Nace un nuevo sistema de alerta del riesgo de aparición de arbovirus autóctonos como el Zika o el dengue

7 de junio 2018

El Servicio de Enfermedades Infecciosas de Vall d’Hebron está coordinando el desarrollo de un sistema de alerta del riesgo de aparición de arbovirus autóctonos como el Zika, el dengue o el chikungunya en Catalunya. Será la herramienta final resultante de la Plataforma Integral para el Control de Arbovirus en Catalunya (PICAT).

El Dr. Israel Molina de la Vall d'Hebrón

El Dr. Israel Molina de la Vall d’Hebrón

En el marco de un proyecto de investigación PERIS, el Servicio de Enfermedades Infecciosas de Vall d’Hebron lidera la creación de una plataforma informática de alerta para evaluar el riesgo de aparición de arbovirus autóctonos en Catalunya. Actualmente, estas enfermedades son importadas, es decir, los residentes en Catalunya que las sufren se infectan en otros países. Pero existe el riesgo de contagio en Catalunya a través de un vector artrópodo, como por ejemplo el mosquito común o el mosquito tigre, ya que pueden picar a una persona que se encuentra en periodo de transmisibilidad de un arbovirus y transmitirlo. Hay que tener en cuenta que los arbovirus son infecciones muy peligrosas para la salud, como es el caso del Zika, el dengue, el chikungunya o el virus del Nilo Occidental, en especial en población vulnerable como las gestantes o personas con la inmunidad deprimida. La creciente presencia del mosquito tigre en el área mediterránea lo convierte en la principal amenaza para que aparezcan arbovirus autóctonos en Catalunya.

Este sistema de alerta o motor de predicción será la herramienta final que resultará de la Plataforma Integral para el Control de Arbovirus en Catalunya (PICAT). Esta plataforma está integrada por diferentes organismos que aportan información relacionada con los arbovirus y el riesgo que se conviertan en autóctonos. De este modo, se quiere hacer un seguimiento estrechado de la presencia y evolución de estas patologías en Catalunya. Vall d’Hebron- Programa de Salud Internacional del Instituto Catalán de la Salud (PROSICS) lidera el PICAT con la colaboración de la Agencia de Salud Pública de Catalunya (ASPCAT); la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB); el Organismo de Salud Pública de la Diputación de Girona (Dipsalut); el Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria (IDIAPJGol); el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF), el Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) y la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA), que, con el impulso de la Obra Social “la Caixa”, aportan el proyecto de ciencia ciudadana Mosquito Alert; el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal); y el Consorcio de Políticas Ambientales de las Tierras del Ebro (COPATE), el Servicio de Control de Mosquitos de la Bahia de Roses y del Baix Ter y el Servicio de Control de Mosquitos del Consejo Comarcal del Baix Llobregat.

La mayor parte de estos organismos integran la Comisión Interinstitucional para la Prevención y el Control de Mosquitos Vectores en Catalunya, responsable de la vigilancia y control de los arbovirus en nuestro entorno. En el marco de esta Comisión se elaboró el Protocolo de Vigilancia y Control de las Arbovirus Transmitidos por Mosquitos en Catalunya, coordinado por el ASPCAT e implementado en nuestro territorio desde el año 2015.

Hoy en día, “el riesgo de los arbovirus se conviertan en autóctonos es bajo —explica el Dr. Israel Molina, coordinador de la Unidad de Medicina Tropical y Salud Internacional del Servicio de Enfermedades Infecciosas de Vall d’Hebron—, pero está aumentando debido a la creciente presencia del mosquito tigre y de casos importados de arbovirus debido al tráfico de viajeros entre Catalunya y las zonas endémicas”.

Un sistema de alerta para avanzarse en tiempo real al riesgo de arbovirus autóctonos

Como explica el Dr. Israel Molina, “con el PICAT queremos ir más allá del simple hecho de tener una foto fija de los arbovirus en Catalunya. Queremos avanzarnos y detectar, en tiempo real, el riesgo de que se conviertan en autóctonos”. Para conseguirlo es fundamental desarrollar un sistema de alerta, que se nutrirá de la información de los diferentes organismos implicados en el control de estas enfermedades y aprenderá a detectar el mencionado riesgo.

Reunió amb els membres de PICAT.

Reunió amb els membres de PICAT.

La información que actualmente integra el PICAT son datos relativos a los casos de arbovirus o sospecha de enfermedad, datos sobre el clima e información sobre la mayor o menor presencia del mosquito tigre en áreas concretas. La información en lo referente a la presencia de mosquito tigre proviene de los diferentes servicios de control de mosquitos y de los avisos hechos por la ciudadanía con la app Mosquito Alert. El futuro sistema de alerta tendrá como base la infraestructura del mapa de avisos ciudadanos del proyecto de ciencia ciudadana Mosquito Alert y las notificaciones, confirmaciones y estudio entomológico de los casos notificados en Catalunya en el marco de las actuaciones establecidas en el protocolo de vigilancia y la estrategia de control del mosquito tigre. El proyecto Mosquito Alert recoge fotografías de mosquitos tigre, de mosquitos de la fiebre amarilla y de sus lugares de cría en tiempo real hechos por la ciudadanía con la app.

Por lo tanto, el sistema de alerta que se está desarrollando se basará en un software que permitirá cruzar toda esta información y funcionará como un algoritmo para evaluar el riesgo de arbovirus autóctonos.  “Si, por ejemplo, en una área en concreto los médicos de Atención Primaria avisan de un aumento de casos de dengue, la ciudadanía alerta de la creciente presencia del mosquito tigre y los servicios de control de mosquitos corroboran esta presencia y señalan que se esperan lluvias que pueden favorecer la proliferación de los mosquitos, se disparará la alarma, puesto que se están produciendo las condiciones adecuadas porque los mosquitos piquen a las personas infectadas y aparezca dengue autóctono. Por lo tanto, actuaremos antes de que esto suceda”, añade el Dr. Israel Molina, que también es investigador del Grupo de Enfermedades Infecciosas de Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR).

El algoritmo, por lo tanto, será un sistema de alerta inteligente que aprenderá con los nuevos datos y la experiencia para ser cada vez más fiable, eficaz y rápido a la hora de evaluar el riesgo de aparición de arbovirus autóctonos. Este sistema pretende dar un apoyo informático de alerta de riesgo a las actuaciones de salud pública que ya se desarrollan en el marco del Protocolo de Prevención y Control de las Arbovirus Transmitidos por Mosquitos en Catalunya.

, , ,

Marina Torres Gibert
Tècnic en comunicació al CREAF. Sóc Biòloga Ambiental (UAB) i Màster en Comunicació Científica, Mèdica i Ambiental (UPF).
Artículos relacionados
,
La abeja gigante de la resina llega a Catalunya
19 de octubre 2018Albert Naya i Díaz
Alerta Forestal seguirá la expansión de la oruga del boj en los bosques de Catalunya
16 de octubre 2018Verónica Couto Antelo
, ,
Gestionar los bosques europeos no va a frenar el calentamiento global
11 de octubre 2018Anna Ramon Revilla
Mosquito Alert recibe el 1er premio de ‘Ciencia en Acción’ de materiales didácticos
9 de octubre 2018Albert Naya i Díaz
LiquenCity buscará 16 especies de líquenes para conocer la calidad del aire de Madrid y Barcelona
8 de octubre 2018Anna Ramon Revilla

Follow CREAF on: