Cómo mejorar el suministro de agua potable en la UE gracias al seguimiento de los lagos

Lago Pien-Saimaa_Copernicus Finlandia
Lago Pien-Saimaa_Copernicus Finlandia

Controlar el alcance de los efluentes de los lagos proporciona información valiosa sobre el riesgo de contaminación y, al mismo tiempo, contribuye a mejorar la producción de agua potable y preservar la sostenibilidad ambiental. Este es el objetivo del proyecto europeo WQeMS.

Cómo mejorar el suministro de agua potable en la UE gracias al seguimiento de los lagos
Controlar el alcance de los afluentes de los lagos aporta información valiosa sobre el riesgo de contaminación, mejora la producción de agua potable y preserva la sostenibilidad ambiental. Imagen: Lago Pien-Saimaa, en el sur de Finlandia. Imagen: vía satélite Sentinel 2, en color real, procedente de Copernicus.

La iniciativa busca mejorar el suministro de agua potable a todos los estados miembros de la Unión Europea, haciendo seguimiento de la calidad del agua de los lagos mediante herramientas de observación de la tierra. Por parte del CREAF intervienen el investigador Joan Masó y la investigadora Ivette Serral, miembros del grupo de investigación Grumets, tomando parte activa en documentar la calidad y la incertidumbre de los datos y en integrar la respuesta geoespacial de los usuarios. El proyecto explota los datos de satélite Sentinel (perteneciente a Copernicus, el programa de observación de la tierra de la Unión Europea y la Agencia Espacial Europea), que proporciona una elevada precisión a partir de una supervisión multi temporal y de alta resolución espacial. El beneficio directo de esta iniciativa para las personas es disponer de información fiable sobre la calidad del agua que bebemos. Asimismo, se reduce la huella medioambiental gracias a un proceso de producción basado en la precisión de los datos.

El proyecto aborda fenómenos de evolución lenta, como la liberación geogénica o antropogénica de elementos potencialmente contaminantes para los embalses de agua dulce. Asimismo, estudia la detección de cambios estacionales y anuales de la vegetación acuática sumergida en aguas poco profundas, un indicador de calidad de alto valor.

Reservas de agua en Europa

El área piloto griega es el embalse de Polyphytos ubicado en el norte de Grecia. Tiene una superficie de 75 Km2, un área de drenaje de 5630 Km2 y fue creada en 1975 tras la construcción de una presa en el río Aliakmon cerca de la aldea de Polyphytos, Macedonia Occidental, Norte de Grecia.

Las zonas piloto alemanas son los embalses de agua potable de Sajonia, en particular los de Saidenbach, Carlsfeld y Eibenstock. La zona piloto española se encuentra en los embalses de Ojós y aguas abajo, explotados para proporcionar agua superficial al abastecimiento de la región murciametropolitana. La Contraparada, que abastece a cerca del 33% de la ciudad de Murcia (445.086 habitantes) y Los Guillermos, que abastece a la ciudad de Alcantarilla (41.155 habitantes), están conectados a este sistema.

El lago Pien-Saimaa, que forma parte del lago Saimaa en el sureste de Finlandia, es un lago de tamaño medio con una superficie de unos 120 km2, un volumen de agua de 0,57 km3 y una profundidad media de 4,7 m. El lago Pien-Saimaa está fragmentado e incluye varias islas. Está situado en la divisoria de aguas y tiene una pequeña zona de captación de 260 Km2.

Coordina el proyecto el Centre for Research & Technology Hellas (Grècia) e intervenimos los centros de investigación y organizaciones CREAF, CETAQUA, EMUASA e HIDROGEA (los cuatro representantes de España), EOMAP (Alemania), AAWA, SERVCO y ENG (los tres de Italia), EYATH (Grecia), SYKE (Finlandia) y PHOEBE (Chipre).

Newsbeast

Artículos relacionados

Noticias
Angela Justamante

El CREAF se adhiere a la European Open Science Cloud, EOSC

La recientemente constituida asociación ‘Nube Europea de Ciencia Abierta’ (European Open Science Cloud, EOSC, en sus siglas en inglés) incorpora al CREAF entre sus miembros, además de otros