,

Big Mosquito Bytes: un nuevo proyecto que propone la ciencia ciudadana y el big data para combatir las epidemias provocadas por mosquitos

31 de octubre 2019

El proyecto Big Mosquito Bytes ha sido seleccionado dentro de la convocatoria de salud de “la Caixa”. El proyecto combinará la ciencia ciudadana y otras fuentes de datos masivos para desarrollar modelos innovadores que permitan predecir el riesgo de epidemias, así como visualizar este riesgo a tiempo real. La Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica ha notificado 1.800 casos importados de dengue, chikungunya y zika en España desde el 2014. En el proyecto liderado por el CEAB-CSIC, participan científicos de la UPF, el Instituto Max Planck de Demografía, el Centro Nacional de Epidemiología CIBERESP/ ISPCIII y el CREAF, y se nutre en gran parte de la plataforma de ciencia ciudadana Mosquito Alert.

Frederic Bartumeus,  investigador ICREA al CEAB i al CREAF que liderarà Big Mosquito Bytes

Frederic Bartumeus, investigador ICREA en el CEAB y el CREAF que liderará Big Mosquito Bytes

La Fundación Bancaria “la Caixa” impulsa el proyecto Big Mosquito Bytes con un millón de euros para prevenir brotes epidemiológicos de enfermedades transmitidas por el mosquito tigre. El proyecto, liderado por Frederic Bartumeus, investigador ICREA al CEAB y al CREAF, propone utilizar la ciencia ciudadana y el big data para predecir a tiempo real si de unos pocos casos aislados puede desencadenarse una epidemia de dengue, fiebre de chikungunya o zika. “Proponemos innovar la epidemiología creando un modelo matemático que utilizará inteligencia de datos a tiempo real”, comenta Bartumeus. Este modelo incorporará los datos actualizados con los casos de dengue, fiebre de chikingunya o zika importados que se detecten en España, también incorporará datos ambientales y climatológicos, datos socioeconómicos y de movilidad humana, así como los datos de presencia o ausencia de mosquito tigre que desde hace más de cinco años recibe la aplicación de ciencia ciudadana Mosquito Alert. Con todos estos datos el modelo será capaz de predecir posibles lugares de infección y el riesgo de que se desencadene una epidemia a tiempo real. Esto será clave para hacer proyecciones mensuales y hacer una gestión entomológica y sanitaria más dirigida y efectiva. Según Bartumeus, “esta mejora en la gestión es la mejor vacuna para proteger a la población”.

Ahora mismo, muchos de estos datos todavía no están disponibles. Por ejemplo, el proyecto utilizará las nuevas tecnologías y las redes sociales para estudiar por dónde y cómo se mueven las personas. La gente se mueve de forma diferente a lo largo de la semana y a lo largo del año (entre el verano y el invierno, por ejemplo), por eso, conocer estos patrones puede ayudar a conocer y predecir si una enfermedad tendrá más o menos facilidad para extenderse y anticipar el alcance de una epidemia. Del mismo modo, la precipitación y la temperatura determinan la cantidad de mosquitos y su actividad picadora a lo largo del año. Por eso, Big Mosquito Bytes utilizará la app Mosquito Alert para conocer el número de picaduras que está recibiendo la gente en un momento determinado. La aplicación móvil Mosquito Alert forma parte de un sistema pionero de ciencia ciudadana en España que permite a cualquier persona avisar de la presencia de mosquito en un lugar subiendo una foto. Ahora, gracias a Big Mosquito Bytes esta aplicación también tendrá la posibilidad de recoger el número de picaduras recibidas diariamente, una opción hasta ahora no disponible. Aquí se puede consultar un mapa interactivo con el número de observaciones por comunidades registradas por Mosquito Alert.

Big Mosquito Bytes propone usar la ciencia ciudadana y los datos masivos para predecir a tiempo real si de unos pocos casos aislados puede desencadenarse una epidemia de enfermedades transmitidas por los mosquitos

La colaboración entre la ciudadanía y las instituciones encargadas de preservar la Salud Pública permitirá una mayor fluidez de la información y que esta sea accesible a la población en general. “Los mapas a tiempo real permitirán una mejor gestión y mejor conocimiento del riesgo de aparición de brotes de enfermedades trasmitidas por el mosquito tigre”, comenta Diana Gómez-Barroso, epidemióloga del Centro Nacional de Epidemiología (CNE) CIBERSP/ISCIII (Centro de Investigación Médica en Red de Epidemiología y Salud Pública). “Big Mosquito Bytes trabajará principalmente los riesgos de transmisión asociados al mosquito tigre (Aedes albopictus), pero la plataforma Mosquito Alert está preparada para la detección del mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti), un transmisor de enfermedades más temible que el mosquito tigre”, aclara Roger Eritja, entomólogo del CREAF.

“Esta situación supone un desafío social tan importante, que sólo puede abordarse con un equipo interdisciplinario que incluya ecólogos, demógrafos, epidemiólogos y científicos informáticos”, apunta Emilio Zagheni del Instituto Max Plank de Demografía (MPDIR). Por eso el equipo que liderará Frederic Bartumeus estará formado por expertos de diferentes disciplinas, con el sociodemógafo John Palmer de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), el demógrafo Emilio Zagheni del Instituto Max Planck de Demografía (MPDIR), la epidemiologista Diana Gómez-Barroso del Centro Nacional de Epidemiología (CNE) CIBERESP/ISPCIII y el entomólogo Roger Eritja del CREAF, algunos de los cuales forman parte de la plataforma de ciencia ciudadana Mosquito Alert, uno de los pilares del proyecto.

 

¿Tu condición social te hace más vulnerable a enfermar de dengue?

 

Una de las grandes cuestiones que examinará Big Mosquito Bytes es si la desigualdad social condiciona el riesgo de sufrir las enfermedades transmitidas por mosquitos. Averiguarlo, “ayudará a desarrollar posibles formas de reducir la carga masiva y desigual que las enfermedades transmitidas por los mosquitos imponen a la sociedad en todo el todo el mundo”, según John Palmer. Para ello el proyecto analizará si el diseño urbanístico de las ciudades, los patrones de movilidad de la gente, la segregación social y económica, y la desigualdad de género tienen alguna influencia sobre la distribución y abundancia de los mosquitos, y por tanto, en las diferentes posibilidades de ser picado y sufrir alguna de las enfermedades transmitidas por los mosquitos.

, , , , , , , ,

Àlex Richter-Boix
Tècnic de Comunicació del CREAF i Mosquito Alert. Llicenciat en Biologia per la UAB, Doctor per la UB (2006), Màster en Comunicació Científica, Mèdica i Ambiental (BSM-UPF, 2019).
Artículos relacionados
“Una planta recibe un promedio de 26 polinizadores diferentes” explica Jordi Bosch en el Quèquicom de TV3
12 de noviembre 2019Verónica Couto Antelo
, , ,
¡La plataforma de conocimiento Prismàtic cumple tres años!
11 de noviembre 2019Verónica Couto Antelo
,
La ciudadanía se mueve para adaptar las cuencas de la Tordera y el río Serpis a los impactos del cambio global
6 de noviembre 2019CREAF
Tener un cerebro grande puede acelerar la formación de nuevas especies
5 de noviembre 2019Anna Ramon Revilla
Nuevo impulso para aumentar la presencia del CREAF en la esfera europea del sector forestal
4 de noviembre 2019Verónica Couto Antelo

Follow CREAF on: