, , ,

Veinticinco años mediterranizando la ecología

28 de octubre 2013

Las experiencias vividas en temas prioritarios como la lluvia ácida, el cambio climático o los incendios, nos demuestran que las áreas mediterráneas, a pesar de responder a las leyes ecológicas universales, presentan características singulares que hay que estudiar a fondo. El doctor en ecología Carlos Gracia hace patente, durante el acto de celebración del vigésimo quinto aniversario del CREAF, que la experiencia acumulada en el centro durante este tiempo es fundamental para conservar y gestionar de forma eficiente el medio natural de la mediterránea, también desde un punto de vista económico .

Los ecólogos del mediterráneo estudian desde hace algunos años los factores implicados en la progresión del fuego de copas en grandes incendios forestales.

Los ecólogos del mediterráneo estudian desde hace algunos años los factores implicados en la progresión del fuego de copas en grandes incendios forestales.

El CREAF celebrar este año su vigésimo quinto aniversario. Durante este cuarto de siglo el CREAF se ha convertido en un centro de investigación único que aporta, a Europa y al mundo, información científica de primer nivel sobre los ecosistemas terrestres mediterráneos, uno de los puntos de máxima biodiversidad en el planeta y uno de los territorios más vulnerables al cambio climático.

El acto de conmemoración del aniversario contó con una ponencia a cargo de Carlos Gracia, profesor de la Universidad de Barcelona e investigador del CREAF desde los orígenes del centro.

“Sin los datos que el CREAF aporta a la comunidad científica no podríamos conservar y gestionar de forma eficiente el medio natural del Mediterráneo. Debemos pensar que esta información no puede ser sustituida ni extraída de la información que tenemos sobre los ecosistemas tropicales, templados y ni mucho menos, boreales”, resaltó Carlos Gracia a su conferencia.

Carles Gracia

Carles Gracia

El CREAF ha facilitado información esencial sobre la composición y el funcionamiento de los bosques mediterráneos. Esta información se ha utilizado, por ejemplo, para mejorar su gestión, para establecer planes de actuación a medida en zonas quemadas o para enriquecer los mapas de peligro de incendio, entre otros. De hecho, este 2013, los datos acumulados sobre las tasas de crecimiento de los bosques mediterráneos han permitido adaptar el Plan de la Energía y el Cambio Climático de Cataluña desde 2012 hasta 2020 a la realidad de los bosques catalanes, unos bosques con un crecimiento limitado por la poca disponibilidad de agua, que no pueden producir tanta biomasa como los de otras zonas centroeuropeas.

Carlos Gracia reconoce que los ecólogos deben aprender a comunicar mejor a la sociedad y a los políticos los efectos del Cambio Climático sobre nuestro territorio.

Si queremos preservar los valores naturales del mediterráneo, el CREAF y el resto de ecólogos del Mediterráneo tendrán que hacer un esfuerzo para alcanzar este mismo grado de conocimiento pero en otros temas ambientales decisivos. “El futuro de la ecología se encuentra bajo tierra. Conocer nuestros suelos será clave para entender algunos procesos de los que depende nuestro futuro. En los suelos, por ejemplo, se guarda la reserva de agua más importante que puede tener un bosque, y de esta reserva depende su supervivencia”, puntualiza Gracia.

La ciencia ecológica es clave para lograr un desarrollo socioeconómico sostenible

Otro reto de futuro para los ecólogos será el del Cambio Climático. Vivimos en una zona vulnerable que ya está sufriendo muchos de sus efectos. En este sentido Carlos Gracia reconoce que los ecólogos deben aprender a comunicar mejor a la sociedad y a los políticos los efectos del Cambio Climático sobre nuestro territorio. Según Gracia, es necesario dar a conocer a los ciudadanos, por ejemplo, que disponer de nieve en los Pirineos será cada vez más difícil, y que producirla de forma artificial es muy cuestionable: las temperaturas aumentan y cada vez hay menos agua disponible, por no hablar del coste que supondría en términos energéticos . En definitiva, hay que hacer entender a la sociedad que la voz de los ecólogos se debe tener en cuenta en muchas de las decisiones socioeconómicas que se discuten ahora y en un futuro.

, , , , , , , , ,

Responsable de comunicación en el CREAF. Soy licenciada en Biología por la UAB y Máster en Comunicación Científica y Ambiental por la UPF. Apasionada de la comunicación corporativa con más de 7 años de experiencia en el sector de la I + D + i en temas ambientales. Desde el año 2011 conduzco la estrategia de comunicación del CREAF.
Artículos relacionados
,
Polyfarming, referente de Harvard para diseñar un nuevo modelo de ciudad
17 de septiembre 2020Ángela Justamante
Publicamos nuestro primer boletín internacional
8 de septiembre 2020Adriana Clivillé
Las marmotas se comunican mediante dialectos
4 de septiembre 2020Verónica Couto Antelo
La coincidencia de incendios con lluvias extremas multiplica el riesgo de perder suelo forestal en el Mediterráneo
2 de septiembre 2020CREAF
,
Crear paisajes menos inflamables reduciría hasta un 50% el área quemada prevista para los próximos 30 años
28 de agosto 2020Anna Ramon Revilla

Follow CREAF on: