La procesionaria afecta severamente los bosques de Catalunya por tercer año consecutivo

La plataforma Alerta Forestal ya recoge casi 300 fotografías de bosques afectados por la procesionaria en nuestro país. Esto permite que los ecólogos del equipo puedan sacar las primeras conclusiones, entre ellas que de forma insólita la procesionaria ha afectado los bosques tres años seguidos. Las comarcas que recogen más puntos afectados en el mapa de Alerta Forestal son Osona, Solsonès y el Berguedà.

Imatge d'un bosc afectat per processionària presa des d'un dron. Autoria: Unitat Inforest (CREAF - CTFC).
Imagen de un bosque afectado por procesionaria tomada desde un dron. Autoría: Unitat Inforest (CREAF – CTFC).

La plataforma de ciencia ciudadana Alerta Forestalque coordina el CREAF con el impulso de la Fundación Bancaria ‘LaCaixa’, ya cuenta con más de 200 ciudadanos que vigilan nuestros bosques. Hacen fotos con móvil o dron de las masas forestales afectadas por procesionaria, vendavales, sequías o nevadas que ayudan al equipo científico del proyecto a conocer el estado de salud de los bosques de Catalunya y a predecir cómo cambiarán en un futuro con el cambio climático.

"Los árboles fuertemente afectados por la procesionaria varios años no tienen tiempo de recuperarse, se van debilitando y pueden acabar muriendo" según Jordi Vayreda.

Desde que se lanzó la iniciativa el mes de noviembre ya se han recibido 325 fotografías, de las cuales la mayor parte (282) corresponden a bosques afectados por la procesionaria. Y es que esta plaga se ha instalado en nuestros árboles por tercer año consecutivo. «Esto empieza a ser preocupante, ya que la procesionaria no suele afectar a los mismos pinares un año tras otro. En estas condiciones los árboles fuertemente afectados no tienen tiempo de recuperarse, se van debilitando y pueden acabar muriendo», explica el coordinador científico de Alerta Forestal en el CREAF, Jordi Vayreda.

La procesionaria es una mariposa (Thaumetopoea pityocampa) que se instala sobre los pinos en su fase de oruga, para comerse las hojas y completar sus cinco estadios larvarios. Sobre los pinos permanecen desde finales de verano hasta finales de invierno, refugiadas durante las noches frías en las características bolsas sedosas que ellas mismas fabrican. Ahora es el momento en que comienzan las conocidas filas o procesiones, que suelen coincidir con la Semana Santa.

Varias entidades catalanas también colaboran activamente en la Alerta Forestal, como son el Institut Català d’Ornitologia, el Centre de la Propietat Forestal, el Consorci Forestal de CatalunyaCatalonia Smart Drones, el Grup de Naturalistes d’OsonaLleida-Drone y otras en vías de contacto. La plataforma se engloba dentro del proyecto Bosques Sanos para una Sociedad Saludable que impulsa la Fundación Bancaria ‘LaCaixa’.

Artículos relacionados

Pájaro bañándose en una fuente (Fuente: Timothy Kindrachuk, Unsplash)
Conocimiento
Florencia Florido

¿Qué es un refugio climático?

Un refugio climático es una zona natural o urbana que ofrece unas condiciones ambientales benignas para protegerse de un contexto desfavorable. Las condiciones de cada refugio climático determinan si benefician más a una especie o a otra –incluida la humana– dependiendo de las necesidades de cada una.

Efectos de la sequía y la falta de agua. Albolote, Granada. Fuente: Pilar Flores.
Noticias
Veronica Couto Antelo

La sequía y la escasez de agua, sujetas a debate público

La ciencia del agua no es solo ecología e hidrología, también incluye geografía, sociología y filosofía. Profundizamos sobre la conexión entre sequías, escasez de agua y sociedad con Pilar Paneque, responsable del Observatorio Ciudadano de la Sequía y Annalies Broekman y Anabel Sànchez, expertas en agua del CREAF.

Encinar afectado por sequía en una vertiente entera en el Berguedà este verano de 2022. Autor: Pau Guzmán.
Conocimiento
Pau Guzmán

¿Por qué tenemos los bosques marrones si no estamos en otoño? Estrategias de los árboles para afrontar la sequía

Cataluña ha vivido el verano más cálido desde que se dispone de registros y durante junio y julio ha sufrido una excepcional sequía en algunas zonas del territorio. Seguidamente, muchos bosques de Osona, el Berguedà, la Garrotxa y el Ripollès han aparecido con las hojas de color marrón. ¿Están muertos por sequía estos árboles? ¿Se pueden recuperar? ¿O cómo podemos diferenciar si un árbol está marrón por sequía, por un ataque de insecto u hongo, o por la llegada del otoño?

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail