Buscar

Arranca una expedición para cartografiar la biodiversidad invisible de los lagos pirenaicos

Lago de alta montaña en Andorra. Imagen: Galdric Mossoll
Lago de alta montaña en Andorra. Imagen: Galdric Mossoll

La región de los Pirineos está experimentando un índice de calentamiento superior a la media mundial, lo que la convierte en un observatorio crítico para los impactos del cambio climático. Un equipo científico de España, Andorra y Francia ha iniciado esfuerzos conjuntos para cartografiar la biodiversidad de los microorganismos que viven bajo la superficie de 300 lagos diferentes de los Pirineos. La iniciativa ayudará entender cómo las comunidades invisibles mantienen la salud de estos ecosistemas únicos y frágiles, ayudando a la región a preparar y adaptarse a los impactos a largo plazo del cambio climático.

Los Pirineos son una región muy vulnerable al aumento de las temperaturas. Están experimentando un calentamiento superior a la media mundial y eso acelera el deshielo de las nieves estacionales y permanentes.

Los Pirineos son únicos por su geografía, clima y biodiversidad. También es una región muy vulnerable al aumento de las temperaturas. Al igual que otras zonas montañosas, los Pirineos están experimentando un calentamiento superior a la media mundial. A medida que aumentan las temperaturas, la nieve y el hielo se derriten, exponiendo superficies terrestres y acuáticas más oscuras que absorben más radiación solar, lo que lleva a bucles de retroalimentación a nivel local que incrementan el calentamiento y el derretimiento de la nieve. Los lagos pirenaicos son especialmente sensibles a estos cambios medioambientales porque reciben una parte importante de su agua del deshielo de la nieve y de los glaciares, que están desapareciendo rápidamente en la región. Los lagos son reservorios naturales cruciales que almacenan y liberan gradualmente agua para los ecosistemas río abajo, incluyendo la agricultura y el consumo humano.

“Desde el CREAF llevamos estudiando los lagos de alta montaña desde hace años y ya tenemos cientos cartografiados en el Pirineo. Por este motivo, en el proyecto aportaremos esta experiencia y criterios para escoger los 300 lagos, organizar las salidas y aportar información sobre dónde coger la muestra, cuál es la geología de la cuenca, la medida del lago, la altitud, el pH o la biodiversidad de microorganismos, entre otros”.

MARISOL FELIP, investigadora de la Universidad de Barcelona, asociada al CREAF y miembro del equipo del proyecto.

Desde el CREAF, participan también Jordi Catalan, Maria Mayol y Arnald Marcer.

¿Qué nos dicen los microorganismos sobre el cambio climático?

Una vasta e invisible comunidad de microorganismos que viven bajo la superficie de estos lagos sustenta muchas especies de plantas y animales en toda la región. Las diminutas criaturas están adaptadas al frío extremo y a la alta exposición a los rayos UV. Descomponen la materia orgánica y hacen que los recursos estén disponibles para redes alimentarias enteras. También eliminan los contaminantes y mantienen segura el agua potable procedente de las fuentes río abajo.

«Los microorganismos son las formas de vida más abundantes y extendidas en la Tierra, abarcando una diversidad sin precedentes. A pesar de su papel crucial, desconocemos mucho sobre la vida microscópica, y los ecosistemas acuáticos en lagos remotos de gran altitud han sido particularmente poco estudiados. Queremos describir este mundo invisible con nuevas tecnologías de ADN para comprender cómo los cambios ambientales rápidos afectan a las comunidades microbianas a nivel global. Nuestros datos respaldarán un marco científico para futuros esfuerzos de conservación y decisiones políticas», explica la Dra. Hannah Benisty, investigadora del Centro de Regulación Genómica (CRG).

La Dra. Benisty es la coordinadora de PyriSentinel, un nuevo proyecto de tres años financiado por la Unión Europea y coordinado por el Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona que abordará la falta de conocimiento sobre estos microorganismos. El equipo científico, en la que también participan expertos del Centro de Investigación en Aplicaciones Ecológicas y Forestales (CREAF), Andorra Recerca + Innovació (ARI) y el Centre National de la Recherche Scientifique (SETE-CNRS), creará un ‘álbum de fotos familiar’ del mundo invisible de los lagos pirenaicos. El proyecto ha comenzado formalmente hoy en un acto en Ordino, Andorra.

El equipo científico contará con el apoyo de diferentes autoridades de parques nacionales y ciudadanos voluntarios para ayudar con sus esfuerzos. Juntos, los grupos viajarán y recogerán muestras de agua de más de 300 lagos pirenaicos remotos diferentes este verano, incluidos destinos de difícil acceso a gran altitud. Se dará prioridad a los lagos con registros de datos a largo plazo, así como a los sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como el valle del Madriu-Perafita-Claror.

Secuenciación de ADN

Se utilizarán dispositivos portátiles innovadores que pueden secuenciar el ADN recogido de muestras tanto en el laboratorio como directamente sobre el terreno. Los datos se depositarán en repositorios de datos disponibles públicamente a medida que se recopilen. Los organizadores del proyecto también desarrollarán un programa de capacitación para los actores locales y regionales de la comunidad, como los administradores de parques nacionales, para que puedan utilizar las herramientas para monitorear la diversidad de microorganismos a largo plazo.

La investigadora Hannah Benisty realitzant treballs preliminars d'estudi de llacs als Pirineus. Imatge: Andorra Recerca + Innovació
La investigadora Hannah Benisty realizando trabajos preliminares de estudio de lagos en los Pirineos. Imagen: Andorra Recerca + Innovació

«En esta colaboración transfronteriza, ARI y el CRG trabajan juntos de forma sinérgica para biomonitorizar y preservar el patrimonio compartido de la biosfera pirenaica. El enfoque innovador, que combina herramientas genéticas para la identificación de bioindicadores, subraya la necesidad de un seguimiento y una protección sólida en esta región que cambia rápidamente. El esfuerzo conjunto ejemplifica el poder de la cooperación científica en la salvaguarda de nuestros ecosistemas acuáticos», explica Vanesa Arroyo, gerente de Andorra Recerca + Innovació.

PyriSentinel se financia a través de una subvención de 1,6 millones de euros de POCTEFA 2021-2027, una iniciativa de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional asignados por la Unión Europea con el objetivo de fortalecer el desarrollo sostenible entre la región de los Pirineos en España, Andorra y Francia.

Artículos relacionados

Paisaje del Valle de Òdena después del incendio de 2015. Imagen: Galdric Mossoll
Noticias
Anna Ramon

¿Qué es la desertificación y cómo prevenirla?

¿Sabías que en Cataluña dos tercios del territorio son vulnerables a la desertificación? Concretamente las comarcas de la cuenca del Ebro y centrales de Tarragona y Lérida.

En Catalunya, el silvopastoreo se da sobre todo en bosques de coníferas, como son los pinares, y en espacios naturales protegidos; un 70% concretamente. Il·lustración: CC-By-NC 2024 CREAF - Alba Mas
Noticias
Veronica Couto Antelo

El 70% del silvopastoreo de Catalunya tiene lugar dentro de espacios protegidos 

El proyecto Silvodivers concluye que el silvopastoreo se da sobre todo en bosques de coníferas y el 70% en espacios naturales protegidos. Por otro lado, los rebaños catalanes suelen ser de un solo tipo de animal, practican el pasto dirigido y el animal más utilizado es la cabra.

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail