El CREAF asiste a la COP 27 como organización observadora, además de intervenir en diversas sesiones de debate

El CREAF participa en la COP 27 sobre el clima, ya que desde junio de este año es organización observadora de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Imagen: Reuters.
El CREAF participa en la COP 27 sobre el clima, ya que desde junio de este año es organización observadora de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Imagen: Reuters.

El CREAF participa en la COP 27 sobre el clima que se celebra en Sharm El-Shekh (Egipto) del 6 al 18 de noviembre de 2022, ya que desde junio de este año es organización observadora de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, en sus siglas en inglés). Además, Alicia Pérez-Porro, coordinadora científica del centro, ha sido invitada a intervenir en dos mesas redondas además de moderar una tercera, programadas en el nuevo Pabellón Mediterráneo de la COP 27, incluido en la Zona Azul como espacio de debate por primera vez en toda la historia de la Conferencia de las Partes sobre el clima. En estas dos sesiones de debate, el CREAF presentará su experiencia en el ámbito de la diplomacia ambiental y su investigación en agricultura regenerativa y restauración de suelos, sobre todo enfocada a los retos del viñedo frente al cambio climático.

La coordinadora científica del CREAF, Alicia Pérez-Porro, el investigador del CREAF y profesor de la UB Jofre Carnicer y las investigadoras pre doctorales Maria Vives Ingla y Angham Daiyoub intervienen en la COP 27.

Asimismo, el investigador del CREAF y profesor de la Universitat de Barcelona Jofre Carnicer y la investigadora pre doctoral del CREAF Maria Vives Ingla forman parte de la iniciativa Generación COP 27 impulsada por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico del gobierno español junto a la Conferencia de rectores de las universidades españoles (CRUE). Además, la investigadora pre doctoral del CREAF Angham Daiyoub estará también presente en la conferencia invitada por la ONG New Women Connectors for Inclusion and Social Justice para intervenir el 16 de novembre en el día dedicado a la biodiversidad.

La ciencia debe tener presencia en convenciones multilaterales internacionales como las COP, por el componente científico de los asuntos que se tratan y para informar las soluciones que se proponen.

Esta es la segunda vez que el CREAF tiene presencia en este foro multilateral internacional, si bien es la primera que interviene activamente en sesiones de debate. “Es importante para un centro de investigación tener presencia en convenciones multilaterales internacionales como las COP, no sólo por el componente científico de los asuntos que se tratan, sino también porque las soluciones que se proponen deben estar informadas por la ciencia», apunta Alicia Pérez-Porro. I añade: «la diplomacia científica, en este caso sobre aspectos ambientales, forma parte de cualquier centro de investigación internacional y es importante darle relevancia para contextualizar la investigación que llevamos a cabo».

El foco principal de la COP 27 es la financiación climática, «una señal política inequívoca», en palabras de Alicia Pérez-Porro, que también destaca que las naciones desarrolladas se involucren en financiar las consecuencias del cambio climático en territorios poco favorecidos. La agenda de negociación de la Unión Europea en la cita de Egipto también contempla hacer frente a las crisis climáticas y a la pérdida de biodiversidad, a alcance mundial y de forma coordinada. Esto conecta profundamente la COP 27 sobre clima con la COP 15 sobre biodiversidad (que se celebra de 7 a 19 de diciembre 2022 en Montreal, Canadá) y plantea un compromiso de trabajo conjunto.

«La salud de los ecosistemas terrestres y marinos es clave para solucionar la crisis climática y de biodiversidad. El conocimiento científico es inherente a la solución: para entender el contexto y para colaborar poniendo el foco en las posibilidades»

ALICIA PÉREZ-PORRO, coordinadora científica del CREAF

Debate con foco mediterráneo

El primer Pabellón Mediterráneo de la historia de la COP es una oportunidad para abordar los retos que encara la región Mediterránea en el contexto de cambio climático. El objetivo de este espacio es reunir a los representantes de una región que se calienta a un ritmo muy rápido y donde se acentúan los fenómenos climáticos extremos.

Por parte del CREAF, intervenimos en la mesa redonda ‘Science Diplomacy and Climate Change: The Mediterranean as a global testbed’, convocada por la Unión para el Mediterráneo (UpM) el jueves 10 de noviembre, para poner en común el rol de la ciencia como disciplina basada en la evidencia en iniciativas conjuntas contra el cambio climático. Moderará el encuentro Cristina Russo, directora de Global Approach and International Cooperation in R&I de la Dirección general de Innovación de la Comisión Europea. Además de Alicia Perez-Porro del CREAF, intervendrán la presidenta de la Royal Scientific Society de Jordània, Sumaya Bint-EL Hassan; el comisario de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la African Unio, Mohamed Belhocine; el presidente de la Fundación PRIMA, Angelo Riccaboni, y el coordinador de Diplomácia científica de la Comisión Europea, Jan Marco Müller.

También participamos en la mesa redonda ‘Mediterranean agri-food systems and climate change: what adaptation solutions for the grape and wine sector’ organizada por CIHEAM el martes 14 de noviembre, sobre las estrategias para adaptar los sistemas agroalimentarios al cambio climático, con especial atención al sector vitivinícola. Por eso, además de la coordinadora científica del CREAF, interviene Pau Roca, director de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) y modera Raúl Compés, director de CIHEAM Zaragoza. Desde el CREAF se presentarán diversos estudios científicos sobre cómo adaptar el viñedo a los efectos del cambio climático, varios casos de regeneración de los suelos, los efectos de las oleadas de calor en los cultivos y las medidas de adaptación al uso del agua, entre otros.

Alicia Pérez-Porro también modera la mesa redonda ‘Still keeping 1.5º C alive’ el sábado 12 de noviembre, en la que intervienen Global Alliance for a Sustainable Planet, el Grupo de governanza en cambio climático de la Universitat Politècnica de Catalunya, Earth Action, Climate Scorecard y la Asociación Proteger.

Un espacio para el consenso y la acción

El primer Pabellón Mediterráneo de la COP cuenta con representación pública y privada, científica, académica, técnica, política, de la sociedad civil, las finanzas y los negocios con el compromiso de abordar la crisis climática de forma coordinada.

El primer Pabellón Mediterráneo de la COP es un espacio con representación pública y privada, científica, académica, técnica, política, de la sociedad civil, las finanzas y los negocios, con el compromiso de abordar la crisis climática de forma coordinada. Nace con la vocación de ser un punto de encuentro para poner en común, concienciar e impulsar soluciones a los retos climáticos que afronta hoy la región mediterránea.

El espacio está impulsado por la Unión para el Mediterráneo, el Programa de Naciones Unidas por el Medio Ambiente – Mediterranean Action Plan (UNEP-MAP), la Fundación PRIMA, y un comité científico dirigido por la red de Expertos Mediterráneos en Cambio Climático y Mediambiental (MedECC) que reúne a los 600 científicos que el año 2020 firmaron el 1st Mediterranean Assessment Report, la primera evaluación científica sobre el cambio climático y medioambiental en la región Mediterránea. Impulsan el Pabellón también una serie de organizaciones entre las que se encuentran CIHEAM, MedWaves, Plan Bleu, Interreg Mediterranean y el European Centre for Medium-Range Weather Forecasts (ECMWF), por citar algunos.

La cita de Egipto marca el inicio de la colaboración entre diversas entidades intergubernamentales, políticas, de cooperación y de investigación en el Mediterráneo, si bien no es la primera vez que una Conferencia de las Partes se celebra en un país de la orilla sur de este mar: la COP 22 tuvo lugar en Marrakech (Marruecos) en 2016.

El CREAF, comprometido con el Mediterráneo

La riba sur del Mediterráneo es un espacio natural del trabajo científico del CREAF, con la necesaria relación con la riba norte y con Bruselas, como epicentro político y de relaciones internacionales Por eso, recientemente el centro ha impulsado una estrategia y una serie de acciones en la región para seguir contribuyendo desde la ciencia a un Mediterráneo más resiliente, justo y seguro para todos. Entre otros, se han fortalecido los vínculos con centros de investigación con los que ya se había colaborado, además de iniciar nuevas vías de trabajo científico que se concretan en proyectos de investigación, intercambio en foros de debate, programas de visitas de personal científico y colaboraciones de carácter institucional.

Artículos relacionados

Noticias
Veronica Couto Antelo

Erizo a la fuga

Los erizos de mar son animales herbívoros, claves en la red trófica del fondo marino. Van pastando intensivamente y mantienen estos ecosistemas en estadios de

Sa Foradada, Menorca (Font: Crispin Jones a Unsplash)
Noticias
Florencia Florido

Una Mediterránea unida por la ciencia puede impulsar la acción climática

El CREAF y la Unión por el Mediterráneo promueven la diplomacia científica para hacer frente a los grandes retos regionales derivados de la emergencia climática. Para ello, han organizado conjuntamente el workshop “Increasing awareness of science diplomacy in the Mediterranean” y han publicado un informe ya disponible en acceso abierto.

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail