Descubre la biodiversidad de la costa con la campaña ‘Retorno al Mar’

Sesión de snorkel en Barcelona. Crédito: Anèl·lides - Serveis ambientals marins
Sesión de snorkel en Barcelona. Crédito: Anèl·lides - Serveis ambientals marins

El Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC), el proyecto Cos4Cloud en el que el CREAF participa, la empresa Anèl·lides – Serveis ambientals marins, la asociación medioambiental Xatrac y tres centros de submarinismo: Oceanicos, Escafandra Calafell y Plàncton Diving han aunado esfuerzos para impulsar la campaña ‘Retorno al Mar’, una iniciativa de ciencia ciudadana que pretende recoger el máximo de observaciones de biodiversidad marina en la costa catalana durante los meses julio, agosto y septiembre.

Retorno al Mar’ anima a la ciudadanía a (re)conectar con la naturaleza tras estos meses en casa, descubrir una gran variedad de especies marinas compartirlo con otras personas. Además, las observaciones que se obtengan de las playas de Badalona, Barcelona y el Maresme se podrán comparar con datos anteriores al confinamiento. ‘Tenemos la sospecha de que, gracias a los meses de ausencia o disminución de actividad en áreas marítimas, algunas especies marinas se han aventurado a ir a zonas del mar menos profundas, esta campaña es una oportunidad para comprobarlo’, explica Andrea Comaposada, bióloga y fundadora de Anèl·lides.

creaf bolg_targeta

Cualquier persona puede participar en la iniciativa, basta con desenfundar la cámara o el móvil, buscar seres vivos del ecosistema marino, bajo el agua o cerca de la playa, hacerles una foto y colgarla al proyecto ‘Retorno al Mar’, disponible a través de la plataforma de ciencia ciudadana Natusfera. Una vez esté subida la fotografía, una red de personas expertas y naturalistas ayudarán a identificar y validar las observaciones. El proyecto estará abierto desde el 15 de julio hasta el 30 de septiembre.

Retorno al mar’ anima a la ciudadanía a (re)conectar con la naturaleza tras estos meses en casa, descubrir una gran variedad de especies marinas y compartirlo con otras personas.

El impacto del confinamiento en el mar 

Por el momento se desconoce si los participantes encontrarán más biodiversidad en zonas menos profundas a causa del confinamiento, ya que no se dispone de suficientes datos y las investigaciones entorno al impacto en la naturaleza de estos últimos meses requieren más tiempo.

No obstante, puede haberse producido un cambio de distribución y comportamiento de grandes organismos como lo son los cetáceos, los peces grandes y las aves marinas, lo que puede haber afectado a los organismos de los cuales se alimentan y a la química del agua. El investigador Francesc Peters y su equipo del ICM-CSIC han comenzado a recolectar datos para averiguarlo y, aunque todavía no se han analizado las muestras, según comenta Peters, «sí puede haber algún efecto en este sentido, aunque será difícil comprobarlo».

Sessió de busseig, Tarragona. Crèdit : Anèl·lides - serveis ambientals marins
Sesión de buceo, Tarragona. Crédito: Anèl·lides – Serveis ambientals marins

La página de la campaña ofrece una guía orientativa con algunos de los organismos marinos más comunes de la costa catalana. La elaboraron Anèl·lides y el ayuntamiento de Badalona durante el verano de 2019 con el objetivo de averiguar qué especies se ven con más frecuencia en la playa de Badalona, pero es extrapolable a otras zonas. “Lo más especial de esta guía es que todas las fotos son de personas que participan en Natusfera”, puntualiza en este sentido la fundadora de Anèl·lides.

Puede haberse producido un cambio de distribución y comportamiento de grandes organismos como cetáceos, peces grandes y aves marinas.

Una fuente valiosa de datos 

Además de ser una herramienta de aprendizaje, la ciencia ciudadana se utiliza para recoger información a la que toda la comunidad científica puede acceder fácilmente. “Es una manera de conseguir datos de áreas extensas de forma muy económica, queremos que la ciencia ciudadana pase a formar parte de la investigación y la toma de decisiones a nivel de políticas medioambientales”, expone Jaume Piera, que es investigador del ICM-CSIC, está asociado al CREAF y coordina el proyecto Cos4Cloud.

El objetivo del proyecto europeo Cos4Cloud, uno de los impulsores de la campaña, es precisamente mejorar la tecnología de la ciencia ciudadana para que tenga un alcance más global. De hecho, uno de los servicios en los que trabaja el proyecto es MECODA, que según Piera «permitirá visualizar todo tipo de datos con mucha facilidad, lo que hará posible, comparar, por ejemplo, los datos de biodiversidad antes y después del confinamiento”.

Artículos relacionados

El alumnado de los FenoCentros ha aportado casi 1.400 observaciones de plantas y animales al observatorio ciudadano RitmeNatura. Autor: Pau Guzmán
Noticias
Gerard Gaya

Nace la red de FenoCentros del observatorio ciudadano RitmeNatura con 18 escuelas e institutos

Más de 500 alumnos de la província de Barcelona han observado 1.350 cambios en el calendario natural de 289 especies diferentes de plantas y animales gracias al observatorio ciudadano RitmeNatura. Estos datos ciudadanos se combinarán con datos de satélites y permitirán crear FenoTwin, un mapa donde se verá en tiempo real cómo cambia la naturaleza a lo largo del año. Se presentará, junto a la primera generación de la red de FenoCentros, el 15 de junio.

Noticias
Veronica Couto Antelo

La oruga del boj vuelve a la acción

El proyecto de ciencia ciudadana Alerta Forestal activa su campaña de seguimiento de la oruga del boj. ¿Has visto zonas afectadas por esta invasora? ¡Envíanos

Vegetación dunar en la playa de Castelldefels en pleno estallido primaveral. Autor: Robert Ramos (AMB)Ramos (AMB)
Noticias
Pau Guzmán

Las playas metropolitanas actúan como una reserva inesperada de mariposas

El último informe del Observatorio Metropolitano de Mariposas mBMS, que coordinan el AMB, el CREAF y el IERMB mediante el Laboratorio Metropolitano de Ecología y Territorio de Barcelona (LET), obtiene una primera fotografía de la situación de las mariposas en las playas metropolitanas y pone de manifiesto que la vegetación dunar de estos espacios costeros puede actuar de reservorio de determinadas especies de mariposas.