La ganadería tradicional en el Montseny ayudará a la recuperación de aves de espacios abiertos

El Pla de la Calma vist des del Matagalls, al Parc Natural del Montseny, zones on s'està tornant a la ramaderia tradicional per recuperar les poblacions d'aus afectades. Autor: Pere López (CC BY-SA 3.0)
El Pla de la Calma vist des del Matagalls, al Parc Natural del Montseny, zones on s'està tornant a la ramaderia tradicional per recuperar les poblacions d'aus afectades. Autor: Pere López (CC BY-SA 3.0)

El abandono de zonas agrícolas y ganaderas y la consiguiente reforestación en el Montseny ha hecho que en 12 años se haya producido un descenso del 44% en las poblaciones de aves propias de hábitats abiertos. La restauración de la agricultura y la ganadería tradicionales deberían ayudar a frenar el avance del bosque.

El Pla de la Calma vist des del Matagalls, al Parc Natural del Montseny, zones on s'està tornant a la ramaderia tradicional per recuperar les poblacions d'aus afectades. Autor: Pere López (CC BY-SA 3.0)
El Pla de la Calma visto des del Matagalls, en el Parque Natural del Montseny, zonas donde se está volviendo a la ganadería tradicional para recuperar las poblaciones de aves afectadas. Autor: Pere López (CC BY-SA 3.0)

El establecimiento de programas de seguimiento de aves en el Parque Natural del Montseny ha permitido detectar un alarmante descenso de las poblaciones de aves comunes que habitan zonas abiertas. En sólo 12 años, las poblaciones de estos pájaros reducido cerca del 44%, especialmente en el periodo comprendido entre los años 2002 y 2007. Esta es la principal conclusión a la que se ha llegado en un estudio donde han colaborado Sergi Herrando (investigador del Instituto Catalán de Ornitología y asociado del CREAF) y Lluís Brotons (investigador del CSIC en el CREAF y de la unidad InForest CTFC-CREAF), y que se ha publicado en la revista Ecosistemas, editada por la Asociación Española de Ecología Terrestre. Este descenso se debe al cambio de usos del suelo, que en los últimos 50 años ha hecho que la superficie dedicada a cultivos y zonas de pasto se haya reducido en el Montseny a más de la mitad y haya quedado sustituida por bosques, un proceso que no sólo tiene lugar en este Parque Natural, sino también en buena parte de Europa.

El estudio, realizado gracias al programa de Seguimiento de Aves Comunas en Cataluña (SOCC) coordinado desde el Instituto Catalán de Ornitología, sienta las bases para llevar adelante medidas de protección en favor de estas especies de aves. Para ello, los gestores del Parque conjuntamente con los propietarios de las tierras están intentando recuperar espacios abiertos con quemas controladas y selectivas de matorrales y con la recuperación de la ganadería tradicional extensiva. Así, con la reincorporación de herbívoros se prevé que se frene la reforestación y con ello se espera poder recuperar las poblaciones de aves y plantas propias de zonas abiertas.

Podéis leer más sobre esta noticia, en la entrada que publicó la Agencia SINC.

Artículos relacionados