Nuevas formas para encontrar nuevos usos a las plantas tradicionales

1 de mayo 2017

Un grupo de investigadores del Instituto Botánico de Barcelona, el CREAF, el CSIC y la UB plantean un nuevo método, la ‘convergencia etnobotánica’, para agrupar los usos similares de plantas de un mismo grupo y facilitar la identificación de nuevas aplicaciones de los productos naturales.

El cap d'ase (Lavandula stoechas) s'usa tradicionalment com a antisèptic, digestiu, antiespasmòdic, cicatritzant i antibacterià.

La lavanda (Lavandula stoechas) se usa tradicionalmente como antiséptico, digestivo, antiespasmódico, cicatrizante y antibacteriano.

La etnobotánica es una disciplina que estudia la relación entre las poblaciones humanas y su entorno vegetal. Muchas plantas son usadas por sus propiedades y utilidades, especialmente alimentarias y médicas. Un estudio publicado en la revisa Trends in Plant Science, en el que ha participado entre otros Josep Peñuelas (investigador del CSIC en el CREAF), plantea un nuevo método para aprovechar mejor más plantas y más propiedades de cada una de ellas, a la vez que potenciar la investigación y la conservación de biodiversidad vegetal.

La ‘convergencia etnobotánica‘ pretende aprovechar el conocimiento de las sociedades humanas para agrupar las plantas que tengan usos similares y detectar otros nuevos. A menudo, las plantas que presentan características similares entre ellas son las que también se utilizan con una finalidad similar. Estas coincidencias en usos y características pueden ser interpretadas desde un punto de vista de las relaciones evolutivas y de parentesco entre los diferentes grupos de plantas. De este modo, se deberían poder encontrar nuevos vegetales útiles para el bienestar humano.

Podéis leer más en esta entrada que han preparado desde la Universidad de Barcelona

ARTÍCULO

Garnatje T., Peñuelas J., Vallès J. (2017). “Ethnobotany, Phylogeny, and ‘Omics’ for Human Health and Food Security”. Trends in Plant Science, 22 (03), 187-191. DOI: 10.1016/j.tplants.2017.01.001

, , , , , , , ,

Albert Naya i Díaz
Fascinado por la singularidad de nuestra Tierra, he sido recientemente viajero por necesidad, y antes aprendiz de professor de Ciencias de instituto por vocación. Y aún antes, cuatro años de Biología Ambiental (2010-14) y cuatro más de Periodismo (2006-10), siempre en la UAB, que me han servido para ser técnico de comunicación al CREAF desde el 2 de diciembre de 2015.
Artículos relacionados
La ciencia ciudadana es una fuente de datos para monitorizar los objetivos de desarrollo sostenible
11 de octubre 2019Ángela Justamante
,
Los bosques nuevos crecen más pero son más sensibles al cambio climático
9 de octubre 2019Anna Ramon Revilla
,
Life-Polyfarming propone un cambio de modelo agroalimentario totalmente sostenible
8 de octubre 2019Ángela Justamante
El CREAF consigue la acreditación ‘Severo Ochoa’
7 de octubre 2019CREAF
¿Estamos a tiempo de detener el cambio climático?
4 de octubre 2019CREAF

Follow CREAF on: