Buscar

La Agencia Europea del Medio Ambiente destaca un trabajo de Lluís Brotons y Virgilio Hermoso sobre conexión de áreas protegidas con infraestructuras verdes

Impacto positivo de conectar áreas protegidas con infraestructuras verdes. Crédito: Public Domain
Impacto positivo de conectar áreas protegidas con infraestructuras verdes. Crédito: Public Domain

Un estudio sobre la eficiencia de planificar la conexión del territorio a escala europea en el que intervienen Lluís Brotons –investigador del CSIC en la unidad mixta InForest entre el CREAF y el CTFC– y Virgilio Hermoso –investigador del CTFC– forma parte de un recopilación de referencias publicada por la Agencia Europea del Medio Ambiente.

La Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA) incluye este trabajo en su último boletín de julio de 2020 como parte de un compendio de investigación científica sobre ecosistemas europeos y el impacto positivo de conectar áreas protegidas con infraestructuras verdes. La investigación tiene como punto de partida la tesis de máster en la UAB de la investigadora Mónica Lanzas, que es la autora principal del trabajo, en el que intervinieron también Gerard Bota y Sergio de Miguel del CTFC, además de otros especialistas del CSIC y del CREAF.

La principal conclusión que apunta la EEA es que Natura 2020, la red de sitios protegidos de la Unión Europea, podría fortalecer su interconexión con la infraestructura verde para crear una red trans-europea de naturaleza. Según un informe de la Agencia de julio de 2020, actualmente las autopistas y otras infraestructuras provocan la desconexión del 15% de los puntos de interés de Natura 2000 respecto de otras áreas naturales, lo que reduce su capacidad para los servicios ecosistémicos.

Lluís Brotons apunta la importancia que estudios como estos sean utilizados por personas con responsabilidad en la toma de decisiones en temas ambientales en la Comisión Europea. «Es una medida del impacto de los trabajos más relevante, incluso, que las tradicionales citas bibliográficas», afirma.

Por otra parte, Virgilio Hermoso destaca hasta qué punto es clave que «la toma de decisiones se sustente en la ciencia, como en este caso». Y apunta que «la red de infraestructura verde, que se empieza a diseñar desde cero e implica decisiones complejas, puede ser una buena oportunidad para estrechar los lazos entre ciencia y gestión del territorio«.

La investigación está publicada en la revista científica Science of the Total Environment y demuestra la mayor eficiencia de planificar las áreas protegidas que funcionan como infraestructura verde a escala europea, en lugar de hacerlo cada país de manera independiente. La principal ventaja sería cumplir los objetivos de conservación de biodiversidad y mantener los servicios ambientales con menos territorio. El equipo investigador ha evaluado mediante un software informático dos escenarios alternativos para crear esta infraestructura verde: uno basado en la Unión Europea donde se planifica la red continental, y otro centrado en cada país miembro. Ambos persiguen los mismos objetivos: evitar la pérdida de biodiversidad cubriendo una amplia distribución de especies y hábitats y garantizar el suministro de cinco servicios ecosistémicos: retener carbono, evitar la erosión del suelo, retener agua, potenciar la polinización e impulsar oportunidades de recreo.

Rigor e independencia

La Agencia Europea del Medio Ambiente es un organismo de la Unión Europea que proporciona información rigurosa e independiente. Su razón de ser es apoyar el desarrollo sostenible, impulsando una mejora significativa y mensurable del medio ambiente en alcance europeo. Por ello, facilita datos, cifras y contenidos validados y de alta calidad, pertinentes y específicos a personas con responsabilidad de formular políticas públicas. Estos contenidos constituyen la base de las evaluaciones ambientales, tanto temáticas como integradas, y sirven para apoyar los procesos de gestión ambiental, la elaboración y evaluación de políticas ambientales y los procesos de participación ciudadana.

Su ámbito de actuación es la biodiversidad, los usos del terreno, el suelo, la agricultura, el agua y el medio ambiente marino, la adaptación y la mitigación del cambio climático, la contaminación del aire, el medio ambiente y la salud, la transición sostenible, la eficiencia de los recursos y la gestión de los residuos, la energía, la industria y el transporte.

Referencia:

Lanzas, M., Hermoso, V., de-Miguel, S., Bota, G., Brotons, L., 2019. Designing a network of green infrastructure to enhance the conservation value of protected areas and maintain ecosystem services. Sci. Total Environ. 651, 541–550.

Artículos relacionados

Cabana a las montañas de Asturias. Imatge: Paco Lloret
Noticias
Francisco Lloret

Ecología y despoblamiento rural

La despoblación del mundo rural se ha ganado un lugar en la agenda política y social. El gobierno de España y CCAA tienen programas para revertirla o al menos mitigarla. Incluso la Unión Europea elabora estrategias y planes de acción. Existen bastantes razones para ello.

Finca Planeses en La Garrotxa (Catalunya), donde se implementa el modelo de agricultura y ganadería regenerativa. Autoría: Galdric Mossoll.
Noticias
Angela Justamante

El uso extensivo del territorio es la mejor estrategia para revertir la despoblación rural y proteger la naturaleza

España, según datos del INAP, ha perdido 5,3 millones de habitantes entre 1960 y 2021. Ante este escenario, uno de los grandes objetivos de la política actual ha sido revertir esta situación. Aun así, en un momento de crisis de biodiversidad, hacer volver a la gente al entorno rural se puede percibir como una amenaza para la conservación de la naturaleza.

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail