Los bosques tropicales aumentan la capacidad de secuestrar carbono de la Tierra

18 de diciembre 2018

Un estudio que publicaba ayer la revista Nature Climate Change confirma que los ecosistemas terrestres han incrementado su capacidad de absorber CO2 a nivel global en los últimos 20 años (1994 – 2014). Además, remarca la necesidad de proteger los bosques tropicales, pues son los que más han aumentado su secuestro últimamente.

Selva nubosa. Fuente: Pixabay (CC0).

Selva nubosa. Fuente: Pixabay (CC0).

En las últimas décadas, los ecosistemas terrestres han estado absorbiendo un 15-30% de las emisiones de CO2 que hacemos los humanos a la atmósfera. Un equipo internacional de ecólogos confirma, por primera vez a escala global y para todos los tipos de hábitats terrestres, que la capacidad de secuestrar carbono ha ido in crescendo en los últimos veinte años. “El dióxido de carbono es la comida de las plantas para realizar la fotosíntesis, por eso cuanto más hay en la atmósfera, más activas están y más absorben” explica Marcos Fernández-Martínez, investigador de la Universidad de Amberes y colaborador del CREAF. El estudio también ha comprobado que cuanto más cálido es el clima, menos dióxido de carbono absorben los ecosistemas a nivel planetario. Asimismo, se ha descubierto que las regiones que más han aumentado su capacidad de secuestrar carbono de la atmósfera y que tienen, por tanto, un rol muy importante, son los bosques tropicales.

Los modelos propuestos analizan la superficie del planeta píxel a píxel y cómo ha cambiado la capacidad de retener dióxido de carbono durante los últimos 20 años.

Los resultados se han obtenido a partir de dos modelos de inversión atmosférica (MACC-II y Jena CarboScope) y 10 modelos dinámicos de vegetación global (TRENDY). Con estos modelos se ha analizado, por un lado, la superficie del planeta píxel a píxel —no sólo de los bosques, como se había hecho anteriormente— y, por otra parte, como ha cambiado su capacidad de retener dióxido de carbono desde 1994 hasta 2014. Con los datos obtenidos, Fernández-Martínez da un toque de alerta: “No sabemos todavía cuánto durará este efecto fertilizante que tiene el incremento de dióxido de carbono en la atmósfera, pero creemos que la capacidad de sumidero se saturará más temprano que tarde, posiblemente durante los próximos años, porque el aumento de temperaturas está contrarrestándolo cada vez más”.

Artículo:

Fernández-Martínez, M., Sardans, J., Chevallier, F., Ciais, P., Obersteiner, M., Vicca, S., Canadell, J.G., Bastos, A., Friedlingstein, P., Sitch, S., Piao, S.L., Janssens, I.A., Peñuelas, J. Global trends in carbon sinks and their relationships with CO2 and temperature. Nature Climate Change. http://dx.doi.org/10.1038/s41558-018-0367-7 

, , , , , , , , , , , ,

Estudiante del Máster de Comunicación Científica, Médica y Ambiental (BSM – UPF) y Técnico de Comunicación (en formación) del CREAF. Graduada en Biología (UB, 2015).
Artículos relacionados
Descubre la biodiversidad de la costa con la campaña ‘Retorno al Mar’
16 de julio 2020Ángela Justamante
La red actual de áreas marinas protegidas no asegura el futuro de los tiburones y rayas del Mediterráneo
15 de julio 2020Verónica Couto Antelo
Adriana Clivillé, del equipo de Comunicación del CREAF, se integra en el comité ejecutivo de Alter-net
15 de julio 2020CREAF
Los drones revolucionarán la restauración ecológica de las explotaciones mineras a cielo abierto
14 de julio 2020Anna Ramon Revilla
,
El CREAF participa en un informe europeo para restaurar la biodiversidad y los servicios ecosistémicos
10 de julio 2020CREAF

Follow CREAF on: