Buscar

Crónica de la jornada sobre los grandes incendios de 1994

V. Arcenegui
V. Arcenegui

Con el título «Veinte años después del fuego» los investigadores del CREAF Jaume Terradas y Josep Maria Espelta han publicado una crónica en la Revista Mètode de la jornada dedicada a los incendios forestales del 94 que tuvo lugar el pasado 11 de noviembre en el IEC.

V. Arcenegui
V. Arcenegui

«Què hem après dels grans incendis del 1994» es el título de una jornada organizada por el CREAF, la Societat Catalana de Biologia y la Institució Catalana d’Història Natural, y celebrada el noviembre pasado en la sede del Instituto de Estudios Catalanes. El hilo conductor de las ponencias, un total de diez, fueron los incendios forestales vistos desde las perspectivas de investigadores, de técnicos y de las administraciones que tienen competencias en la prevención y extinción de incendios y en la gestión del territorio quemado. A lo largo de la jornada varios ponentes pusieron de manifiesto los cambios producidos, durante los veinte años transcurridos desde 1994, en el pensamiento dominante de nuestros científicos y técnicos sobre los incendios forestales. Antes la idea hegemónica era que después de un incendio se inicia un lento proceso de nueva sucesión secundaria; los ecólogos no hacían demasiado caso al legado que deja todo ecosistema después de una perturbación. Durante los años setenta, autores como Ted L. Hanes y Louis Trabaud insistieron en la idea de que en los ecosistemas mediterráneos la regeneración se puede hacer por autosucesión: nuestras plantas están adaptadas al fuego y responden rebrotando o mediante una gran producción de plántulas que germinan precisamente después del fuego gracias a «bancos de semillas» protegidos en estructuras como las piñas serótinas o enterrados. En este contexto, el fuego pasaba a ser considerado un tipo de perturbación naturalmente presente en nuestros ecosistemas, que había condicionado su evolución haciéndolos muy resilientes. Por lo tanto, la mejor gestión después del fuego consistía en la «no gestión», puesto que el bosque se podía regenerar por si mismo.  [continuar leyendo en la Revista Mètode]

Artículos relacionados

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail