Conectar parques y jardines aumenta la diversidad de mariposas en la ciudad

La blanquita de la col (Pieris rapae), como este ejemplar observado en el parque de la Trinitat de Barcelona, es una de las mariposas más abundantes de la ciudad debido a su gran capacidad de movilidad y a su dieta generalista. Autor: Jordi Sánchez.
La blanquita de la col (Pieris rapae), como este ejemplar observado en el parque de la Trinitat de Barcelona, es una de las mariposas más abundantes de la ciudad debido a su gran capacidad de movilidad y a su dieta generalista. Autor: Jordi Sánchez.
La población actual de mariposas de Barcelona es homogénea y empobrecida, pero hay margen de mejora realizando una gestión del verde urbano que tenga en cuenta la conectividad entre parques. En la capital catalana, las especies de mariposas más escasas son las que tienen menos capacidad para viajar y las más exigentes en lo que respecta a la dieta. El estudio se ha realizado íntegramente analizando los datos de dos proyectos de ciencia ciudadana en Cataluña: el Observatorio ciudadano de mariposas urbanas uBMS y el Plan de seguimiento de ropalóceros de Cataluña CBMS. El uBMS hace un llamamiento a nuevos voluntarios para empezar la temporada de seguimiento en la ciudad de Barcelona este mes de marzo.

Así como las personas con movilidad reducida necesitan una ciudad sin barreras arquitectónicas que les facilite moverse de un sitio a otro, las mariposas también necesitan facilidades para llegar a una ciudad y viajar por dentro. Un estudio publicado en la revista Landscape Ecology y liderado por las investigadoras Clàudia Pla-Narbona, del Museo de Ciencias Naturales de Granollers, y Yolanda Melero, del CREAF, concluye que tener parques y jardines bien conectados, cercanos entre ellos en 1 km a la redonda y con poca densidad de edificaciones en medio, aumenta la diversidad de mariposas en la ciudad y el número de individuos de las especies más escasas.

Es necesario enfocar los esfuerzos de gestión del verde urbano en las especies de mariposas menos móviles y más especialistas

El estudio se ha realizado en la ciudad de Barcelona como laboratorio y demuestra que las zonas verdes de la ciudad que cumplen estas características tienen más especies de mariposas, incluidas las que tienen menor capacidad para dispersarse. En la investigación también ha participado personal investigador del Museo de Ciencias Naturales de Granollers (MCNG), Universidad Complutense de Madrid (UCM) y Universidad Autónoma de Madrid (UAM). El estudio recomienda enfocar los esfuerzos de gestión en función de las diferentes tipologías de mariposas, empezando por las ausentes y las más escasas. “Si se mejora la conectividad de las zonas verdes de la ciudad se permite que estas mariposas lleguen desde Collserola y puedan viajar por la ciudad, aumentando así la biodiversidad de mariposas. Luego hace falta mejor los hábitats de la ciudad”, explica Yolanda Melero, investigadora del CREAF.

Josep Peñuelas

«A medida que disminuye la movilidad de las especies y la generalización trófica, se diminuye la abundancia de individuos de cada especie dentro de la ciudad» YOLANDA MELERO, investigadora del CREAF.
Las reinas de la ciudad

El estudio ha agrupado las mariposas de Cataluña en cuatro tipologías funcionales según sus capacidades y requerimientos, y ha encontrado que en Barcelona faltan las especies de mariposas con menor capacidad de movilidad y las más exigentes en cuanto a la dieta, es decir, las que tienen orugas que se alimentan de sólo una o pocas especies de plantas. “Estas especies viven muy cerca, en la sierra de Collserola, pero Barcelona les supone una barrera ecológica impenetrable”, explica Claudia Pla-Narbona, técnica del Museo de Ciencias Naturales de Granollers. En contraste, las mariposas más abundadas de Barcelona, ​​las reinas de la ciudad, son todas aquellas especies que pueden viajar más y que se alimentan de muchas plantas diferentes (generalistas). «A medida que disminuye la movilidad de las especies y la generalización trófica, se diminuye la abundancia de individuos de cada especie dentro de la ciudad», aclara Yolanda Melero.

Mejor una comunidad más equilibrada

Con estos datos, la investigación pone de manifiesto que las 36 especies de mariposa presentes en Barcelona forman una comunidad homogénea y empobrecida, puesto que un tercio de las especies de la ciudad son muy abundantes, y los otros dos tercios tienen poblaciones escasas en individuos. “Si centramos los esfuerzos de gestión en los grupos de especies ausentes o poco abundantes, no sólo se aumentará el número total de especies, sino que tendremos una composición de la comunidad rica, diversa y equilibrada”, concluye Constantí Stefanescu, coautor del estudio, investigador asociado del CREAF e investigador del Museo de Ciencias Naturales de Granollers.

Persones voluntàries del projecte uBMS identificant una papallona. Autor: Xavi Redon.
Personas voluntarias del proyecto uBMS identificando una mariposa. Autor: Xavi Redon.
Llamamiento a voluntariado

El estudio se ha llevado a cabo gracias a los datos aportados por una treintena de personas voluntarias que participan en el Observatorio ciudadano de mariposas urbanas uBMS (Urban Butterfly Monitoring Scheme en inglés), un proyecto de ciencia ciudadana que desde 2018 realiza el seguimiento de las mariposas de Barcelona y Madrid, y desde 2021 también de Sabadell. Los datos que se han utilizado en el estudio son los recogidos en Barcelona en 2018 y 2019.

Este marzo comienza la temporada 2022 del uBMS y cualquier persona puede apuntarse

“En el uBMS encontramos de todo, desde adolescentes y jubilados sin conocimientos previos en el mundo de los lepidópteros hasta personas que son unas cracks de las mariposas, pero todas ellas salen cada quince días con entusiasmo, desde marzo hasta octubre, para identificar y contar las mariposas que ven en alguno de los 27 parques y jardines que pueden escoger, mientras realizan un transecto fijo de 300 m y un paseo libre por el parque”, dice Yolanda Melero, coordinadora del uBMS, para explicar cómo es participa. “¡Este marzo comienza la temporada 2022 y cualquier persona se puede apuntar!”, anima Yolanda. El proyecto está coordinado por el CREAF y cuenta con la colaboración del Museo de Ciencias Naturales de Granollers, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid, la asociación ADENC y Replantegem.

Los datos con los rasgos de cada especie para realizar los cuatro grupos funcionales de mariposas se han obtenido del Plan de seguimiento de ropalóceros de Cataluña CBMS (Catalan Butterfly Monitoring Scheme, en inglés), coordinado por el Museo de Ciencias Naturales de Granollers.

Artículo de referencia:

Pla-Narbona, C.; Stefanescu, C.; Pino, J.; Cabrero-Sañudo, F. J.; García-Barros, E.; Munguira, M. L. & Melero, Y. 2021. “Butterfly biodiversity in the city is driven by the interaction of the urban landscape and species traits: a call for contextualised management.” Landscape Ecology. https://doi.org/10.1007/s10980-021-01347-y

Artículos relacionados

El alumnado de los FenoCentros ha aportado casi 1.400 observaciones de plantas y animales al observatorio ciudadano RitmeNatura. Autor: Pau Guzmán
Noticias
Gerard Gaya

Nace la red de FenoCentros del observatorio ciudadano RitmeNatura con 18 escuelas e institutos

Más de 500 alumnos de la província de Barcelona han observado 1.350 cambios en el calendario natural de 289 especies diferentes de plantas y animales gracias al observatorio ciudadano RitmeNatura. Estos datos ciudadanos se combinarán con datos de satélites y permitirán crear FenoTwin, un mapa donde se verá en tiempo real cómo cambia la naturaleza a lo largo del año. Se presentará, junto a la primera generación de la red de FenoCentros, el 15 de junio.

Noticias
Veronica Couto Antelo

La oruga del boj vuelve a la acción

El proyecto de ciencia ciudadana Alerta Forestal activa su campaña de seguimiento de la oruga del boj. ¿Has visto zonas afectadas por esta invasora? ¡Envíanos

Vegetación dunar en la playa de Castelldefels en pleno estallido primaveral. Autor: Robert Ramos (AMB)Ramos (AMB)
Noticias
Pau Guzmán

Las playas metropolitanas actúan como una reserva inesperada de mariposas

El último informe del Observatorio Metropolitano de Mariposas mBMS, que coordinan el AMB, el CREAF y el IERMB mediante el Laboratorio Metropolitano de Ecología y Territorio de Barcelona (LET), obtiene una primera fotografía de la situación de las mariposas en las playas metropolitanas y pone de manifiesto que la vegetación dunar de estos espacios costeros puede actuar de reservorio de determinadas especies de mariposas.