El conocimiento científico y técnico, palanca de cambio para aplicar medidas políticas que protejan el Mediterráneo ante la crisis climática

La erosión costera es un efecto evidente en la comarca catalana del Maresme: se reduce la playa y se ponen en riesgo infraestructuras como la carretera nacional y la vía de tren más antigua de España. Foto: Jorge Franganillo.
La erosión costera es un efecto evidente en la comarca catalana del Maresme: se reduce la playa y se ponen en riesgo infraestructuras como la carretera nacional y la vía de tren más antigua de España. Foto: Jorge Franganillo.

El conocimiento científico y técnico sobre crisis climática y de biodiversidad en el Mediterráneo se une para aportar soluciones, colaborar en la gobernanza a alcance local, regional, estatal y europeo y, a la vez, para informar a la toma de decisiones políticas gracias al proyecto Mission4Nature. La hoja de ruta y los principales objetivos y retos del proyecto se presentan en Barcelona en junio de 2023, por parte de representantes de las más de 80 instituciones europeas y de la orilla sur del Mediterráneo.

El encuentro incluye una visita guiada por la zona costera de Mataró, en la comarca del Maresme, (Catalunya) por parte de los especialistas integrantes del proyecto Mission4Nature y el Consejo Comarcal de El Maresme, impulsor de una línea estratégica para mitigar el cambio climático, acompañados por la investigadora del CREAF Annelies Broekman. La visita se plantea como un caso práctico para conocer la erosión costera del Maresme, uno de los efectos del cambio global.

Mission4Nature lo integran centros de investigación, asociaciones no gubernamentales, autoridades regionales y locales, universidades, organizaciones de protección del medio ambiente, y redes científicas, académicas y de ciudades mediterráneas, de Europa y de la orilla sur del Mediterráneo.

Las organizaciones socias de Mission4Nature provienen de Europa y también de la orilla sur del Mediterráneo. Incluyen centros de investigación, asociaciones no gubernamentales, autoridades regionales y locales, además de universidades y organizaciones de protección del medio ambiente y redes de entidades científicas, académicas y de ciudades mediterráneas. La iniciativa se alargará 7 años y forma parte del nuevo programa Interreg Euro-MED. Por parte del CREAF, la investigadora Annelies Broekman lidera uno de los dos proyectos integrados en la Mission4Nature.

Construcció de murs per contenir l’erosió del mar. Foto: Consell Comarcal del Maresme.

Ciencia y política: co-diseño de acciones

La voluntad del proyecto científico Mission4Nature es contribuir al diálogo abierto entre la ciencia y la responsabilidad política para co-diseñar acciones, con presencia de voces de Europa y de la riba sur del Mediterráneo.

Como respresentantes de Mission4Nature, Catalina Pratico –del Consorzio Nazionale Interunivesitrio per le Sciene del Mare–, Vera Bougiouri –de la National Technical University of Athens–, Ermioni Gialiti –de Region of Crete– y Carla Danelutti –de IUCN Med– explican que el reto de la iniciativa es “reunir, agrupar y promover el conocimiento disponible y los resultados científicos, mostrando el valor y el impacto previsto de las buenas prácticas en los responsables políticos”. El objetivo de este proyecto científico de gran envergadura es, por tanto, «contribuir a un escenario futuro donde la ciencia establezca un diálogo abierto con los responsables de la toma de decisiones hacia el co-diseño de políticas».

Las científicas auguran el escenario ideal dentro de 7 años en cuanto a la influencia de la ciencia y la sociedad civil hacia la acción política: “debe contemplar un enfoque de abajo arriba y de arriba abajo”. Asimismo, aseguran que “no podemos imaginar ningún crecimiento en la región sin antes proteger, restaurar y valorizar su entorno natural y patrimonio”.

Algunas ideas clave para situar el cambio global y la pérdida de biodiversidad en el Mediterráneo:

  • El mar Mediterráneo se calienta un 20% más rápido que el promedio global y cubre sólo el 0,8% de la superficie oceánica mundial. Acoge a más de 17.000 especies marinas. Acoge a más de 17.000 especies marinas.
  • La región Mediterránea contiene más de 100 especies de árboles en una superficie que sólo constituye el 1,8% de los bosques del mundo.
  • La región Mediterránea es la segunda del mundo más afectada por la crisis climática después del Ártico.
  • Las poblaciones de fauna salvaje de Catalunya se han reducido de media un 25% en los últimos 18 años, según datos del Observatorio de la Biodiversidad de Catalunya.
  • Se prevé una reducción de entre un 20 y un 50% de las lluvias en la cuenca Mediterránea en 2100. La situación crítica actual de sequía abre el debate sobre la demanda crónica de agua de nuestro modelo de desarrollo.

La presentación del proyecto Mission4Nature es un evento oficial del EU Green Week 2023. Además, la visita guiada para conocer sobre el terreno la erosión costera en el Maresme (Catalunya) se incluye en el European Maritime Day 2023. La Mission4Nature y los dos proyectos que lo integran (Community4Nature y Dialogue4Nature) cuentan con el apoyo del Secretariado de la Unión por el Mediterráneo.

Artículos relacionados

Rosa canina. Autoria: Joanna_Boisse.
Noticias
Anna Ramon

Los bosques europeos pierden orquídeas, pero ganan rosas

Un estudio internacional liderado por el CREAF determina que la biodiversidad del sotobosque europeo se ha mantenido estable en los últimos 40 años, aunque ha habido extinciones y nuevas aportaciones a escala local.

Foto: Unsplash.
Conocimiento
Jaume Terradas

Sobre resiliencia y biodiversidad

En torno a la temática ambiental, y en particular al cambio climático y sus efectos, existe una polarización acusada entre dos grupos: los que opinan

La ginesta, que la veiem florida en aquesta imatge del 22 d'octubre a Barcelona, només hauria de tenir flors entre els mesos d'abril i juliol. Font: Elisabeth Llopart (Voluntària de RitmeNatura)
Noticias
Gerard Gaya

Plantas de toda Cataluña florecen y fructifican también en otoño debido al calor de los últimos meses

La temperatura de septiembre y octubre, mucho más cálida de lo que es habitual en esta época del año, ha modificado los ciclos naturales de muchas especies, sustituyendo el inicio del otoño por una “segunda primavera”. Han vuelto a brotar viñedos del Penedès y el Garraf, se ha retrasado la caída de las hojas de algunos árboles de hoja caduca y han florecido por segunda vez multitud de plantas silvestres y árboles frutales desde las Tierras del Ebro hasta la Cataluña del Norte.

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail