Buscar

Hacer camino hacia la sostenibilidad corporativa, un nuevo horizonte entre EADA y el CREAF

Edificio EADA. Imagen de EADA.
Edificio EADA. Imagen de EADA.

Unas veinte empresas estatales y multinacionales contribuyen al calentamiento global con el 35% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono y metano. Esta afirmación nos la advertía el famoso The Guardian y también es una realidad que salpica nuestro territorio. Ahora toca tomar partido y comprometerse a mejorar estos datos. Por eso, EADA Business School ha unido fuerzas con el CREAF para impulsar y ofrecer alternativas innovadoras para revertirlo desde la academia. EADA busca impulsar e introducir estas alternativas formando los actuales y futuros líderes empresariales y afrontando los retos socioambientales que nos rodean. Estos retos hacen que quienes se desenvuelven en el mundo empresarial integren conocimientos y una visión aplicada sobre los ecosistemas con los que sus empresas interactúan y de los que dependen para cuidarlos, regenerarlos y así poder prosperar conjuntamente. El CREAF, como experto en la investigación aplicada en esta materia, acompañará a EADA en este camino de introducir la dimensión de los ecosistemas naturales en sus programas. 

La colaboración entre EADA y el CREAF está ligada, sobretodo, al Hub de sostenibilidad de la escuela de negocios, creado de forma transversal por profesorado y directivos que vieron necesario exponer aspectos que podrían mejorar la formación para una sociedad más sostenible. En esta línea, el CREAF aportará su experiencia y rigor científico sobre tres aspectos capitales: la enseñanza, el impacto y la investigación. 

“Es un momento perfecto para el acuerdo porque las empresas quieren conocer su impacto ambiental y EADA puede ayudar a transferir el conocimiento del CREAF para hacerlo».

ENRIQUE DOBLAS, responsable de transferencia.

En cuanto a la educación, el CREAF ofrecerá diversas clases formativas a los alumnos de EADA (futuras personas empresarias) relacionadas con sostenibilidad ambiental, como el funcionamiento de los ecosistemas y los indicadores para evaluarlos, la sequía, etc. 

Otro tema que interesa especialmente a EADA es la manera de medir el impacto. En el CREAF hay una oficina de impacto que se dedica a comprender de qué manera nuestra investigación sirve para mejorar la acción política, la conciencia social y la gestión del territorio, y busca cómo hacerlo aún con más fuerza y alcance. Juntos, intercambiarán experiencias que los nutran y ayuden a catalizar su tarea de manera relevante y útil para adaptar nuestro mundo a los desafíos globales que más nos preocupan, con un enfoque en regenerar lo que ya hemos degradado. 

Por último, y en cuanto a la investigación, trabajarán para buscar proyectos comunes, ya sean europeos o nacionales, que les permitan trabajar en los indicadores de impacto, tanto en el ámbito de la investigación como en el de la empresa. 

“El esfuerzo concertado entre CREAF y EADA podrá impulsar mayor armonía entre las actividades empresariales y los ecosistemas en que están encajadas.».

DESIRÉE KNOPPEN, directora del Hub de sostenibilitat de EADA.

Tanto Desirée Knoppen, directora del Hub de sostenibilidad de EADA, como Enrique Doblas, responsable de transferencia del CREAF, coinciden en la oportunidad de la cooperación orientada a la sostenibilidad entre ambas organizaciones. 

Artículos relacionados

Cabana a las montañas de Asturias. Imatge: Paco Lloret
Noticias
Francisco Lloret

Ecología y despoblamiento rural

La despoblación del mundo rural se ha ganado un lugar en la agenda política y social. El gobierno de España y CCAA tienen programas para revertirla o al menos mitigarla. Incluso la Unión Europea elabora estrategias y planes de acción. Existen bastantes razones para ello.

Finca Planeses en La Garrotxa (Catalunya), donde se implementa el modelo de agricultura y ganadería regenerativa. Autoría: Galdric Mossoll.
Noticias
Angela Justamante

El uso extensivo del territorio es la mejor estrategia para revertir la despoblación rural y proteger la naturaleza

España, según datos del INAP, ha perdido 5,3 millones de habitantes entre 1960 y 2021. Ante este escenario, uno de los grandes objetivos de la política actual ha sido revertir esta situación. Aun así, en un momento de crisis de biodiversidad, hacer volver a la gente al entorno rural se puede percibir como una amenaza para la conservación de la naturaleza.

Hemos cambiado la versión de Wordpress. Si prefieres leer esta noticia en inglés o catalán del 2020 al 2012, ve a la portada del blog, cambia el idioma con el selector del menú superior y busca la noticia en la barra de la lupa.

Date de alta en el Newsletter para recibir todas las novedades del CREAF en tu mail