Buscar

Los bosques con más riesgo de morir por sequía se encuentran en la cuenca mediterránea, el sur de Australia, y el noroeste de la Amazonía y de los Estados Unidos 

Bosque de la Cerdanya. Foto: José Luis Ordóñez.
Bosque de la Cerdanya. Foto: José Luis Ordóñez.

Bosques de todo el mundo están sufriendo mortalidad debido a un incremento de la frecuencia e intensidad de la sequía. Recientemente, la prestigiosa revista Nature Ecology and Evolution, ha publicado un estudio liderado por Pablo Sanchez-Martinez, investigador del CREAF, en el que presenta unos mapas mundiales que describen qué bosques tienen más riesgo de morir por culpa de la falta de agua. Los bosques de la cuenca mediterránea, el sur de Australia, y noroeste de la Amazonía y de los Estados Unidos son aquellos que, según el modelo de predicción publicado, serían los más vulnerables. Para hacer estos mapas a escala mundial, el investigador y su equipo han determinado un nuevo método que incluye datos fisiológicos sobre las estrategias de miles de especies para superar la falta de agua, datos evolutivos y filogenéticos sobre cómo ha evolucionado la adaptación a la sequía, y datos del suelo y del clima de cada bioma del mundo. La innovación más importante de este nuevo método radica en que evalúa el bosque como un ecosistema entero, un conjunto de organismos que responden de forma diferente a las condiciones externas, y esto permite predecir en una escala mucho más grande los impactos del cambio climático en los bosques de todo el mundo. 

“Los datos fisiológicos por especie nos dicen que muchos árboles mediterráneos están muy bien adaptados a la sequía. Aun así, nuestro modelo apunta que estos bosques tienen un riesgo muy alto de sufrir muerte por sequía. Esto se debe a que nuestro método permite hacer un zoom-out y ver que esta zona contiene también especies muy sensibles a la sequía y que sufrimos sequías cada vez más frecuentes y largas”

PABLO SÁNCHEZ-MARTÍNEZ, investigador del CREAF i autor principal d’aquest estudi que forma part de la seva tesis doctoral.  

En el estudio también han participado Maurizio Mencuccini, investigador ICREA aen el CREAF y Jordi Martínez-Vilalta, profesor de la Universitat Autònoma de Barcelona y también investigador del CREAF.

Árboles que son como camellos

Como los camellos, hay árboles que tienen un gran margen y pueden soportar la falta de agua porque la almacenan y necesitan poca para vivir.

En general, cuando los árboles mueren por sequías extremas, se debe a que el agua no puede circular bien dentro del tronco porque sus cañerías (denominadas xilema) pierden fuerza o quedan taponadas, a este proceso se le denomina «fracaso hidráulico». La ciencia conoce parámetros fisiológicos que nos indican si una especie o un árbol están más o menos protegidos ante este fracaso hidráulico, uno de los más relevantes es el ‘margen de seguridad hidráulica‘, que es el margen entre la cantidad de agua que el árbol puede movilizar cuando hay sequía y la cantidad mínima de agua que necesita para sobrevivir. Como los camellos, existen árboles que tienen un gran margen y pueden soportar la falta de agua porque la almacenan y necesitan poca para vivir. No obstante, hay otros que no están adaptados a estas condiciones, lo que los hace muy vulnerables a la sequía. Si conociéramos estos datos de todas las especies vegetales del mundo podríamos hacer predicciones más exactas, aun así, solo se tienen datos de este parámetro del 1,5% de todas las especies vegetales a escala mundial.

Probabilidad de ocurrencia de mortalidad inducida por sequía en los bosques del mundo utilizando un modelo de predicción. Fuente: Sanchez-Martinez, P. (2023).
Probabilidad de ocurrencia de mortalidad inducida por sequía en los bosques del mundo utilizando un modelo de predicción. Las zonas en riesgo destacadas son la cuenca mediterránea, el sur de Australia, y el noroeste de los Estados Unidos. Fuente: Sanchez-Martinez, P. (2023).

Los datos fisiológicos como este son claves para comprender qué bosques tienen más riesgo de sufrir fallos hidráulicos y morir por sequía, pero son datos con limitaciones que ahora incluidas dentro de este nuevo modelo dan información muy útil a nivel más general. “Este estudio presenta por primera vez una caracterización global del riesgo de mortalidad de los bosques, pero todavía queda mucho trabajo por hacer. Las predicciones que propone este artículo es un primer paso que tendrá que complementarse y mejorarse en el futuro próximo”, concluye Pablo Sánchez. 

Artículo de referencia

Sanchez-Martinez, P., Mencuccini, M., García-Valdés, R. et al. Increased hydraulic risk in assemblages of woody plant species predicts spatial patterns of drought-induced mortality. Nat Ecol Evol (2023). https://doi.org/10.1038/s41559-023-02180-z.

Artículos relacionados

Bosque afectado por la sequía en las montañas de Prades. Imagen: Galdric Mossoll
Noticias
Anna Ramon

Récord histórico de bosques afectados por sequía durante 2023

La campaña de 2023 presenta, de lejos, el récord de bosques afectados por sequía en Cataluña registrados desde que se inició el Deboscat, en 2012. Este 2023 ha registrado 66.482 hectáreas de bosques afectados por la falta de agua.

El investigador predoctoral del CREAF Gerard Codina vivió muy de cerca los incendios de los bosques de Canadá en 2023 desde Montreal.
Noticias
Alba Gimbert

Gerard Codina y la experiencia del fuego para proteger los bosques

Los incendios forestales que sufrió Canadá durante el verano de 2023 se tragaron bosques, viviendas e infraestructuras y quemaron más terreno que la suma de los 7 años anteriores. Un estado de emergencia que el investigador predoctoral del CREAF Gerard Codina vivió muy de cerca desde Montreal.

Angham Daiyoub, ingeniera forestal e investigadora doctoral. Imagen: Angham Daiyoub.
Noticias
Adriana Clivillé

La guerra de Siria ha aniquilado el 19% de los bosques del país, equivalente a toda el área metropolitana de Barcelona

El crítico resultado de la guerra que vive Siria desde 2011 es la destrucción sostenida de masa forestal, sobre todo en la cordillera noreste y en torno a Damasco –la capital ubicada en el sur del país–, con consecuencias ambientales y humanitarias a largo plazo. La investigadora predoctoral del CREAF Angham Daiyoub es primera autora del artículo científico que lo analiza.

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail