese a ser temas diferentes, teníamos problemas muy similares. Establecimos unas alianzas muy provechosas que todavía funcionan”, dice Doblas.

En ese mismo sentido ha ido la colaboración con PEFC, un sistema de certificación forestal sostenible, desarrollado ya con éxito en países como España o Francia. “PEFC no tenía ninguna base en el Magreb. Nosotros les hemos ofrecido la oportunidad de establecer contactos en esta región y la posibilidad de que los gobiernos de allí desarrollen un programa con su sello de sostenibilidad”, explica Enrique Doblas. Paralelamente, PEFC “nos ha dado una imagen internacional muy buena y nos aseguraba el éxito de público en nuestros cursos”, añade.

Una dona marroquina treballant a casa seva. Autor: Isaak Lupiañez

Una mujer marroquí trabajando para una cooperativa local. Autor: Isaac Lupiañez

La gestión forestal y la transmisión de conocimiento son esenciales para la sociedad

“No podemos seguir pensado en conservar un bosque sin ni siquiera pisarlo, porque nosotros también formamos parte de ese ecosistema. Conservarlo sólo por amor a la naturaleza es una concepción ya anticuada”, afirma el responsable de MENFRI.

Para que la sociedad pueda comprender lo que se hace en centros como el CREAF es necesario que la investigación no se quede de puertas a dentro, la información tiene que estar disponible y ser comprensible. De este modo se podrá llegar a entender que la única manera de conservar efectivamente un bosque es gestionarlo correctamente y sacarle un provecho sostenible. Entonces es cuando la gente ve el interés que tiene conservarlo. “Es mucho más útil invertir en formar a la gente que vive del bosque que hacerlo para investigar cómo protegerlo intacto, especialmente si ese conocimiento no va a llegar a las personas que viven y dependen de él”, añade Doblas.

El 23% de la població rural de Tunísia depèn directament dels boscos. Autor: Isaal Lupiañez

Visita a un Grupo de Desarrollo Agrícola en Túnez. Autor: Isaac Lupiañez

The NODE, un salto más allá

MENFRI puso su punto y final con la conferencia que se hizo en el Parlamento Europeo el 16 de noviembre de 2016. Sin embargo, ya desde los inicios del proyecto, los socios de MENFRI vieron la necesidad de seguir trabajando en esa línea y seguir apostando por el desarrollo sostenible del sector forestal mediterráneo.

Paisatges de Tunísia on el projecte MENFRI hi ha pogut treballar. Autor: Isaak Lupiañez

El 23% de la población rural de Túnez depende directamente de los bosques. Autor: Isaac Lupiañez

Para ello, se ha creado The NODE, una plataforma de servicios multidisciplinar sin ánimo de lucro. Con este proyecto se quiere ayudar a los gobiernos locales y regionales a solucionar problemas de desarrollo sostenible, ofreciendo propuestas que contemplen a la vez soluciones de índole social, ecológica, política, logística… “Ofrecemos servicios a partir de las relaciones y conexiones que hemos establecido durante el desarrollo de MENFRI. Actuamos como un nodo, que en función de tus intereses y necesidades te pone directamente en contacto con las entidades apropiadas”, concluye Enrique Doblas, líder del proyecto.

MENFRI ha sido una iniciativa que, además de sus propios éxitos, ha proporcionado las bases para tejer una red de contactos y conexiones que The NODE aprovechará para ofrecer soluciones para un desarrollo sostenible de la cuenca mediterránea.

Vídeo explicativo del proceso, los resultados y las valoraciones del proyecto MENFRI

, , , , , , , , , , , , , ,

Albert Naya i Díaz
Fascinado por la singularidad de nuestra Tierra, he sido recientemente viajero por necesidad, y antes aprendiz de professor de Ciencias de instituto por vocación. Y aún antes, cuatro años de Biología Ambiental (2010-14) y cuatro más de Periodismo (2006-10), siempre en la UAB, que me han servido para ser técnico de comunicación al CREAF desde el 2 de diciembre de 2015.
Artículos relacionados
“No podremos eliminar los incendios del sistema mediterráneo. Lo que podemos hacer es decidir cómo queremos que sean, y aprender a convivir con el fuego”, Andrea Duane
29 de mayo 2019Ángela Justamante
La sequía es la principal culpable del declive de pájaros y mariposas en el mediterráneo
28 de mayo 2019Anna Ramon Revilla
Claves para identificar las diferentes especies de pinos, ¡infografía disponible!
27 de mayo 2019Ángela Justamante
GRUMETS recibe el sello Copernicus Academy
22 de mayo 2019CREAF
Jaume Terradas, fundador del CREAF, recibe la Creu de Sant Jordi 2019
17 de mayo 2019Anna Ramon Revilla

Follow CREAF on: