Buscar

Aún falta información para constatar científicamente que los bosques mejoran la salud de las personas

Un estudio reciente en el que han participado el CREAF, el CTFC y la UAB constata que casi el 20% de los estudios que se han hecho para relacionar la salud de los bosques y la de las personas no son completos. Por ejemplo, no describen el tipo de bosque y las variables forestales utilizadas son muy heterogéneas.

CC0/Public Domain.
CC0/Public Domain.

«Aunque hay evidencia científica que relaciona el bosque y la salud humana, la mayor parte se centra en la parte médica y obvia el componente ecológico de los ecosistemas forestales», explica el primer autor del artículo, Albert Bach, investigador ICTA y el CREAF. Y añade «así como estudiamos la salud de las personas de manera integrada con sistemas interrelacionados, también deberíamos analizar los bosques como un sistema complejo y rico».

El estudio, donde han participado los investigadores del CREAF Josep Peñuelas y Joan Llusià, ha analitzado los compuestos orgánicos volátiles (COVs) que emiten las plantas para comunicarse entre ellas, defenderse de las plagas o responder a las situaciones ambientales. Aunque se cree que pueden estar relacionados estrechamente con los beneficios que sentimos las personas cuando estamos el bosque, no se han encontrado todavía cuál es el mecanismo que lo provoca.

De hecho, esta investigación publicada en la revista International Journal of Environmental Research and Public Health ha analizado las variables de salud de varios voluntarios y voluntarias como la presión arterial, la frecuencia del pulso y los niveles de cortisol alpasear por el bosque. En este caso tampoco se han podido identificar unos patrones claros que relacionen estas variables y el tipo de bosque. Por ello, los investigadores remarcan que es imprescindible seguirlo estudiando.

Artículo de referencia:
Albert Bach Pagès, Josep Peñuelas, Jana Clarà, Joan Llusià, Ferran Campillo y López, Roser Maneja (2020) How Should Forests Be Characterized in Regard to Human Health? Evidence from Existing Literature. Int. J. Environ. Res. Public Health, 17, 1027

Artículos relacionados

Mortalitat de roures causada per l’onada de calor de 2003 al centre de França. Autor: Francisco Lloret
Noticias
Francisco Lloret

Un paseo por la resiliencia

En ecología, el concepto de resiliencia se utiliza a menudo para analizar cómo se recupera un ecosistema afectado por una perturbación, como un incendio. Esta idea aparentemente sencilla comporta importantes dificultades a la hora de ser analizada.

Encinar afectado por sequía en una vertiente entera en el Berguedà este verano de 2022. Autor: Pau Guzmán.
Conocimiento
Pau Guzmán

¿Por qué tenemos los bosques marrones si no estamos en otoño? Estrategias de los árboles para afrontar la sequía

Cataluña ha vivido el verano más cálido desde que se dispone de registros y durante junio y julio ha sufrido una excepcional sequía en algunas zonas del territorio. Seguidamente, muchos bosques de Osona, el Berguedà, la Garrotxa y el Ripollès han aparecido con las hojas de color marrón. ¿Están muertos por sequía estos árboles? ¿Se pueden recuperar? ¿O cómo podemos diferenciar si un árbol está marrón por sequía, por un ataque de insecto u hongo, o por la llegada del otoño?

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail