Buscar

El cambio climático no es el principal culpable de los conflictos relacionados con el agua en el Mediterráneo

Imatge de la Reserva de la Biosfera Intercontinental de la Mediterrània
Imatge de la Reserva de la Biosfera Intercontinental de la Mediterrània

En la mayoría de las situaciones estudiadas en el proyecto internacional CLICO, los conflictos relacionados con el agua tienen más que ver con factores políticos, económicos y sociales que con las presiones del clima.

El CREAF ha liderado el caso de estudio de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo. Sus resultados apuntan que, en esta región, el cambio climático conlleva consecuencias físicas en la disponibilidad de agua en ambos lados del de la región (Andalucía y Marruecos), pero que, de momento, el cambio climático en sí mismo no conlleva consecuencias sociales.

Imatge de la Reserva de la Biosfera Intercontinental de la Mediterrània
Imagen de la Reserva de la Biosfera Intercontinental de la Mediterránia

El proyecto internacional  CLICO (Climate Change, Hydro Conflicts and Human security), liderado por el ICTA,

ha reunido en Nicosia (Chipre), investigadores de 14 instituciones para dar a conocer los primeros resultados del proyecto. Los investigadores indican que el cambio climático juega por ahora un papel secundario en el origen y el agravamiento de los conflictos relacionados con el agua y hace un llamamiento a evitar discursos políticos que les vinculen directamente sin considerar el papel de otros factores de tipo político y socioeconómico. Este proyecto cuenta con la participación del CREAF dentro del consorcio y ha trabajado en diversas áreas del Mediterráneo, Oriente Medio y del Sahel.

Los efectos del cambio climático sobre el agua se prevé que se intensifiquen en el Mediterráneo y sus regiones vecinas en los próximos años. Este hecho podría amenazar aún más la seguridad de las poblaciones, principalmente las más vulnerables a las sequías o inundaciones. En este sentido, algunos políticos han alertado sobre los peligros de las «guerras del agua» y el cambio climático como amenazas a la seguridad nacional. Sin embargo, los resultados del proyecto CLICO indican que este discurso simplifica enormemente una realidad más compleja y que los cambios relacionados con el clima y los recursos hídricos son importantes, pero juegan sólo un papel secundario- al menos de momento- como causantes de conflictos e inseguridad humana, en comparación con otros factores políticos, económicos y sociales. En los países con instituciones competentes y sistemas de protección social y seguridad civil las poblaciones sufrirán mucho menos por los desastres climáticos y los conflictos violentos son más improbables, señala la investigación.

El CREAF ha liderado el caso de estudio de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo

El CREAF ha desarrollado uno de los casos de estudio del proyecto CLICO centrado en la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo. Esta reserva agrupa todos los Parques Natural de ambas regiones (Parques Naturales Sierra de Grazalema, Sierra de las Nieves, El Estrecho y Los Alcornocales en Andalucía y Parque Nacional de Talassemtane en Marruecos). Siguiendo la metodología de CLICO, los investigadores del CREAF Diana Pascual y Eduard Pla han analiza esta región desde la óptica del cambio climático, la seguridad humana y los conflictos relacionados con la falta de agua, sobre todo centrándose en la sequía.

Los resultados obtenidos por el CREAF apuntan que el cambio climático conlleva consecuencias físicas en la disponibilidad de agua en ambos lados del caso de estudio (Andalucía y Marruecos), pero que, de momento, el cambio climático en sí mismo no conlleva consecuencias sociales.

Los resultados proyectan reducciones en el caudal de los ríos del orden de un 30%, así como incrementos en las demandas de agua de los cultivos entre el 7,5 -16% para mantener las producciones actuales.

Los bosques muestran una mayor vulnerabilidad al cambio climático que los matorrales, con una mayor reducción del agua disponible en el suelo en el futuro. Los resultados muestran una clara segregación espacial de los impactos; las zonas más elevadas resultan menos vulnerables al cambio climático y los impactos sólo serán relevantes para la biodiversidad, no por las actividades humanas, las zonas de menor altitud y la costa ejercerán una mayor presión sobre los recursos hídricos por los diferentes usas en un contexto más árido.

El proyecto ha contado con un proceso participativo donde los principales agentes interesados y expertos en temáticas de agua de ambos lado del Mediterráneo han señalado vulnerabilidades de esta Reserva de la Biosfera. Asimismo, el grupo de expertos ha hecho propuestas de adaptación y ha detectado los puntos fuertes y débiles de las dos regiones en esta temática. La información aportada por los expertos ha contrastado con la información disponible y con los resultados de la modelización hidrológica incorporando proyecciones climáticas.

En esta región, al igual que en la mayoría de las situaciones estudiadas en CLICO, los conflictos relacionados con el agua tienen más que ver con factores políticos, económicos y sociales que con las presiones relacionadas con el clima.

Experts reunits durant el procés participatiu coordinat pel CREAF
Expertos reunidos durante el proceso participativo coordinado por el CREAF

Conferencia final del proyecto CLICO: un debate para promover la paz y la seguridad humana bajo condiciones hídricas y climáticas cambiantes

La conferencia final de CLICO en Chipre, celebrada los días 10 y 11 de diciembre, en paralelo a la conferencia de alto nivel EWACC 2012 (Energy, Water and Climate Change), ha servido para poner sobre la mesa los resultados del proyecto , establecer recomendaciones políticas para mejorar la seguridad de las poblaciones y proponer nuevas ideas sobre las políticas públicas y acuerdos institucionales necesarios para promover la paz y la seguridad humana bajo condiciones hídricas y climáticas cambiantes. Entre otros aspectos se ha debatido la relación entre la sequía, las inundaciones y el aumento del nivel del mar y los conflictos sociales, el papel de las instituciones, los acuerdos entre países y las políticas de adaptación para paliar sus efectos.

Los investigadores consideran que los discursos políticos no deben reiterar modelos simplistas que vinculen el cambio climático directamente con el conflicto social y la inseguridad.

Los estudios realizados indican que la estabilidad política y la existencia de un estado del bienestar reducen las posibilidades de conflicto social y que la vulnerabilidad de las poblaciones responde en gran medida a causas preexistentes a los desastres naturales, como la pobreza, el difícil acceso a la educación o la corrupción en instituciones políticas y administrativas.

Una mejor distribución de la riqueza, una mayor protección social, un acceso universal a la justicia y mayores niveles de democracia pueden mejorar en gran medida ambas cuestiones.

Extensions cultivades a Tetouan
Extensiones cultivadas a Tetouan

Los investigadores han comprobado también que el desarrollo reduce los conflictos domésticos violentos por el agua, aunque en algunos casos, como con la expansión de la agricultura extensiva, puede ser una fuente de tensiones y conflictos sociales.

CLICO alerta igualmente del debilitamiento que se está produciendo en los sistemas de ayuda y protección social frente a los desastres naturales en las regiones del Norte del Mediterráneo debido a la crisis económica y aconseja revertir esta tendencia.

La investigación destaca la necesidad de colaboración entre las instituciones y de integrar políticas de adaptación al cambio climático en las estructuras ya existentes, como las relacionadas con el desarrollo humano y la reducción de la pobreza. Una revisión de las políticas existentes indica que en varios países ya están, pero no han sido implementadas. Y en muchos casos las políticas adaptadas han acabado siendo contraproducentes para no tener en cuenta el conocimiento y experiencia de las poblaciones afectadas por los fenómenos hídricos. CLICO aconseja favorecer una mayor participación social, acompañada de políticas sociales y económicas que confieran a los grupos más vulnerables un papel significativo en los procesos participativos.

Sobre CLICO

El proyecto CLICO ha sido financiado por el ámbito de Ciencias Socioeconómicas y Humanidades del 7 º Programa Marco de Proyectos de Investigación de la Unión Europea con aproximadamente 3 millones de euros. Se puso en marcha en enero de 2010, para llenar el vacío de estudios existente sobre las relaciones de causa-efecto entre el cambio climático, la hidrología, el conflicto social, la cooperación y la seguridad de las poblaciones afectadas.

A lo largo de estos años, el proyecto ha elaborado:

  • Un análisis estadístico exhaustivo -la primera de estas características- de relaciones entre variables climáticas, hidrológicas y socioeconómicas y conflicto social y cooperación en 35 países del Mediterráneo, Oriente-Medio, y el Sahel.
  • Estudios en profundidad de los vínculos entre cambios hidro-climáticos, vulnerabilidad, adaptación y seguridad en once casos: La isla de Chipre, la biosfera Andalucía-Marruecos, Níger, Alejandría, Sudán, la península del Sinaí (Egipto), el Delta del Ebro y las cuencas de los ríos Sarno (Italia), Seyhan (Turquía), Jordán (Israel-Palestina-Jordania) y Nilo (Egipto-Sudán-Etiopía).
  • Análisis de políticas y acuerdos en materia de seguridad y adaptación al cambio climático, a nivel nacional, transfronterizo e internacional.

Artículos relacionados

Bosque afectado por la sequía en las montañas de Prades. Imagen: Galdric Mossoll
Noticias
Anna Ramon

Récord histórico de bosques afectados por sequía durante 2023

La campaña de 2023 presenta, de lejos, el récord de bosques afectados por sequía en Cataluña registrados desde que se inició el Deboscat, en 2012. Este 2023 ha registrado 66.482 hectáreas de bosques afectados por la falta de agua.

Lago de alta montaña en Andorra. Imagen: Galdric Mossoll
Noticias
CREAF

Arranca una expedición para cartografiar la biodiversidad invisible de los lagos pirenaicos

La región de los Pirineos está experimentando un índice de calentamiento superior a la media mundial, lo que la convierte en un observatorio crítico para los impactos del cambio climático. Un equipo científico ha iniciado esfuerzos conjuntos para cartografiar la biodiversidad de los microorganismos que viven bajo la superficie de 300 lagos diferentes de los Pirineos.

CARDIMED tiene un doble objetivo: demostrar el potencial de las soluciones basadas en la naturaleza (SBNs) para aumentar la resiliencia de los ecosistemas mediterráneos y construir una infraestructura que permita unificar el conocimiento generado y ponerlo a disposición de los actores interesados. Imagen: Dominio público
Noticias
Angela Justamante

Aumentar la resiliencia climática del mediterráneo, la misión del proyecto europeo CARDIMED

En el contexto de cambio climático, el proyecto CARDIMED tiene un doble objetivo: demostrar el potencial de las soluciones basadas en la naturaleza (SBNs) para aumentar la resiliencia de los ecosistemas mediterráneos y construir una infraestructura que permita unificar el conocimiento generado y ponerlo a disposición de los actores interesados.

Noticias
Anna Ramon

¡El agua no es sólo azul! ¿Qué es el agua verde y qué relación tiene con la gestión forestal?

Hoy, que navegamos entre el 21 de marzo, Día Internacional de los Bosques y el 22 de marzo, Día Mundial del Agua, nos hemos preguntado qué relación tienen y tendrán las masas forestales con este preciado recurso. ¿Cómo afectarán las sequías en nuestros bosques? ¿Se pueden tomar medidas para mejorar la vitalidad de los árboles? ¿Cortar algunos árboles puede hacer que aumente el agua en nuestros embalses?

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail