Buscar

Cos4Cloud, un proyecto europeo para revolucionar la tecnología de la ciencia ciudadana

La Unión Europea impulsa Cos4Cloud, un ambicioso proyecto que creará servicios tecnológicos punteros para mejorar las plataformas de ciencia ciudadana. Entre otros servicios, se incluyen: integrar las observaciones provenientes de diferentes plataformas de ciencia ciudadana en un portal, herramientas de inteligencia artificial que ayuden a la ciudadanía a reconocer especies cuando envíen una observación y estandarizar los datos provenientes de distintas plataformas. 

Reunión de inicio de proyecto del equipo de Cos4Cloud.
Reunión de inicio de proyecto, foto: equipo de Cos4Cloud.

Cos4Cloud (Co-designed citizen observatories for the EOS-Cloud) tiene como objetivo desarrollar diez servicios tecnológicos para que las plataformas de ciencia ciudadana, conocidos como observatorios ciudadanos, sean viables a largo plazo y tengan  un alcance más global. El proyecto, co-financiado por el programa europeo Horizon 2020, pondrá estos servicios a disposición de toda la comunidad en la nueva “Nube Europea de Ciencia Abierta” (EOSC en sus siglas en inglés), un espacio virtual dirigido al personal científico europeo. “Será como ir a un supermercado a coger los ingredientes que nos interesan para mejorar o crear nuestro propio observatorio ciudadano”, comenta Jaume Piera, investigador del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC (ICM-CSIC) de Barcelona y coordinador del proyecto. Los servicios se presentarán en forma de módulos, por lo que cada proyecto nuevo o ya existente se podrá instalar los que necesite y mejorar sus funcionalidades.

"(EOSC en sus siglas en inglés), un espacio virtual dirigido al personal científico europeo. “Será como ir a un supermercado a coger los ingredientes que nos interesan para mejorar o crear nuestro propio observatorio ciudadano”, comenta Jaume Piera, investigador del ICM-CSIC de Barcelona y coordinador del proyecto.

Cos4Cloud comenzó con la primera reunión del equipo en noviembre de 2019 y finalizará en 2023. El proyecto está coordinado desde Barcelona por el ICM-CSIC y cuenta con la colaboración del CREAF, Instituto de Física de Cantabria (IFCA-CSIC),  y de  las empresas Science for Change y Bineo Consulting, la Swedish University of Agricultural Sciences en Suecia, la National and Kapodistrian University of Athens de Grecia, el centro de investigación INRIA en Francia, The Open University, Earthwatch y la empresa DynAIkon (las tres ubicadas en el Reino Unido). Asimismo, participan la organización sin ánimo de lucro 52°North, la empresa Secure Dimensions y la asociación europea de ciencia ciudadana ECSA (Alemania), la empresa holandesa DDQ y la ONG colombiana Trébola. También participan 9 observatorios de ciencia ciudadana que se utilizaran para testear los nuevos servicios.

Un menú con diez nuevos servicios tecnológicos

Un lenguaje único para entenderse e intercambiar datos entre observatorios. Uno de los primeros retos será establecer un “vocabulario común” entre todos los datos de ciencia ciudadana. “Ahora mismo, muchos de los proyectos de ciencia ciudadana trabajan sin estándares internacionales, lo que impide que los datos se reutilicen y se integren o compartan entre proyectos con más facilidad”, comenta Joan Masó, investigador del CREAF y coordinador de la parte de interoperabilidad en Cos4Cloud.

Natusfera, plataforma de ciencia ciudadana. Autor de la foto: Pau Gúzman, CREAF.
Natusfera, plataforma de ciencia ciudadana. Autor de la foto: Pau Gúzman, CREAF.

Un portal donde se integrarán las observaciones de múltiples plataformas de ciencia ciudadana. Otra de las propuestas es crear un portal en el que estén disponibles el conjunto de observaciones provenientes de varias plataformas. “Por ejemplo, si una científica quisiera hacer un estudio sobre la distribución de las ardillas en su país, podría descargarse de este portal todas las observaciones de ardilla sin preocuparse del observatorio de ciencia ciudadana del que provienen e independientemente de si es en un país u otro”, puntualiza Karen Soacha, investigadora del ICM-CSIC y Cos4Cloud.

“Ahora mismo, muchos de los proyectos de ciencia ciudadana trabajan sin estándares internacionales, lo que impide que los datos se reutilicen y se integren o compartan entre proyectos con más facilidad”comenta Joan Masó, investigador del CREAF y coordinador de la parte de interoperabilidad en Cos4Cloud.

Utilizar la inteligencia artificial como aliada en la identificación de especies. El reconocimiento automático de imágenes que se puede usar gracias al machine learning, también será protagonista en el diseño de servicios. Esta tecnología ya se emplea en proyectos de ciencia ciudadana como PlantNet, donde envías la foto de una planta y te ayuda a identificarla. “En Cos4Cloud, además de poner a disposición esta tecnología a otros proyectos, queremos ir un paso más allá y sugerir las especies que puedes encontrar en una zona determinada”, explica Alexis Joly, investigador de INRIA y Cos4Cloud.

Además, se desarrollarán servicios de reconocimiento automático de video, interfaces avanzadas de aplicaciones móviles y otros avances tecnológicos innovadores que mejorarán la calidad de los datos de los observatorios ciudadanos.

La Agenda de la Unión Europea de Open Science considera la ciencia ciudadana como octava prioridad junto a la creación de la Nube Europea de Ciencia Abierta o EOSC.

El proyecto sitúa en el centro la mejora y la sostenibilidad de la ciencia ciudadana

La Agenda de la Unión Europea de Open Science considera la ciencia ciudadana como octava prioridad junto a la creación de la Nube Europea de Ciencia Abierta o EOSC. Por ello, en este espacio virtual abierto se integrarán la mayor parte de los servicios y los resultados de la Ciencia Abierta que se realicen en Europa en los próximos años y también los de Cos4Cloud. El objetivo es que el personal científico europeo pueda reutilizar estos recursos para su investigación, la innovación y propósitos educativos. “Con esto queremos asegurarnos de que la economía de los proyectos no sea una limitación para desarrollar y mantener proyectos de ciencia ciudadana con la mejor tecnología”, reflexiona Miquel Ángel Rodríguez, grant manager de Cos4Cloud.

Natusfera, plataforma de ciencia ciudadana. Autor de la foto: Pau Gúzman, CREAF.
Natusfera, plataforma de ciencia ciudadana. Autor de la foto: Pau Gúzman, CREAF.

La clave del éxito de Cos4Cloud será la colaboración pluridisciplinar e internacional

Cos4Cloud cuenta con la participación de una red de proyectos de ciencia ciudadana enfocados en biodiversidad y medioambiente. Estas plataformas serán las encargadas de evaluar con sus usuarios los diferentes servicios. En la primera parte del proyecto colaborarán cuatro de los mayores observatorios ciudadanos de biodiversidad en Europa: Natusfera, iSpot, PlantNet y Artportalen. En la segunda parte, los servicios se probarán en plataformas enfocadas al monitoreo ambiental en el agua (Freshwater Watch y KdUINO), de olores en la ciudad (OdourCollect), en el aire (CanAir.io) y de aerosoles (iSpex).

“Por ejemplo, si una científica quisiera hacer un estudio sobre la distribución de las ardillas en su país, podría descargarse de este portal todas las observaciones de ardilla sin preocuparse del observatorio de ciencia ciudadana del que provienen e independientemente de si es en un país u otro”puntualiza Karen Soacha, investigadora del ICM-CSIC y Cos4Cloud.

“Nuestra idea es que proyectos de ciencia ciudadana en otros ámbitos como la salud puedan beneficiarse a largo plazo de estos servicios. Además, queremos facilitar que las iniciativas ciudadanas colaboren y dialoguen entre ellas”, finaliza Jaume.

Durante el proyecto también se llevarán a cabo actividades de co-diseño para debatir y mejorar los servicios propuestos según sus necesidades. Participarán  personas expertas en ciencia ciudadana, desarrolladores, industria, científicas y científicos, entre otros.

Artículos relacionados

Avispa asiática (Vespa velutina). Autoría: cris_mc, iNaturalist.
Noticias
Angela Justamante

EXOCAT organiza una maratón para encontrar especies invasoras en Catalunya

¿Cuáles son las especies invasoras más comunes? ¿Se está extendiendo su población por el territorio? Para poder recabar más información sobre esta problemática y generar una base de datos extensa, el CREAF y el DAAC abren el proyecto de seguimiento de las especies exóticas en Catalunya, EXOCAT, a la participación ciudadana y durante 3 días (del 24 al 26 de mayo).

La ginesta, que la veiem florida en aquesta imatge del 22 d'octubre a Barcelona, només hauria de tenir flors entre els mesos d'abril i juliol. Font: Elisabeth Llopart (Voluntària de RitmeNatura)
Noticias
Gerard Gaya

Plantas de toda Cataluña florecen y fructifican también en otoño debido al calor de los últimos meses

La temperatura de septiembre y octubre, mucho más cálida de lo que es habitual en esta época del año, ha modificado los ciclos naturales de muchas especies, sustituyendo el inicio del otoño por una “segunda primavera”. Han vuelto a brotar viñedos del Penedès y el Garraf, se ha retrasado la caída de las hojas de algunos árboles de hoja caduca y han florecido por segunda vez multitud de plantas silvestres y árboles frutales desde las Tierras del Ebro hasta la Cataluña del Norte.

Can Balasc con Barraquer. Imagen: Alba Gimbert
Noticias
Alba Gimbert

Una mirada a los bosques del futuro con la colaboración de Barraquer

El CREAF amb el Centre d’Oftalmologia Barraquer i les seves famílies han visitat l’Estació Biològica de Can Balasc per ensenyar i viure, de primera mà, la importància de la nostra vista com a eina de canvi i protecció dels boscos mediterranis.

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail