Buscar

El CREAF firma el compromiso CoARA para impulsar una forma diferente de evaluar la investigación

Los indicadores de calidad, la revisión por pares y el uso responsable de las métricas cuantitativas son los ejes del acuerdo CoARA. Foto: Unsplash.
Los indicadores de calidad, la revisión por pares y el uso responsable de las métricas cuantitativas son los ejes del acuerdo CoARA. Foto: Unsplash.

La reciente adhesión del CREAF al Acuerdo CoARA (Coalition for Advancing Research Assessment) busca contribuir a transformar los procedimientos e indicadores por los que se evalúa la investigación. Más de 350 organizaciones procedentes de más de 40 países se han involucarado en este convenio, que adopta el compromiso de promover prácticas equitativas y transparentes para evaluar la ciencia, con la voluntad de llegar a un alcance internacional. La ANECA, la red de centros CERCA y el CSIC, entre otros, ya han firmado esta apuesta transformadora. CoARA es una inicitiva internacional iniciada en 2022 e impulsada por la Asociación Europea de Universidades (EEUU) y la Comisión Europea, entre otras.

Más de 350 organizaciones procedentes de más de 40 países han firmado CoARA, un convenio internacional para promover prácticas equitativas y transparentes para evaluar la ciencia, con voluntad de alcance internacional.

Los indicadores de calidad, la revisión por pares y el uso responsable de las métricas cuantitativas son los ejes del acuerdo. En esencia, CoARA propone reconocer los resultados, prácticas y actividades que maximizan la calidad y el impacto de la investigación. La propia comunidad científica ha cuestionado tradicionalmente el actual sistema de evaluación de la investigación, debido a las limitaciones, sesgos y dependencia de métricas limitadas. El procedimiento de evaluación utilizado hasta ahora suele quedar al margen de la diversidad de las contribuciones científicas, el valor y el impacto del trabajo académico, restringe la innovación y condiciona el avance del conocimiento.

Joan Pino, director del CREAF, explica que «desde el centro compartimos la necesidad de un cambio y queremos estar presentes desde el primer momento en el nuevo paradigma al que contribuye el Acuerdo CoARA». Sin embargo, Joan Pino admite que este convenio internacional abre una vía compleja, aunque necesaria: “Hasta ahora, los indicadores numéricos tienen la virtud de ser simples, si bien normalmente es la única que tienen. Tenemos la firme voluntad de incorporar elementos más allá del impacto académico, pero es necesario desarrollar las métricas y es una tarea compartida, en la que el CREAF colaborará con equipos internos y externos de gestión de la investigación”. La adhesión supone el compromiso del CREAF de implementar un plan en los próximos 5 años.

En el CREAF han fomentado la adhesión a CoARA especialmente Teresa Rosas –responsable de Talento y género– y Anabel Sánchez –responsable de Impacto– dada su responsabilidad en ámbitos vinculados con los indicadores. Para explicar por qué es clave una nueva mirada sobre los rankings científicos, Teresa Rosas incorpora el concepto de diversidad: «Si queremos diversidad, es necesario ir más allá del número de publicaciones«, asegura, y apunta que considera lógico que el Acuerdo CoARA conviva con índices cuantitativos. Para Rosas, el cambio que propone CoARA pasa por contemplar las aportaciones individuales pero también las colectivas, poner en valor la ciencia abierta y promover liderazgos responsables, por ejemplo. Ahora bien, es plenamente consciente de la gran labor que incorpora: «Es un reto inmenso, no es sencillo y seguramente por eso no se ha hecho hasta ahora, porque los números a priori parecen más objetivos y fáciles. Es un proceso lento y, como cualquier cambio cultural, implica tiempo, paciencia y muchas mentes diversas pensando para proponer las mejores soluciones”.

Los indicadores de calidad, la revisión por pares y el uso responsable de las métricas cuantitativas son los ejes del acuerdo, que propone reconocer los resultados, las prácticas y las actividades que maximizan la calidad y el impacto de la investigación.

Para Anabel Sánchez se trata de ampliar los criterios, tanto por parte de las organizaciones como del propio sistema científico. El objetivo es «incluir la generación de conocimiento y los impactos científico, tecnológico, económico, cultural y social de la investigación». Por eso, considera esencial dar valor a actividades como “la transferencia de conocimiento, la formación y la tutoría, las contribuciones a una cultura de investigación positiva, la interacción con la ciudadanía y con quien toma decisiones, el compromiso con actores sociales clave y su inclusión en el proceso de investigación”, por destacar las esenciales.

La propia comunidad científica ha cuestionado tradicionalmente el actual sistema de evaluación de la investigación, debido a las limitaciones, los sesgos y la dependencia de métricas limitadas. Foto: Unsplash.
La propia comunidad científica ha cuestionado tradicionalmente el actual sistema de evaluación de la investigación, debido a las limitaciones, los sesgos y la dependencia de métricas limitadas. Foto: Unsplash.

Los 10 compromisos del acuerdo CoARA

  1. Reconocer la diversidad de contribuciones y trayectorias a la investigación, de acuerdo con sus necesidades y naturaleza.
  2. Basar la evaluación de la investigación esencialmente en criterios cualitativos, para lo que es fundamental la revisión por iguales, apoyada en un uso responsable de indicadores cuantitativos.
  3. Abandonar los usos inadecuados de métricas basadas en revistas y publicaciones, en particular las del Journal Impact Factor (JIF) y del índice h.
  4. Evitar el uso de rankings de organizaciones de investigación al evaluar la investigación.
  5. Destinar los recursos necesarios a reformar la evaluación de la investigación, para conseguir los cambios organizativos consensuados.
  6. Revisar y desarrollar criterios, herramientas y procesos de evaluación de la investigación.
  7. Concienciar sobre la reforma de la evaluación de la investigación y ofrecer una comunicación, orientación y formación transparentes sobre los criterios y procesos de evaluación, así como su uso.
  8. Intercambiar prácticas y experiencias para permitir el aprendizaje mutuo dentro y fuera de CoARA.
  9. Comunicar los avances realizados en la adhesión a los principios y aplicación de los compromisos.
  10. Evaluar prácticas, criterios y herramientas basándose en evidencias sólidas y el estado del arte de la investigación, y poner a disposición los datos abiertos para recoger evidencias.

Entre las 350 organizaciones participantes se encuentran entidades públicas y privadas de financiación de la investigación, universidades, centros e institutos de investigación, asociaciones y alianzas, autoridades nacionales y regionales, organismos de acreditación y evaluación, sociedades científicas y asociaciones profesionales, representativas de los múltiples puntos de vista que desea acoger CoARA.

Artículos relacionados