La planta en peligro de extinción Seseli farrenyi multiplica por cuatro su presencia en el Cap de Creus

CC BY: Arnald Mont de Palol.
CC BY: Arnald Mont de Palol.

El Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural ha confirmado la presencia de nuevas localidades de Seseli farrenyi en la zona de la Reserva Natural Integral del Parque Natural de Cap de Creus. Este hallazgo hace que la población haya multiplicado por cuatro el número total de plantas, pasando de las 199 localizadas en 2020 a las más de 838 censadas en 2021. La buena noticia es doble: además del crecimiento de la población, tras siete años de prospecciones y trabajo de campo realizados por la Sandra Saura Mas, investigadora del CREAF y UAB, se ha encontrado una población reproductora donde se han identificado plantas floridas y de diferentes tamaños y edades. Esta planta es una de las especies de flora endémicas en peligro de extinción más amenazada de Catalunya y su extinción comportaría la pérdida planetaria de la especie, porque no se ha descrito en ningún lugar más del mundo.

El estudio y muestreo realizado en el año 2021 por el CREAF se enmarca en la Estrategia de conservación del Parque Natural de Cap de Creus, que ya hace más de 10 años que se ocupa del seguimiento del estado de conservación de esta especie amenazada. El equipo técnico del Parque y el Servicio de Fauna y Flora se han encargado de coordinar y hacer posible las acciones de gestión y seguimientos de esta especie amenazada y protegida.

La investigadora Sandra Saura Mas durant una de les jornades de treball de camp al Cap de Creus amb la sèseli.
La investigadora Sandra Saura Mas durante una de les jornadas de trabajo de campo en el Cap de Creus con la Seseli.

Una planta prioritària

Seseli farrenyi está catalogada como especie protegida por varias leyes en el ámbito estatal, e incluida en el Catálogo de flora amenazada de Catalunya. Ha sido reconocida como una de las prioridades en conservación de flora en Catalunya. En el año 2010, la Comisión Asesora de Flora inició un proceso de coordinación técnica y científica con el objetivo de mejorar la conservación de esta especie. Fruto de esta coordinación, en el año 2016, el CREAF estableció los protocolos y la información necesaria para poder iniciar y ejecutar el plan de seguimiento de S. farrenyi durante como mínimo cinco años, que ha continuado hasta la actualidad debido al grave estado de conservación de la especie. Algunos ejemplos de estas actuaciones son la mejora del conocimiento sobre la biología de la especie, la conservación de semillas en bancos de semillas (ex situ), los ensayos para la creación de nuevas poblaciones a partir de las semillas conservadas, etc. En estas actuaciones, también han participado personal técnico y científico de la Universitat de Barcelona, el Jardí Botànic de Barcelona, el SIGMA, el Jardí Botànic Marimurtra de Blanes y el Institut Botànic de Barcelona.

La séseli del cap de Creus es una especie de planta en peligro crítico de extinción y la planta endémica más amenazada de Catalunya que crece exclusivamente en este espacio protegido

Seseli farrenyi es una hierba perenne de 6-30 cm de altura, glabra (sin pelos), glauca (de color azul verdoso), ramificada desde la base y con conjuntos de flores blancas y pequeñas en forma de umbela. Se encuentra principalmente en hábitats de acantilados con vegetación de las costas mediterráneas con Limonium spp. endémicos, un hábitat también catalogado en el ámbito europeo como hábitat natural de interés comunitario (HIC 1240, según la Directiva 92/43/CEE – 1992).

La séseli del Cap de Creus vive en zonas muy rocosas como los acantilados y ocupa hasta el más remoto agujero.

Garantir su supervivencia

El Cap de Creus, y toda la zona de Catalunya con influencia del mar Mediterráneo, se encuentran dentro del hotspot (o punto caliente) de biodiversidad de la cuenca mediterránea. La cuenca mediterránea es el segundo hotspot de biodiversidad más grande del mundo. Los hotspots o puntos calientes de biodiversidad de la Tierra se caracterizan por tener un elevado número de plantas endémicas y al mismo tiempo ser zonas muy amenazadas por factores humanos. El Parque Natural de Cap de Creus se caracteriza por tener un alto número de plantas singulares como Limonium geronense, Limonium tremolsii, Asplenium marinum o Cneorum tricoccon, entre otras. Las plantas son uno de los grupos más vulnerables al cambio global y, por este motivo, el estado de sus poblaciones es una de las principales preocupaciones de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Tras años de seguimiento de las mismas poblaciones, con el esfuerzo de nuevas prospecciones, se han podido encontrar nuevos lugares donde, hasta la actualidad, no habían sido descritas.

Tras años de seguimiento de las mismas poblaciones, con el esfuerzo de nuevas prospecciones, se han podido encontrar nuevos lugares donde, hasta la actualidad, no habían sido descritas.

En el cas concret de la sèseli del Cap de Creus, desde el año 1999 se había constatado una reducción poblacional que ha llegado a ser de un 90%. El hallazgo no mejora la situación de las poblaciones de la planta ya conocidas, pero implica un aumento del número total de plantas. Ahora, hay que seguir actuando de manera efectiva para garantizar la supervivencia de las poblaciones conocidas y salvarlas de las posibles amenazas que podrían hacer que la especie desapareciera. Y también hay que continuar las prospecciones y el seguimiento para profundizar y renovar el conocimiento sobre la distribución de esta planta. Este caso es un ejemplo de que el esfuerzo y los recursos para la prospección y el seguimiento de flora y fauna amenazadas es clave para la conservación.

Artículos relacionados