Buscar

Las termitas acelerarán el cambio climático, al expandirse por todo el mundo e incrementar su consumo de madera

Termita subterránea asiática (Coptotermes gestroi). Autor: Thomas Chouvenc
Termita subterránea asiática (Coptotermes gestroi). Autor: Thomas Chouvenc

Un mundo más cálido favorecerá las termitas, las ayudará a expandirse  y a ser más activas en su consumo de madera. Esto incrementará aún más el calentamiento global porque se acelerará la descomposición de la madera muerta y se multiplicarán las emisiones de metano y CO2. Así lo señala una investigación internacional con participación del Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña (CTFC), la Universidad de Lleida (UdL), el CREAF, el CSIC, Agrotecnio y la Universidad de Alcalá, que acaba de publicar la prestigiosa revista Science. El estudio, liderado por Amy Zanne de la Universidad de Miami (Estados Unidos), reúne a un centenar de investigadoras e investigadores de 22 países de todo el mundo.

Actualmente, las termitas tienen el potencial de colonizar un tercio de la superficie terrestre. Las actuales estimaciones de calentamiento global hacen prever que las termitas se expandan por el mundo de los 39 millones de km2 que existen ahora hasta los 45 millones de km2. “Con estimaciones moderadas de calentamiento climático, a mediados de siglo podemos prever su expansión en las regiones subtropicales (fenómeno conocido como tropicalización), lo que representaría un aumento del 14% de la superficie con una alta actividad de termitas a nivel mundial  alcanzando los 45 millones de km2”, destaca el catedrático contratado de la UdL e investigador de la unidad mixta CTFC-Agrotecnio, José Antonio Bonet.

Por cada aumento de temperatura de 10 ° C, las termitas incrementan 6,8 veces la descomposición de madera

El equipo ha podido comprobar que, por cada aumento de temperatura de 10 ° C, las termitas incrementan 6,8 veces la descomposición de madera. Este hecho tiene consecuencias importantes para el ciclo de carbono. Estos insectos son aún más sensibles a los cambios de temperatura que los microbios y los hongos descomponedores, otros implicados en la eliminación de madera muerta. “Las emisiones de carbono de las termitas durante la descomposición de la madera son 3 veces mayores a las de los microbios, algo que no tienen en cuenta los modelos climáticos actuales basados ​​únicamente en los microbios”, explica el profesor de la UdL y coordinador de la unidad mixta CTFC-Agrotecnio, Víctor Resco de Dios. En la misma línea, el profesor Josep Peñuelas del CREAF-CSIC apunta que “con la subida de las temperaturas, las termitas son tan sensibles que comen mucho más y liberan más carbono de la madera en forma de metano y dióxido de carbono, que son dos de los mayores gases de efecto invernadero en este proceso, así pues, el impacto de las termitas en el planeta podría ser enorme”.

La madera muerta, almacén de carbono

Los bosques contienen aproximadamente 676.000 millones de toneladas de biomasa y la madera muerta es un gran almacén de carbono a nivel global. Los científicos aseguran que la sensibilidad de las termitas y los hongos a la temperatura y las precipitaciones jugará un papel clave en la determinación del equilibrio de carbono de los ecosistemas terrestres, es decir, si se almacena o se pierde a medida que se calienta el planeta.

Las investigadoras y los investigadores han realizado el primer análisis a escala mundial sobre la capacidad de respuesta de las termitas que se alimentan de madera y los hongos descomponedores a los cambios en las condiciones climáticas, replicando un mismo experimento en 133 lugares de 6 continentes. En el caso de los investigadores leridanos, la prueba se ha realizado en los municipios de Tuixent y Ars (Alt Urgell) y en Poblet (Conca de Barberà) y en el caso de los investigadores del CREAF-CSIC en Prades, Garraf, Montseny y Meranges.

MÁS INFORMACIÓN:

Article Temperature sensitivity of termites determines global wood decay rates

Texto: Premsa UdL / CREAF / CTFC

Artículos relacionados

La ciencia remarca que la naturaleza es una aliada clave contra el cambio climático. De izquierda a derecha, una libélula, un roble y una orquídea. Imágenes: Galdric Mossoll
Noticias
Adriana Clivillé

Biodiversidad y crisis climática, un tándem inseparable

En el Día Internacional de la Biodiversidad promovido por la Convention on Biological Diversity queremos poner énfasis en su íntima vinculación con el cambio climático, del que prácticamente se convierte en la otra cara de la moneda.

Bosque afectado por la sequía en las montañas de Prades. Imagen: Galdric Mossoll
Noticias
Anna Ramon

Récord histórico de bosques afectados por sequía durante 2023

La campaña de 2023 presenta, de lejos, el récord de bosques afectados por sequía en Cataluña registrados desde que se inició el Deboscat, en 2012. Este 2023 ha registrado 66.482 hectáreas de bosques afectados por la falta de agua.

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail