,

El CREAF propone nuevas formas de gobernanza para mejorar la gestión de los bosques con potencial aprovechamiento maderero

19 de febrero 2016

Para ello, está coordinando dos pruebas piloto del proyecto europeo SIMWOOD, una se lleva a cabo en tres Bosques Singulares de Cataluña y la otra en los bosques del Vallès Occidental. El CREAF quiere establecer nuevas relaciones entre los diferentes actores de la cadena forestal para decidir cómo extraer madera de los bosques integrando criterios productivos y de mantenimiento de los otros servicios ecosistémicos.

Roureda a Santa Coloma de Farners

Robledal en Santa Coloma de Farners. Autor: CREAF

El marco del proyecto europeo SIMWOOD, el CREAF ha puesto en marcha dos proyectos piloto en los bosques catalanes para promover una gestión forestal que tenga en cuenta los diferentes criterios (productivos, de prevención de incendios, o de conservación de sus valores naturales y servicios ecosistémicos) de los diferentes actores de la cadena forestal. Para ello el CREAF propone explorar nuevas formas de gobernanza que mejoren las relaciones entre todos los implicados, incluyendo a la sociedad en general, y que faciliten la toma de decisiones.

¿Se pueden conservar los valores naturales de los bosques singulares a la vez que se extrae madera?

Los bosques catalogados como singulares presentan unos valores naturales muy superiores al resto de bosques del país. En Cataluña, según el Inventario elaborado por el CREAF, representan un porcentaje pequeño sobre el total de superficie boscosa y de momento no están protegidos por ninguna figura legal específica, si bien una buena parte quedan incluidos en algún régimen de protección previsto para los Espacios Naturales protegidos (incluida Red Natura 2000). Buena parte de estos Bosques Singulares, tanto públicos como privados, tienen Instrumentos de Ordenación Forestal donde se prevé la posibilidad de aprovechar la madera con un rendimiento económico asociado.

"Queremos encontrar soluciones técnicas sociales y políticas que compatibilicen la movilización de madera y al mismo tiempo preservar sus valores singulares."

El derecho de la propiedad en estos bosques socialmente emblemáticos está entrando en conflicto con los intereses de otros colectivos que consideran que el aprovechamiento maderero pone en riesgo su alto valor natural. “Con este caso de estudio queremos establecer un protocolo general que asegure el entendimiento entre los diferentes actores implicados para encontrar soluciones técnicas sociales y políticas que compatibilicen la movilización de madera y al mismo tiempo preservar sus valores singulares”, explica Jordi Vayreda, investigador del CREAF que coordina los pilotos del SIMWOOD.

Para elaborar las bases de este protocolo se han escogido tres casos de estudio de tres bosques donde se han previsto aprovechamientos y que están incluidos en este Inventario: un robledal en Maçanet de la Selva, un castañedo con presencia de haya en el Parque Natural del Montseny y una abetal del Parque Natural del Cadí-Moixeró. A lo largo de 2015 se han hecho varias salidas en los bosques con un grupo representativo de actores con diferentes puntos de vista sobre la problemática.

“Bosques del Vallés”, un proyecto para mejorar la gestión forestal promoviendo el consumo local de biomasa

El segundo caso de estudio se está llevando a cabo en los bosques del Vallès Occidental, en un contexto de bosque mediterráneo poco productivo y muy vulnerable a los incendios forestales y donde últimamente ha habido muy poca gestión forestal. En este entorno, SIMWOOD quiere mejorar la planificación forestal y promover la gestión activa de los bosques vallesanos, actuando preferentemente en las zonas con un mayor riesgo de incendios e implicando a todos los actores de la cadena forestal. Para ello, fortalecerá el vínculo entre los propietarios forestales, actualmente muy desvinculados del bosque, los rematantes, los suministradores de astilla, los instaladores de calderas y las empresas de servicios energéticos.

"El uso de la biomasa forestal en Cataluña está en crecimiento y sin duda puede contribuir a una gestión forestal más activa."

Una de las prioridades será fortalecer el circuito de compra-venta y consumo de biomasa forestal local para uso térmico, un hecho que beneficiará la economía comarcal. “El uso de la biomasa forestal en Cataluña está en crecimiento y sin duda puede contribuir a una gestión forestal más activa. Sin embargo, queda bastante camino por recorrer para estructurar toda la cadena forestal”, comenta Xavier Carbonell, experto del CREAF en gobernanza ambiental que trabaja para el proyecto SIMWOOD.

La iniciativa está alineada con la Estrategia para promover el aprovechamiento Energético de la Biomasa Forestal y Agrícola de la Generalitat en un entorno metropolitano que ha sido incluido parcialmente en las Zona de Protección Especial del último Plan de Mejora de la Calidad del Aire (del Departamento de Territorio y Sostenibilidad). Por ello dentro del mismo proyecto se buscarán soluciones para que se pueda consumir biomasa sin interferir en la calidad del aire de estas áreas.

Para implementar el proyecto piloto el CREAF y el Consejo Comarcal del Vallès Occidental (CCVOC) han firmado ya un convenio de colaboración hasta el 2017. En el marco de este convenio, durante el año 2015 se han realizado varios encuentros con los diferentes actores de la cadena forestal. Por un lado se han analizado las barreras con las que se topa la movilización de la madera en Cataluña. Por otro lado se está promoviendo la creación de un centro logístico de producción y suministro de astilla forestal, que suministrará este combustible a dos calderas promovidas por el Consejo Comarcal del Vallès Occidental. El consumo previsto de astilla es de 3.000 toneladas por año.

, , , , , , , , , ,

Marina Torres Gibert
Tècnic en comunicació al CREAF. Sóc Biòloga Ambiental (UAB) i Màster en Comunicació Científica, Mèdica i Ambiental (UPF).
Artículos relacionados
,
La campaña de seguimiento de la procesionaria vuelve los bosques de Catalunya por Navidad
20 de diciembre 2018Verónica Couto Antelo
,
En el mediterráneo cada vez hay más bosque, pero está más amenazado
19 de diciembre 2018Anna Ramon Revilla
Los bosques tropicales aumentan la capacidad de secuestrar carbono de la Tierra
18 de diciembre 2018Verónica Couto Antelo
Cada vez habrá menos nitrógeno disponible para las plantas
13 de diciembre 2018Anna Ramon Revilla
Los agricultores plantan el futuro de la investigación euromediterrània
12 de diciembre 2018CREAF

Follow CREAF on: