El ISACC TorDelta facilitará la adaptación al cambio global del Delta de la Tordera

22 de noviembre 2017

Este proyecto pretende conseguir que el Delta de la Tordera sea más resiliente a los efectos del cambio global. Por ello, se plantea una serie de acciones que aseguren la mejora de las prácticas de gobernanza de los recursos naturales y la implicación de toda la sociedad.

deltatorderaisacc

El Delta de la Tordera desde el aire. Autor: David Lozano

Estos objetivos y metodologías de trabajo quedan patentes en el nombre completo del proyecto ‘ISACC TorDelta: Implicando a la sociedad en la adaptación al cambio climático en el Delta de la Tordera‘. Desde el 1 de octubre de 2017 hasta el 30 de junio de 2018 se trabajará para conseguir que el Delta de la Tordera sea menos vulnerable y más resiliente al cambio global: la combinación del cambio de usos del suelo, de la demografía y del clima.

Un proyecto transversal

El proyecto está basado en la colaboración entre personal científico, político, ciudadanía y el resto de actores que forman parte de este sistema natural y socioeconómico. “Ante una situación urgente, es imprescindible tomar conciencia de los riesgos para las personas, las actividades económicas y los ecosistemas que sostienen la vida del Delta. Hay que detectar los retos prioritarios, generar propuestas viables y colaborar en el diseño de estrategias de adaptación”, explica Annelies Broekman, investigadora del CREAF y la persona responsable de gestionar el ISACC TorDelta.

Por ello el proyecto, en esencia, busca mejorar la forma en que se toman las decisiones sobre la adaptación al cambio global del Delta de la Tordera, y por ello es fundamental la participación de todos los sectores involucrados en el Delta —a veces con intereses contrapuestos— para que realmente surjan unos mecanismos de adaptación factibles y eficaces. “Sólo así será posible desarrollar estrategias para adaptarse a los cambios y reducir nuestra vulnerabilidad a los impactos del cambio global”, añade Broekman.

Las líneas de actuación

Durante los nueve meses que durará el ISACC TorDelta, hay previstas cuatro grandes líneas de trabajo. La más inmediata es la constitución de una mesa de trabajo sobre el Delta de la Tordera impulsada por todos los actores implicados. Esta mesa debe permitir que la ciudadanía sea parte activa de los procesos de toma de decisiones sobre cómo gestionar el territorio. “Por ello, queremos concienciar a la ciudadanía, invitada a participar en un proceso orientado a capacitar y transferir información científica relevante y recopilar conocimientos locales“, apunta Broekman. Una de las herramientas que se plantean para llegar a la población es una serie de tres seminarios interactivos y diferentes acciones de divulgación. Toda la información obtenida se trabajará a través de la realización de talleres específicos para detectar conjuntamente retos y generar propuestas. Finalmente, todo ello debe servir para mejorar la gobernanza para la conservación del área deltaica que incluye la zona natural protegida Río y Lagos de la Tordera..

regeneraciodeltaisacc

Regeneración de la playa después de un temporal. Autor: Enric Sagristà

¿Cómo afecta el cambio climático en el Delta de la Tordera?

Ésta es una zona altamente humanizada, con una gran cantidad de actividades económicas actuando a la vez, como el turismo, la industria o la agricultura. Sin embargo, al mismo tiempo es un enclave único por sus características naturales y necesidades de conservación de zonas húmedas y hábitats de especies protegidas.

Es esta particularidad, el hecho de ser un delta en medio de una gran concentración humana, que hace que el Delta de la Tordera sea especialmente vulnerable al cambio global. Por un lado, el cambio climático afecta el sistema natural y socioeconómico del Delta, con un incremento de la frecuencia e intensidad de los temporales marinos, cambios en el ciclo hidrológico y en la dinámica de sedimentos, y con el aumento de temperatura media. Y por otro, las actividades humanas alteran también directamente el Delta, por ejemplo, el uso intensivo del agua ha reducido el caudal del Tordera, y esto ha obstaculizado que los sedimentos bajen hasta el mar.

La primera actividad

El próximo jueves 23 de noviembre, se presentará el ISACC Tordelta en el Archivo Municipal de Malgrat de Mar. Será el primer acto público, en el que se darán a conocer las actividades que se realizarán en el marco del proyecto y la forma en que la ciudadanía puede contribuir.

 

‘ISACC Tordelta: Implicando a la sociedad en la adaptación al cambio climático en el Delta de la Tordera’ es un proyecto coordinado por el CREAF, y que cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación i Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad

, , , , , , , , , , , ,

Albert Naya i Díaz
Fascinado por la singularidad de nuestra Tierra, he sido recientemente viajero por necesidad, y antes aprendiz de professor de Ciencias de instituto por vocación. Y aún antes, cuatro años de Biología Ambiental (2010-14) y cuatro más de Periodismo (2006-10), siempre en la UAB, que me han servido para ser técnico de comunicación al CREAF desde el 2 de diciembre de 2015.
Artículos relacionados
,
La abeja gigante de la resina llega a Catalunya
19 de octubre 2018Albert Naya i Díaz
Alerta Forestal seguirá la expansión de la oruga del boj en los bosques de Catalunya
16 de octubre 2018Verónica Couto Antelo
, ,
Gestionar los bosques europeos no va a frenar el calentamiento global
11 de octubre 2018Anna Ramon Revilla
Mosquito Alert recibe el 1er premio de ‘Ciencia en Acción’ de materiales didácticos
9 de octubre 2018Albert Naya i Díaz
LiquenCity buscará 16 especies de líquenes para conocer la calidad del aire de Madrid y Barcelona
8 de octubre 2018Anna Ramon Revilla

Follow CREAF on: