Life Terra, plantar un árbol por cada habitante de la UE con criterios científicos

Santi Sabater, investigador CREAF
Santi Sabater, investigador CREAF

El CREAF colabora en un proyecto internacional para plantar un árbol por cada habitante de Europa siguiendo metodologías y conocimientos científicos. El objetivo: mitigar los efectos del cambio climático y mejorar la salud medioambiental del planeta.

Plantació del projecte amb voluntaris
Plantació del projecte amb voluntaris

Plantar 500 millones de árboles en Europa para 2025 con criterios científicos y potenciar la educación medioambiental de la ciudadanía es el objetivo principal de Life Terra, un proyecto internacional en el que participa el CREAF a través de la Universitat de Barcelona. El propósito de esta iniciativa es mitigar los efectos del cambio climático con la participación de toda la sociedad.

Life Terra quiere involucrar a cerca de 50 millones de voluntarios en la plantación de árboles y concienciar hasta a 100 millones de personas mediante actividades y campañas de sensibilización para proteger el medio ambiente. El proyecto, que quiere potenciar la sostenibilidad y la economía verde en todo el continente europeo, está impulsado por Sven Kallen, creador de la Fundación Life Terra, y en él participan los expertos del CREAF Santi Sabaté,  Francesc Sabater, y Teresa Saura, los tres miembros del Departamento de Biología Evolutiva, Ecología y Ciencias Ambientales de la Facultad de Biología.

Plantaciones con criterios científicos

El equipo de la UB-CREAF, que colabora activamente en estas jornadas, participa en la revisión de los criterios y la realización de las plantaciones, así como en el asesoramiento científico al respecto. Es una tarea que implica conocer y analizar las características del hábitat natural y las especies más resilientes al medio —por ejemplo, especies rebrotadoras en caso de zonas sensibles a incendios— para lograr una restauración forestal más efectiva.

El equipo también supervisa la preparación previa del material vegetal de los viveros y de las posibles combinaciones de especies para distintas condiciones ambientales. Asimismo, impulsa la transferencia de conocimiento —elaboración del material científico, dosiers y protocolos, material docente para escuelas de primaria y secundaria— para todos los miembros y entidades que colaboran con el proyecto.

«No podemos olvidar la importancia de involucrar a toda la sociedad mediante la transferencia de conocimiento. Es importante que los ciudadanos hagan las cosas porque entienden los retos, no porque se lo decimos», puntualizan Santi Sabaté, Teresa Sauras y Francesc Sabater. «También tenemos interés por realizar el seguimiento científico de la acción para evaluar qué ha funcionado, qué no, y cómo corregir aquello que es mejorable. Es decir, para incorporar información e indicadores que nos ayuden a decidir mejor las estrategias para la repoblación forestal».

Plantació del projecte amb voluntaris
Plantación del proyecto con voluntarios

Cada árbol en su mejor hábitat natural

«El cambio climático y todas las derivadas que conlleva es una de las principales amenazas para la conservación de los ecosistemas forestales en todo el mundo», explica el profesor Santi Sabaté, investigador principal del proyecto en la UB y miembro del CREAF. «Por un lado, por el cambio de condiciones ambientales que genera —aumento de temperatura, cambios de pluviometría, etc.—, y por otro, por las perturbaciones relacionadas con esos cambios, que están incrementadas (incendios, sequías, tormentas o expansión de plagas).

Cada hectárea de bosque restaurado puede llegar a capturar unas doscientas toneladas de dióxido de carbono durante un período de cuarenta años. Con esta premisa, Life Terra ha impulsado la plantación de miles de árboles y arbustos en diferentes puntos de España y de todo el continente europeo. Cada árbol plantado es georrefenciado y monitorizado a largo plazo mediante una aplicación creada por Life Terra para supervisar el crecimiento y la evolución de cada espécimen.

Las jornadas para plantar árboles y arbustos están abiertas a la participación de toda la ciudadanía más implicada en la protección del medio ambiente. En Cataluña, los espacios naturales del Bruc y del delta del Llobregat han sido escenarios de jornadas de restauración forestal con la participación de voluntarios y expertos especialmente motivados con la convocatoria.

Santi Sabater, investigador CREAF
Santi Sabater, investigador CREAF

Restaurar la naturaleza con una ciudadanía más implicada

Además de implicar a la ciudadanía en la protección de la naturaleza y conectarla con ella, Life Terra también quiere inspirar a las futuras generaciones para actuar ante los desafíos del cambio climático mediante un programa interactivo en línea de educación ambiental. Asimismo, Life Terra impulsará acciones como la posibilidad de adoptar un árbol o participar en otras iniciativas individuales o colectivas para compensar emisiones de carbono y restaurar la salud ambiental del planeta.

La acción Life Terra suma esfuerzos con la estrategia europea y las políticas forestales para la conservación de la biodiversidad, los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y la nueva estrategia de crecimiento del Pacto Verde Europeo (European Green Deal). Este proyecto climático, que quiere contribuir a la captura y almacenamiento del carbono mediante las plantaciones de árboles, está cofinanciado con 7 millones de euros por el Programa LIFE, impulsado por la UE para apoyar los proyectos medioambientales.

En España, Life Terra tiene la participación de la entidad VolTerra, Land Life Company, la UB, Viveros Fuenteamarga y la Agencia EFE, que participa en el grupo de comunicación del consorcio mediante la plataforma de información medioambiental EFEverde de 360. En el ámbito internacional, también participan la Fundación Life Terra y las entidades Gynzy, BrightVives y Land Life Company (Países Bajos); Cybele y Asociación Naturaleza y Hombre (Portugal); EURACTIV y European Schoolnet (Bélgica); Comunicazione Europe (Alemania); Legambiente (Italia); IFER (República Checa) y CERTH (Grecia).

 

Artículos relacionados

Noticias
Veronica Couto Antelo

Cinco soluciones para restaurar la tierra

Los últimos resultados del IPCC presentan un futuro cada vez más árido para el Mediterráneo, con menos lluvia y olas de calor más frecuentes y

Arnaud Mesureur en Unsplash.
Noticias
Anna Ramon

Las olas de calor apagan el latido de los árboles centroeuropeos

Cierra los ojos y piensa en el ser vivo más sólido que conoces. ¿Has pensado en un árbol? Sólido, inmóvil e impasible al paso del tiempo. Nada más lejos de la realidad y es que los troncos de los árboles laten, se contraen de día cuando se vacían de agua y se dilatan de noche al llenarse por las raíces.