Buscar

El tratamiento de las aguas urbanas provoca cambios en la flora y fauna de los ríos

Un estudio publicado en la revista Science, liderado por Carles Ibáñez del IRTA y en el que participa Josep Peñuelas del CREAF, alerta de que depurar las aguas para que sean más claras no siempre implica un retorno a las condiciones sanas del río, sino que también se pueden producir efectos indeseables en todo el ecosistema.

El río Ebro en 2009, una vez recuperada la transparencia. Carles Ibáñez/IRTA

Desde mediados del siglo XX, los países con economías más capitalizadas han sufrido un exceso de fósforo en sus ríos y lagos como consecuencia del abuso de fertilizantes y detergentes con fosfatos, la contaminación industrial y la deficiente depuración del agua urbana, entre otras causas. Esta sobreabundancia de fósforo respecto a la proporción de nitrógeno, el otro nutriente esencial, provoca un crecimiento excesivo de fitoplancton, origen del aspecto verde que toman las aguas. Con el objetivo de solucionar esta contaminación orgánica, se ha mejorado en las últimas tres décadas la gestión del agua en las ciudades y el uso que se hace de los fertilizantes en la agricultura. Y los resultados son positivos: cada vez hay menos fósforo y los ríos vuelven a tener un aspecto más transparente.

Sin embargo, un estudio publicado en la revista Science alerta de que depurar las aguas para que sean más claras no siempre implica un retorno a las condiciones sanas del río, sino que también se pueden producir efectos indeseables en todo el ecosistema. Es el caso del Ebro, donde a principios del siglo XXI se detectó un cambio repentino de la transparencia del agua por la disminución del fósforo. Desde entonces se ha producido una proliferación de macrófitos (plantas acuáticas sumergidas, mal llamadas algas) y la aparición masiva de mosca negra, que provoca importantes molestias a las poblaciones ribereñas.

L'Ebre al 1992, abans de fer els tractaments de depuració. Foto: Carles Ibáñez/IRTA.
El Ebro en el 1992, antes de hacer los tratamientos de depuración. Foto: Carles Ibáñez/IRTA.

La investigación, que han llevado a cabo Josep Peñuelas, ecólogo del CSIC en el CREAF, y Carles Ibáñez, del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA) en Sant Carles de la Ràpita, compara datos de ríos y estuarios mayoritariamente de Estados Unidos y Europa. Estos espacios han pasado de estar eutrofizados, es decir, tener demasiados nutrientes, a una situación de nuevo desequilibrio entre el nitrógeno y el fósforo, proceso que se conoce como reoligotrofización. Los resultados publicados muestran que la reoligotrofización puede tener efectos diferentes en función del tamaño y la profundidad del río, o del tipo de sustrato de la cuenca, entre otros factores.

“Los tratamientos con depuradoras son de alcance mundial y habrá que estudiar las consecuencias reales más profundamente, ya que hemos visto que no siempre son suficientes”, advierte Peñuelas. Así pues, según señala Carles Ibáñez, “la mejora parcial de la calidad del agua tiene ventajas”, si bien “también genera inconvenientes si no se hace una gestión integrada a nivel de toda la cuenca de los ríos, teniendo en cuenta tanto los usos urbanos, agrícolas e industriales como los requerimientos ambientales”.

 

Artículo de referencia:

Carles Ibáñez y Josep Peñuelas. Changing nutrients, changing rivers. Science. DOI: 10.1126/science.aay2723.

Artículos relacionados

Bosque afectado por la sequía en las montañas de Prades. Imagen: Galdric Mossoll
Noticias
Anna Ramon

Récord histórico de bosques afectados por sequía durante 2023

La campaña de 2023 presenta, de lejos, el récord de bosques afectados por sequía en Cataluña registrados desde que se inició el Deboscat, en 2012. Este 2023 ha registrado 66.482 hectáreas de bosques afectados por la falta de agua.

Lago de alta montaña en Andorra. Imagen: Galdric Mossoll
Noticias
CREAF

Arranca una expedición para cartografiar la biodiversidad invisible de los lagos pirenaicos

La región de los Pirineos está experimentando un índice de calentamiento superior a la media mundial, lo que la convierte en un observatorio crítico para los impactos del cambio climático. Un equipo científico ha iniciado esfuerzos conjuntos para cartografiar la biodiversidad de los microorganismos que viven bajo la superficie de 300 lagos diferentes de los Pirineos.

CARDIMED tiene un doble objetivo: demostrar el potencial de las soluciones basadas en la naturaleza (SBNs) para aumentar la resiliencia de los ecosistemas mediterráneos y construir una infraestructura que permita unificar el conocimiento generado y ponerlo a disposición de los actores interesados. Imagen: Dominio público
Noticias
Angela Justamante

Aumentar la resiliencia climática del mediterráneo, la misión del proyecto europeo CARDIMED

En el contexto de cambio climático, el proyecto CARDIMED tiene un doble objetivo: demostrar el potencial de las soluciones basadas en la naturaleza (SBNs) para aumentar la resiliencia de los ecosistemas mediterráneos y construir una infraestructura que permita unificar el conocimiento generado y ponerlo a disposición de los actores interesados.

Noticias
Anna Ramon

¡El agua no es sólo azul! ¿Qué es el agua verde y qué relación tiene con la gestión forestal?

Hoy, que navegamos entre el 21 de marzo, Día Internacional de los Bosques y el 22 de marzo, Día Mundial del Agua, nos hemos preguntado qué relación tienen y tendrán las masas forestales con este preciado recurso. ¿Cómo afectarán las sequías en nuestros bosques? ¿Se pueden tomar medidas para mejorar la vitalidad de los árboles? ¿Cortar algunos árboles puede hacer que aumente el agua en nuestros embalses?

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail