La pesca puede alterar el comportamiento colectivo de los peces, con consecuencias ecológicas y socio-económicas

23 de julio 2021

La actividad pesquera disminuye la tendencia de los peces a formar bancos, una estrategia para minimizar el riesgo de depredación, adquirir recursos y transmitir información, según un estudio internacional liderado por el ICM-CSIC y el CREAF.

La pesca puede alterar el comportamiento colectivo de los peces, con consecuencias ecológicas y socio-económicas

Un estudio internacional liderado por el CREAF y el ICM-CSIC alerta sobre el comportamiento de los peces ante la pesca y su impacto en las dinámicas socioeconómicas. Imagen: Institut Català de la Recerca a la Governança del Mar (ICATMAR).

La actividad pesquera puede reducir la tendencia de los peces con valor comercial y recreativo a formar bancos, una estrategia que usan para minimizar el riesgo de depredación, adquirir recursos más fácilmente y transmitirse información de manera eficaz. Además, este nuevo comportamiento puede tener un gran impacto sobre la dinámica de las poblaciones de peces y, por tanto, sobre la actividad pesquera. Estas son las principales conclusiones del artículo Fisheries-induced changes of shoaling behaviour: mechanisms and potential consequences, publicado hoy en la revista Trends in Ecology and Evolution a partir del trabajo de un equipo interdisciplinar impulsado por el Institut de Ciències del Mar (ICM-CSIC) y el CREAF, en el que también ha intervenido activamente el Leibniz-Institute de Berlín.

Algunas de las especies cuyo comportamiento se ve más afectado por la actividad pesquera incluyen aquellas obligadas a agruparse para sobrevivir, como es el caso de los pequeños peces pelágicos. También los grandes depredadores como los atunes, que se desplazan y cazan en grupo. Esto es especialmente relevante dado que los pequeños pelágicos y los atunes desempeñan un papel fundamental en las redes tróficas marinas y sostienen gran parte de la pesca mundial.

De acuerdo con Valerio Sbragaglia, primer autor del artículo e investigador del ICM-CSIC, “el comportamiento de los peces juega un papel fundamental en la ecología de la pesca, aunque todavía no está bien integrado en las estrategias de conservación y gestión. Con nuestro trabajo queremos impulsar nuevos estudios que permitan entender mejor los mecanismos del cambio del comportamiento colectivo derivado de la pesca, para poder determinar las soluciones más eficientes para gestionar las especies explotadas”.

Efecto en las decisiones colectivas

“Alterar la composición de los bancos de peces, como sucede con la pesca, puede tener grandes repercusiones en la cohesión social, la coordinación y en los beneficios del aprendizaje de estas especies animales contra los depredadores“, apunta el investigador del CREAF Jolle Jolles, co-primer autor del estudio. Uno de los mecanismos por los que la pesca intensiva puede afectar al comportamiento colectivo de los peces es a través de la recolección selectiva de fenotipos individuales. “Se sabe que la composición de los bancos de peces, y de los grupos de animales en general, tiene fuertes efectos en las pautas y decisiones en el grupo“.

Una de las ventajas del cambio en el comportamiento colectivo de los peces es que les puede proporcionar una ventaja evolutiva para adaptarse a la pesca intensiva. Y, con ello, ser menos vulnerables. Sin embargo, esto podría disminuir su capacidad de reaccionar adecuadamente a depredadores naturales. De hecho, según los autores, esta es la situación actual que viven los pequeños peces pelágicos y atunes en el Mediterráneo.

Marta Coll, coautora del trabajo e investigadora del ICM-CSIC añade las importantes repercusiones sobre la funcionalidad de la red trófica: “Los individuos menos tímidos y de mayor tamaño son más vulnerables a la pesca, y la pesca selectiva puede modificar las dinámicas con las cuales se forman los bancos de peces”.

De cara a futuras investigaciones, el equipo científico espera poder analizar de forma más detallada el impacto de la pesca en poblaciones de peces altamente explotadas, con el fin de poder introducir estos procesos en los modelos ecológicos y de gestión pesquera.

Referencia:

Sbragaglia, V., Jolles, J. W., Coll, M., & Arlinghaus, R. (in press). Fisheries-induced changes of shoaling behaviour: mechanisms and potential consequences. Trends in Ecology & Evolution.

doi: https://doi.org/10.1016/j.tree.2021.06.015

, , , , , , , ,

El CREAF es un centro de investigación que genera conocimientos y soluciones innovadoras en ecología terrestre para ayudar a la sociedad a mitigar los efectos del Cambio Global, crear planes de adaptación y aumentar la capacidad de resiliencia de los ecosistemas naturales.
Artículos relacionados
,
La Ricarda, ¿el último tornillo del delta del Llobregat?
20 de septiembre 2021Verónica Couto Antelo
, ,
Año complicado para los bosques de Cataluña
16 de septiembre 2021Pau Guzmán
,
Alba Anadon Rosell, una mirada amable con un discurso contundente
14 de septiembre 2021Adriana Clivillé
Supervisar el NO₂ atmosférico permite predecir si el confinamiento es eficaz contra una pandemia
16 de agosto 2021Adriana Clivillé
Las especies de abejas con cerebros más grandes aprenden mejor
16 de agosto 2021Anna Ramon Revilla

Follow CREAF on: